www.madridiario.es
Especialistas en la gestión de Herencias, sucesiones, y problemas hereditarios

Especialistas en la gestión de Herencias, sucesiones, y problemas hereditarios

Por MDO
jueves 16 de diciembre de 2021, 13:11h

Cuando un familiar muere se producen, a nivel legal, una serie de condicionantes que hay que solucionar en el menor tiempo posible y de la manera más rentable. Al fallecimiento del ser querido, que anímicamente supone un mazazo para la familia y los seres queridos, hay que añadirle todos los papeleos y gestiones que hay que realizar a nivel legal para establecer y determinar, entre otras cosas, los derechos sucesorios que corresponden a cada cual.

La muerte de un progenitor o de una persona con la que se tenga algún vínculo de parentesco implica que se dé lugar a una herencia, así como el derecho a la adjudicación de determinados bienes, ya sean inmuebles, dinero en metálico de cuentas corrientes o planes de pensiones, terrenos urbanos o rústicos, vehículos, así como deudas vigentes del finado o embargos al mismo.

Obviamente en los casos en los que lo que se hereda son deudas o embargos, lo normal es renunciar a la herencia, pero para ello es necesario el asesoramiento de expertos en este tipo de cuestiones. Por ello, para la gestión de herencias en Móstoles sucesiones y donaciones problemas hereditarios somos expertos en orientar a los clientes para que los resultados de sus gestiones sean lo más beneficiosas posibles y se pueda hacer uso de una herencia en cuanto se pueda.

Gestoría Jurídica en Móstoles, Madrid

Info Gest Sur es una gestoría y asesoría en la ciudad madrileña de Móstoles que se encarga de asesorar legalmente y de manera íntegra tanto a empresas como a particulares. Son especialistas en la orientación y gestión a particulares de casos de herencias y donaciones, así como en gestionar sucesiones y distintos tipos de problemas hereditarios que pueden surgir cuando un familiar fallece y, por ejemplo, no ha dejado testamento, o la herencia que aparece son realmente deudas o embargos. En estos casos los herederos pueden encontrarse con un auténtico calvario por ignorar las consecuencias legales de aceptar lo que sería una herencia envenenada. Por ello, siempre que se notifique que se es sucesor o heredero, es importante optar por contratar los servicios de expertos en el sector que se ocupen de todo el proceso, desde la documentación que hay que presentar en la Notaría o en el Registro, hasta el desbloqueo de las cuentas bancarias de la persona que ha muerto.

En suma, es importante disponer de una asesoría jurídica como Info Gest Sur que aporte capacidad de respuesta inmediata, asistencia personalizada, confidencialidad y confianza con los clientes, así como una gestión eficaz a través de medios digitales de toda la documentación necesaria, para ahorrar tiempo y dinero de los clientes. Porque en ese sentido hay que destacar que este tipo de procesos pueden alargarse en el tiempo y llegar a ser muy perjudiciales para el bolsillo de los clientes. Por ello es importante disponer de una asesoría jurídica que sea responsable, que se comprometa con sus clientes y que ofrezca precios económicos y justos.

Gestión integral de Testamentos y Donaciones

Hay que insistir en lo engorroso de un proceso hereditario. A la muerte de un ser querido, que normalmente (y por lógica natural) suelen ser los progenitores, hay que realizar una serie de gestiones en primera instancia para poner en marcha lo que viene siendo la apertura de testamento en el caso de que lo hubiera. Y si no lo hubiese, se procedería a realizar el proceso hereditario según estipule la Ley.

Para comenzar hay que solicitar en el Registro Civil el certificado de defunción del familiar, y paralelamente requerir al Ministerio de Justicia los certificados tanto de últimas voluntades (si lo hubiera), como los contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, también si los hubiera. Tras la petición de estos documentos se procede a tramitar el Acta de Declaración de Herederos y se realiza un cuaderno particional para adjudicar la masa hereditaria.

Una vez que se reparten los bienes inventariados es cuando hay que proceder a la autoliquidación del Impuesto de Sucesiones, que dependerá de cada Comunidad Autónoma. Las fechas de pago y las prórrogas que se pueden pedir pueden ser de seis meses en el primer caso y de otros seis meses en el segundo. Es decir, un total de 12 meses máximo para la autoliquidación.

Si entre los bienes heredados se encontrase un inmueble, entonces habrá que pagar la plusvalía municipal al Ayuntamiento donde se ubique dicho inmueble. Este es el llamado impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, y se tienen 6 meses para abonarlo desde el fallecimiento del titular.

Todos estos procedimientos requieren también de los cambios de titularidad sobre los inmuebles en el Registro de la Propiedad, así como en el consistorio, para que en ambas administraciones procedan a cambiar la titularidad a la hora de exigir los impuestos del bien inmueble heredado

Herencias, ponerse siempre en manos de expertos

Sobre el papel puede, incluso, parecer sencillo todo lo que se está explicando, pero a la hora de trasladar la teoría a la práctica, es decir, a la realidad de los herederos y de las circunstancias propias de cada cual, lo cierto es que no es tan sencillo ni rápido como pueda parecer. Por ello, es imprescindible contar con los servicios de una gestoría integral como Info Gest Sur en Móstoles para que toda la documentación y todas las gestiones se realicen en tiempo y forma, sin retrasos y sin errores que pueden costar mucho dinero y quebraderos de cabeza a los herederos.

Igualmente, hay que tener en cuenta que en muchos casos no hay testamento dictado por parte del fallecido, por lo que el reparto de la herencia puede llegar a ser tedioso y complicado entre las partes a heredar. Siempre, es preferible disponer del consejo y la orientación de expertos para que el proceso sucesorio sea lo más adecuado posible, lo más económico para todas las partes y que no suponga, a la larga problemas que acaben afectando a las relaciones entre la propia familia.