www.madridiario.es
Consejos para el cuidador de una persona dependiente, como sobrellevar la situación

Consejos para el cuidador de una persona dependiente, como sobrellevar la situación

Por MDO
martes 27 de julio de 2021, 12:25h

Cuidar de una persona dependiente es una tarea ardua y compleja. La calidad de vida del cuidador se ve afectada a corto plazo, debido a la sobrecarga física y emocional a la que se ve sometido. Sin embargo, siempre hay medidas que se pueden tomar para aliviar la situación y que todo fluya en beneficio de todos.

Por lo general, un cuidador no profesional es un familiar cercano que tiene un lazo de afecto con el dependiente. En muchas ocasiones lo atiende en asuntos como: alimentación, aseo, seguridad y similares.

¿El cuidador necesita cuidados?

Una persona dependiente debe tener un cuidador que se responsabilice y tome decisiones acerca de las atenciones que necesita. Es muy frecuente que este cuidador se convierta en alguien vulnerable. Esto se debe a muchos factores, pero el principal es que hay una tendencia a darle prioridad solo al dependiente y pensar que el cuidador no necesita nada.

En el portal www.elrincondelcuidador.es hay material de apoyo para los cuidadores, información, guías, artículos de interés y sobre todo el apoyo de la comunidad. Destaca la sección “Imprescindibles”, que busca cambiar el enfoque de esta actividad.

Estudios han determinado que los cuidadores sufren estrés, ansiedad, problemas físicos, trastornos del sueño y muchas otras condiciones que pueden afectar su salud y bienestar.

Muchas veces, la atención para un dependiente se prolonga por un largo período, en algunas ocasiones por años, esto puede ser muy perjudicial para el cuidador, que puede ver agravada su situación a través del tiempo.

¿Qué hacer para ayudar al cuidador?

Lo ideal es que se conforme un equipo de cuidados para el dependiente. Aun cuando una sola persona tenga la responsabilidad principal, debe haber varias ayudando y dando soporte. Se pueden establecer horarios o dividir los cuidados por tareas.

El cuidador debe tener atención médica, es muy importante que se vigile de cerca su salud, ya que es uno de los aspectos en los que hay una mayor vulnerabilidad.

La terapia psicológica es muy aconsejable. Un psicólogo está en la capacidad de brindar herramientas que ayuden a manejar la situación, bajar el estrés y controlar la ansiedad.

El cuidador debe tomar vacaciones. Si el cuidado se prolonga por más de 6 meses, se debe planificar una semana por lo menos, lejos de las responsabilidades del cuidado.

Si el dependiente tiene dificultades motoras o si de alguna manera el cuidado requiere un gran esfuerzo físico, entonces el cuidador debe tener protección ergonómica. Por ejemplo, la cama del dependiente debe estar a una altura apropiada.

El ejercicio físico es muy importante, esto ayuda a mantener el ánimo en alto, contribuye con la buena salud y disminuye el estrés. Mínimo una caminata diaria de 15 minutos o una clase de yoga 3 veces a la semana, para mantenerse activo.

La alimentación del cuidador debe ser cuidada con atención, ya que debe tener energía suficiente para sus actividades y además, mantener su buena salud. Es importante respetar los horarios de las comidas, la calidad y cantidad de las mismas, para que su nutrición sea óptima.

Unirse a un grupo de apoyo para cuidadores es una muy buena idea, esto puede ser muy importante para su salud mental y emocional.

Consejos para el cuidador

  • Acepta y pide ayuda. Esto debe ser un enfoque permanente, muchas veces cuando el paciente es un ser querido muy cercano, como el cónyuge o el hijo, se tiende a no permitir a más nadie en las actividades de cuidado, esto no es conveniente.
  • Delega las tareas domésticas. Muchas veces el cuidador no solo atiende al paciente, sino que también cocina, lava y limpia. Es importante contar con ayuda en todas estas áreas.
  • Organiza el tiempo. Se deben establecer horarios y planificar las tareas de manera que se haga todo con eficiencia. Las tareas bien organizadas se hacen más rápido y con menor esfuerzo.
  • Busca conocimientos. Es importante saber todo lo que se pueda de la condición o patología del dependiente, aprender cómo tratarlo y la manera en que se deben manejar ciertas situaciones.

Lo más importante es que el cuidado del paciente no se convierta en un factor negativo en la vida del cuidador, y se culmine la labor de la mejor manera posible.