www.madridiario.es
Asistentes al juicio donde van a declarar los miembros del clan de 'Los Emilios' a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid
Ampliar
Asistentes al juicio donde van a declarar los miembros del clan de 'Los Emilios' a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid (Foto: A. Pérez Meca / Europa Press)

El clan 'Los Emilios' podría ver reducidas sus penas gracias a un acuerdo con la fiscal

Por MDO/E.P.
miércoles 25 de mayo de 2022, 18:45h

El clan de ‘Los Emilios’, uno de los más activos durante años en la Cañada Real, evitará previsiblemente ir a prisión al alcanzar un acuerdo de conformidad con el que reduce considerablemente las penas solicitadas al aplicar la atenuante de dilaciones muy cualificadas al juzgarse delitos cometidos en 2013.

Un total de 16 de los 19 acusados se han sentado este miércoles en el banquillo de la Audiencia Provincial de Madrid por pertenencia a grupo criminal delitos contra la salud pública, estafa y tenencia ilícita de armas.

Los abogados han llegado a un acuerdo de conformidad con la fiscal con el objetivo de evitar la entrada en prisión, aplicando la atenuante de dilaciones muy cualificadas. La concurrencia de esta atenuante supone que la pena prevista para el delito imputado se vea reducida en uno o dos grados. Todos los acusados han aceptado este acuerdo y han celebrtado entre risas al salir de las dependencias la rebaja de sus condenas.

Inicialmente, el fiscal pedía condenas de hasta siete años de cárcel. Con este nuevo acuerdo, la condena oscilaría entre un año y nueve meses y dos años y nueve meses de cárcel. Todos ellos deberán abonar, además, una multa que asciende a los 23.000 euros. Los abogados han anunciado que solicitarán que los condenados que cuentan con mayor pena no entren en la cárcel al no superar los dos años de cárcel cada delito impuesto de forma individual.

Venta de droga en La Cañada

Los miembros de este clan utilizaron un total de 14 viviendas ubicadas en la Cañada Real como despacho diario de drogas como heroína, cocaína o mezcla, en diferentes cantidades.

Según el escrito de acusación, en el año 2013, la Policía pudo constatar que había un trasiego continuo de personas "con aspecto de toxicómanos" y ajenas a los aparentes moradores de las viviendas "las cuales permanecían a escasos minutos en dicho lugar". Fue este motivo el que levantó las sospechas e hizo que se establecieran vigilancias específicas en la zona.

A raíz de estas vigilancias se constató la existencia de un grupo formado por trece personas que se encargaban de la venta de drogas a personas consumidoras habituales. Todos ellos, se repartían las tareas, ejerciendo algunas labores de control de acceso al interior del recinto o realizando las transacciones de las sustancias por dinero.

Gracias a la intervención de un agente encubierto que simuló ser un drogodependiente finalmente pudieron dar con el clan. Al ser "continua" la entrada y salida de personas de dichas parcelas, la Policía solicitó la entrada y registro que autorizó el Juzgado de Instrucción nº 26 de Madrid "al objeto de proceder a la intervención de la sustancia estupefaciente que pudiera haber dispuesta para su venta en el lugar, los efectos e instrumentos para su manipulación y venta, dinero procedente de la venta de droga, armas, sustancias de adulteración, efectos obtenidos a cambio de droga y demás efectos".

La Policía incautó durante la operación, además de droga, dinero en metálico, básculas de precisión, así como dos pistolas, una Browning y otra Smith Wesson, una escopeta de repetición y munición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios