www.madridiario.es
Granados denuncia a las fiscales de la 'Púnica' por cohecho pasivo y prevaricación
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Granados denuncia a las fiscales de la 'Púnica' por cohecho pasivo y prevaricación

viernes 04 de septiembre de 2020, 17:26h

La defensa del exsecretario general del PP madrileño, Francisco Granados, ha denunciado ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a las dos fiscales anticorrupción que instruyen la macro causa 'Púnica', a las que acusa de cohecho pasivo, omisión del deber de perseguir delitos y prevaricación.

En el escrito de denuncia, la defensa de Granados y del exagente de la Guardia Civil José Luis Caro Vinagre, condenado por el caso del chivatazo en la trama 'Púnica', sostiene que las fiscales dejaron de lado la acusación contra el empresario David Marjaliza, la secretaria Ana María Ramírez y el socio de éste Eduardo de la Peña, porque llegaron a un pacto con ellos por medio del cual declararían en el juicio oral de la primera pieza de 'Púnica' contra Granados a cambio de no ser acusados.

"Los miembros de Fiscalía Anticorrupción ahora denunciados, les libraron del mismo como consecuencia del no ejercicio de acusación contra ellos, todo a cambio de su compromiso de declarar en perjuicio de mi representado a fin de obtener una sentencia condenatoria del mismo", indica en el escrito. E insiste en que el Ministerio Fiscal garantizó la declaración de estos tres contra Granados decidiendo que lo hicieran en calidad de testigos, lo que les dio "la plena indemnidad que no tendrían frente a un posible pronunciamiento condenatorio de haber declarado como acusados en el acto".

Para el abogado del que fuera mano derecha de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, es obvio que los tres testigos gozaron de "privilegios y beneficios no amparados en norma penal o procesal" y que las fiscales del caso se los otorgaron "con la finalidad de incriminar a toda costa" a sus patrocinados.

La Audiencia Nacional condenó a dos años de cárcel al exconsejero madrileño y al guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino, y a un año y 6 meses al agente en excedencia José Luis Caro Vinagre por el 'chivatazo' que el primero dio al político de que se le estaba investigando al entender que esta revelación produjo "un intenso" daño a la investigación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios