www.madridiario.es
Alumnos del Colegio Areteia practicando el deporte inclusivo Foothand
Ampliar
Alumnos del Colegio Areteia practicando el deporte inclusivo Foothand (Foto: Colegio Areteia)

Foothand: fútbol accesible e inclusión en silla de ruedas

Foothand: así es el fútbol inclusivo

viernes 15 de noviembre de 2019, 08:00h

¿Se imagina un deporte en el que puedan jugar tanto personas con discapacidad como las que no? Raúl San Miguel, un cántabro que jugaba en el equipo de baloncesto en silla de ruedas ha impulsado una nueva actividad física que puede convertirse en “la asignatura de la inclusión”. El proyecto Foothand, apoyado por Federación Española del Deporte, se ha probado en algunos colegios de Madrid, como el Colegio Areteia, con la intención de crear un modelo de referencia en la sensibilización de los niños sobre las discapacidades en el deporte.

San Miguel comenzó este proyecto hace ya casi diez años, cuando dentro del equipo de baloncesto en silla de ruedas en el que jugaba en Cantabria detectó que muchos de sus compañeros jugaban ahí porque no podían dedicarse a otro deporte, o ya no podían practicar su favorito, el fútbol. Es entonces cuando surge la idea, y le propone a su hermano, que se dedica a la carpintería, que construya un pie de madera con el agarradero de una pala de albañil. Diseña diez moldes de pies distintos y se los llevan al equipo: “Se quedaron alucinados, querían jugar con esto en lugar del baloncesto” asegura.

A partir de aquí el cántabro registra su invento en la Oficina de Patentes y Marcas y comienza a desarrollar el proyecto. “Esto lleva un proceso de investigación brutal, no ha nacido porque sí” revela su creador. No solo tuvo que buscar en Zaragoza la empresa que le concedió los primeros modelos de pies, sino que además tuvo que reconfigurar el diseño de la silla de ruedas. La fábrica Orthos XXI, empresa portuguesa, es la encargada de fabricar estas sillas exclusivas cuya función consiste en facilitar la conducción del balón y ofrecer la posibilidad de hacer contraataques o regates. “Una media luna donde se aloja el balón pero no queda retenido, entonces puedes llevarlo un poco encerrado”, explica San Miguel. Y por supuesto no podía faltar el reglamento: "Estamos hablando de un futuro deporte paralímpico”.

Con todos los requisitos para poder jugar, junto a dos compañeros del antiguo equipo de baloncesto, deciden crear Fundación de Accesibilidad Universal, con la intención de internacionalizar este deporte y poner en marcha escuelas y ligas de Foothand.

A través de la Asociación de la Prensa Deportiva de la Comunidad de Madrid, este nuevo deporte inclusivo -apadrinado por el exseleccionador nacional Vicente del Bosque- consiguió darse a conocer. Además, contaron con la participación de la Fundación Juanito Maravilla, dedicada a la integración en la sociedad de jóvenes -a través del deporte y la cultura- con distintos tipos de discapacidad. También el Langui pondrá su granito de arena en la federación para desarrollar este deporte tanto a nivel nacional como mundial.

Nuevos títulos de formación

A parte de dar visibilidad a la Fundación, este acuerdo con la federación facilita también la posibilidad de ofrecer cursos de formación para monitores de Foothand, dentro de la CESI. “Y la fundación los va a contratar”, apunta el cántabro, que afirma que no solo se dará trabajo a nuevos monitores sino también a psicólogos y fisioterapéutas: “Estamos hablando de rehabilitación en muchos casos, más que se deporte” indica.

Además, la federación realiza unas pruebas físicas para otorgar el título de entrenador, pero en el caso de este deporte no será así: “Puede presentarse alguien con muletas,Síndrome de Down, silla de ruedas…”

El siguiente paso para San Miguel se centrará en introducir el Foothand en las escuelas: "Puede jugar todo el mundo, con o sin discapacidad". Y para ello, ya ha tomado contacto con el área educativa del sur de Madrid. Se han interesado por este deporte colegios de Alcorcón, Leganés, Getafe, San Martín de la Vega y Parla, entre otros.

El Areteia con el Foothand

Las jornadas más recientes han sido las realizadas este mes de noviembre en el centro educativo Areteia. Un centro privado en Alcobendas que este próximo año cumplirá 40 años como un colegio de educación normalizada especializado en la atención a la diversidad. Luis García Carretero, director y organizador de estas actividades asegura que se trata de un proyecto "orientado a atender la diversidad asumiendo que los niños son diferentes y que hay distintos ritmos de aprendizaje”. Esto implica que no solo se trabaje con niños que sufran discapacidad de cualquier tipo, también con niños con trastornos de TDH, dislexia, Síndrome de Asperger o incluso niños adoptados, que conforman el 26 por ciento del centro, ya que han tenido una primera etapa de la vida muy diferente.

Las sesiones por las que han pasado todos los alumnos del centro -de 50 minutos-comenzaron con una pequeña charla sobre la discapacidad física. El material que ha proporcionado Raúl San Miguel se quedará -un tiempo- en el colegio para que puedan utilizarlo: "Es ponerle a los niños el caramelo en la boca”. La intención del creador de este deporte inclusivo es conseguir el interés de los responsables educativos y familias para que pueda convertirse en una actividad extraescolar.

El primer paso se enfocará a las escuelas deportivas inclusivas y después se creará una “pequeña liga entre centros”, que no sea oficial. Unas ideas que tan solo es cuestión de tiempo que salgan adelante en Madrid. Tras alcanzarse el objetivo en la capital, el horizonte del proyecto irá mucho más allá: la idea es proyectar la iniciativa en Andalucía, Valencia, Castilla la Mancha o Cataluña. Y solo entonces, cuando el Foothand esté instaurado, llegará el momento esperado: "Crear la liga de fútbol en silla de ruedas".

Un deporte adaptado a las necesidades de todos

La idea que baraja su fundador es la creación de prótesis o de diferentes modelos de sillas que atiendan a las necesidades de cualquier persona. Recuerda el caso de una compañera cuyo brazo, amputado a la altura del codo, necesitaría la implantación de una articulación ortopédica que le permita disfrutar del deporte. En este sentido, San Miguel ha firmado un convenio con la Asociación Nacional de Amputados de España (ANDADE).

Proyectos e iniciativas que sin patRocinadores resultan complicadas de poner en marcha: “ Lo que necesitamos ahora es una marca muy grande que esté al lado de la idea",asegura. Otra de las colaboraciones corre a cargo de la Fundación Ramón Grosso, con quien van a diseñar un plan de cooperación y desarrollo en los países africanos: “Estamos intentando conseguir sillas, porque allí hay 400 niños amputados por las minas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.