www.madridiario.es
La UME desinfecta una residencia de mayores.
Ampliar
La UME desinfecta una residencia de mayores. (Foto: Joaquin Corchero / Europa Press)

CCOO pide a la Fiscalía una mayor investigación sobre residencias y actuaciones contundentes

viernes 03 de abril de 2020, 16:14h

CCOO Madrid ha pedido a la Fiscalía que intensifique sus investigaciones sobre la situación de las residencias de mayores afectadas por el coronavirus, un estudio que, a su juicio, debe ir acompañado de "actuaciones inmediatas y contundentes que pongan fin a esta terrible situación".

Desde el sindicato ecuerdan que hace ya semanas se exigió la intervención del Estado en las residencias de mayores de la Comunidad ante lo que califican como una "catástrofe con consecuencias inhumanas", con más de 3.000 fallecidos en geriátricos madrileños durante esta crisis.

En esta línea, CCOO reconoce que el Gobierno de España ha dictado órdenes ministeriales que materializan esa intervención y que han obligado a la Comunidad de Madrid a concretar acciones de tutela sobre estos centros, en su mayoría de carácter privado.

Sin embargo, para el sindicato la situación es extrema. "Los datos aportados sobre fallecimientos y el impacto del virus tanto en residentes como en trabajadoras ponen de relieve que las medidas legales y sanitarias siguen sin concretarse, o llegan tarde o a cuentagotas. Las medidas de protección siguen sin llegar o son escasas y precarias y tampoco las pruebas de detección del virus, que son fundamentales para la toma de decisiones sobre la organización de las plantillas y clasificación de residentes", apuntan.

Además, se quejan de que los recursos humanos están gravemente mermados, "por debajo del 50 por ciento de las plantillas habituales que ya son insuficientes de partida, lo que imposibilita cubrir las necesidades más básicas de los residentes, tanto de los sanos como de los infectados".

En este sentido, CCOO denuncia que las dificultades de contratación y refuerzo de las plantillas con las que se encuentra la Administración y las empresas están "directamente vinculadas con las precarias condiciones de trabajo, especialmente en las residencias privadas". Para el sindicato, los procesos de contratación extraordinaria que se están llevando a cabo deben ir acompañados urgentemente de una mejora sustancial de estas condiciones que dignifiquen el empleo del sector.

Ante este escenario, el sindicato está estudiando todas las vías legales, tanto civiles como penales, así como su propia personación en procesos judiciales "ante este escenario insostenible".

Por su parte, desde UGT tildan al Gobierno regional de culpable y han declarado que "es responsabilidad última de la Comunidad de Madrid y de la presidenta como máxima dirigente de ella", pues ha tenido a estos espacios como "los grandes olvidados" de su gestión.

"Desde este sindicato se lleva chillando muchos años a los cuatro vientos que los centros residenciales no podían caer en manos privadas que sólo buscan el mayor beneficio para sus arcas, que los que son sancionados gravemente no deben poder optar o concurrir a convenios ni concursos públicos y que se revise, de una vez por todas, las ratios establecidas de atención directa", ha expresado el sindicato en un comunicado.

Si bien, UGT ha señalado que al comienzo de la expansión del virus "se ha comunicado cuáles eran las residencias de mayores más castigadas, que los protocolos usados por las direcciones de los centros no eran los apropiados, que no tenían medidas de protección los trabajadores, ni suficientes ni homologados, y que en muchos de los casos se los han elaborado los propios trabajadores de forma casera".

En este mismo sentido, afean que "en estos centros se han dado mascarillas que debían ser reutilizadas hasta más de cinco días consecutivos y guardadas en taquillas hasta el día siguiente" y "se han dado batas desechables que pasaban de trabajador a trabajador de diferentes turnos", entre otra serie de irregularidades que denuncian como no realizar los test "para saber si los usuarios eran positivos o no en Covid-19".

Familiares piden transparencia

Los familiares de la residencia pública Adolfo Suárez están viviendo "con angustia" la situación debido a la cantidad de contagios, por lo que piden a la dirección "mayor transparencia informativa" sobre lo qué ocurre y comunicación directa por vídeo con los internos. Comentan que a partir del 8 de marzo les prohibieron las visitas al centro y, al pedir información al respecto, el 13 de marzo empezaron a enviarles informes generales a todos los que facilitaron un correo electrónico.

"La idea era buena pero faltaba contenido, información concreta y transparente, con los datos necesarios para conocer la verdadera situación de los residentes", se quejan. Por eso pidieron que se hicieran videollamadas, ya que las estaban haciendo en otras residencias.

"Finalmente ha habido un ensayo durante un día, que se ha suspendido por ordenes superiores. Queremos comunicación individual visual con nuestros padres/madres/hermanos, porque 'llamadas que importan, palabras que curan", reivindican.

20 residencias desinfectadas

Equipos sanitarios de Atención Primaria han acudido a un total de 20 residencias de ancianos de la Comunidad desde que empezó el plan de choque del Gobierno regional para afrontar el impacto del coronavirus en estos centros, según han detallado fuentes del Ejecutivo autonómico a Europa Press.

Entre las actuaciones destacan el traslado de pacientes sin patologías y que no estén infectados, a hoteles cercanos o, dependiendo del criterio de los familiares, a su domicilio particular: los responsables de la Consejería de Políticas Sociales contactarán con los familiares para que opten con la opción preferida en cada caso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios