www.madridiario.es
IMDEA Materiales, uno de los actores implicados
Ampliar
IMDEA Materiales, uno de los actores implicados (Foto: Comunidad de Madrid)

Cuatro ‘clúster’ de innovación para atraer talento y fondos europeos a la región

Por MDO
jueves 08 de diciembre de 2022, 09:13h

Bajo el paradigma de la colaboración público-privada que impera en la Comunidad de Madrid, la Consejería de Educación, Universidades y Ciencia ha impulsado la creación de cuatro proyectos de innovación en diferentes sectores durante los últimos 20 días. Biotecnología, materiales semiconductores, tecnología aeroespacial o lingüística aplicada a softwares digitales son algunos de los campos que la Administración quiere potenciar de la mano de grandes, medianas y pequeñas empresas para reforzar la fortaleza madrileña y mejorar el acceso a los fondos europeos de recuperación económica.

Un 'clúster' es la concentración de empresas de un mismo sector, ocasionalmente apoyadas por instituciones públicas, que se unen para reforzar su posición en el mercado y mejorar su capacidad innovadora mediante las sinergias que se generan. Así, el incremento de la productividad o la reducción de costes se convierten en los principales beneficios que supone formar parte de una de estas agrupaciones, beneficios a los que en este caso se suma la posibilidad de acceder a los fondos de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) o del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR). “Básicamente, lo que hacemos es reunir toda la cadena de valor sobre sectores concretos, desde la producción científica de las universidades hasta las empresas intermedias y las finalistas”, explica Fidel Rodríguez, viceconsejero de Universidades, Ciencia e Innovación.

La inversión total que ha realizado la Comunidad de Madrid para poner en marcha estos desarrollos empresariales ha sido de unos 600.000 euros. Para el viceconsejero, esta no es una cifra destacable debido al retorno que podrían traer estos ‘clúster’. “Nosotros creemos que solamente con el de Innovación Tecnológica y de Talento en materiales semiconductores, esperamos poder llegar a alcanzar unos 4.000 o 5.000 millones euros”, explica el viceconsejero, en relación a los volúmenes monetarios totales que podría llegar a generar este único sector.

Con esta acción, Isabel Díaz Ayuso cumple una de sus promesas electorales de los últimos comicios autonómicos, en mayo de 2021. Entonces, la presidenta madrileña anunció su intención de impulsar estos cuatro sectores tecnológicos para contribuir con el objetivo de convertir a España en "el nodo tecnológico del sur de Europa". En la región, estos son los primeros y únicos 'clúster' existentes, lo que sitúa a la Comunidad de Madrid en la vanguardia de la innovación a nivel nacional.

Instalaciones de un IMDEA

Una planta de fabricación de chips, prioridad

Los materiales semiconductores son aquellos elementos necesarios para la fabricación de los chips y microchips que albergan la práctica totalidad de los objetos eléctricos y electrónicos y que hacen posible su funcionamiento. En el plano internacional, China y Corea del Sur son los dos países que monopolizan la producción, lo que les otorga una gran posición estratégica. Precisamente, para “dinamizar” este sector se ha creado el clúster de semiconductores, ya que se espera que la Unión Europea potencie y cree alguna planta de fabricación en su territorio. En este contexto, se espera que España pueda contar con más de una fábrica y por ello se promueve la posición de la región capital. “Consideramos que Madrid puede ser la candidata perfecta para la ubicación de una de estas plantas”, explica Rodríguez.

"Madrid es candidata perfecta"

En concreto, este nuevo proyecto está formado por cerca de 20 grupos empresariales y sociedades, además de las seis universidades públicas, los siete Institutos Madrileños de Estudios Avanzados -IMDEA- y la Fundación para el Conocimiento madri+d. Así, este clúster genera actividad, mejora la competitividad entre las entidades participantes y contribuye a la empleabilidad de los graduados universitarios y de FP para cubrir nuevas necesidades, impulsar estudios pioneros y constituir nuevos negocios. De este modo, el Gobierno refuerza las capacidades de diseño y producción de la industria de la microelectrónica y los semiconductores en España, favoreciendo la autonomía estratégica nacional y de la Unión Europea en este ámbito.

Hasta el momento, este es el listado de las empresas que están participando en alguna de estas concentraciones: Indra, Alter Technology, GMV, Intel, Microsoft, Telefónica, Rovi, GSK,Pharmamar, MERCK, PFIZER, IBM, Bosch, Arquimea, Airbus, Microsoft, INETUM, Amazon, Hisdesat, Hispasat, Thales SPace, Big Onion, Clibank y Marsi Bionics.

Atracción de talento y “efecto arrastre”

En total, son cuatro los 'clúster' que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha desde el pasado 21 de noviembre. Aparte del de materiales semiconductores, se ha creado uno sobre Tecnologías del Espacio, otro sobre Humanidades Digitales y Tecnologías del Español y un tercero sobre Tecnologías Biomédicas y Biotecnológicas. “La idea es avanzar juntos y ganar masa crítica mediante la agrupación de empresas más pequeñas y especializadas”, argumenta el viceconsejero, en referencia a los beneficios de estas concentraciones. En total, señala Rodríguez que los PERTE tienen un total de 95.000 millones de euros a repartir en proyectos competitivos durante los próximos cinco años, hasta 2027, razón por la que “tiene sentido” organizar estos clúster.

"Beneficiará a las pequeñas empresas"

Para las grandes instituciones y para las grandes empresas no es necesario concentrarse en torno a un clúster con el objetivo de acceder a estos fondos, ya que poseen las herramientas necesarias como para optar a ellas. Sin embargo, esta es una cuestión muy diferente para las compañías pequeñas y medianas, que no cuentan con la capacidad necesaria como para elaborar proyectos con las dimensiones adecuadas que requieren los fondos europeos. “El clúster ayuda a que las grandes adopten masa crítica, que las medianas participen de forma activa y que las pequeñas participen en algo que le sería por sí sola”, explica Rodríguez, quien señala el “efecto arrastre” que se busca generar con estos desarrollos. Ese efecto implica el crecimiento del sector implicado, lo que conlleva a una atracción de talento por parte de los trabajadores especializados, así como un crecimiento general de la productividad y, por ende, de la economía.

El español como proyecto tecnológico

“El clúster del español es uno de los que más potencia puede llegar a tener”, vaticina Rodríguez. El nombre oficial es Clúster de Humanidades Digitales y Tecnologías del Español y supone una apuesta de la Administración ante un sector incipiente en una comunidad hispanohablante de más de 600 millones de personas en el mundo. El procesamiento del lenguaje en los softwares informáticos, al modo en que lo hacen los asistentes de voz como Alexa o Siri, es un campo en pleno desarrollo.

La aplicación de la lingüística en estas herramientas es una parte fundamental del desarrollo de este sector. “Hoy en día cualquier museo, iglesia o cualquier parada del Camino de Santiago están geolocalizadas y digitalizadas para aportar información en varios idiomas. En el caso del español, aún queda mucho por digitalizar”, asegura el viceconsejero, quien confía en que Madrid lidere estas tecnologías de interacción y comunicación entre la “máquina” y el ser humano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios