www.madridiario.es
El Bosque Metropolitano suma retos: una pista de atletismo en pleno anillo verde de Villaverde
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

El Bosque Metropolitano suma retos: una pista de atletismo en pleno anillo verde de Villaverde

Paseo por el Bosque Metropolitano

lunes 21 de marzo de 2022, 15:27h

Poder practicar los 100 metros lisos en una pista homologada en el corazón del anillo verde de Villaverde. Es el reto que se ha marcado en el calendario de 2023 el Ayuntamiento de Madrid. El Gobierno municipal ha proyectado instalar una infraestructura profesional de atletismo integrada en la naturaleza al sur de la capital. Se enmarcará en un tramo del Bosque Metropolitano, la gran corona forestal de 75 kilómetros que un futuro próximo rodeará la ciudad, cuyas primeras parcelas se han abierto al público este lunes, Día Mundial de los Bosques.

La pista se construirá a imagen y semejanza de la ubicada en Olot, Girona, convirtiéndose en la segunda de estas características en España. En el exterior existen ejemplos similares como la Michael Johnson Track de Portland, en el estado de Oregón (Estado Unidos). Según ha expuesto el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, con esta iniciativa cumplen uno de los propósitos alrededor del Bosque Metropolitano: "Queremos que el deporte forme parte importantísima de él".

El objetivo, ha apuntado el edil, es que cualquier madrileño pueda hacer uso de la instalación. No obstante, se creará un equipamiento de vestuarios que sí gestionará el Consistorio. El trazado dispondrá de un ancho de 9,76 metros distribuidos en ocho calles y contará con una zona especial para ensayar los 100 y 110 metros lisos. A fin de facilitar la evacuación de las aguas pluviales, se le dará una pendiente a la pista del 1 por ciento hacia el interior, de forma que el caudal pueda verterse en una cuneta verde creada ad hoc. El plazo de ejecución de la obra se ha fijado en diez meses, por lo que su estreno se espera para el primer trimestre del próximo año.

Actuación en el anillo verde de Villaverde como parte del Bosque Metropolitano. Fuente: área de Desarrollo Urbano

Desde esta misma mañana, la ciudadanía puede disfrutar de los dos primeros terrenos del Bosque Metropolitano en los que el Ayuntamiento ha intervenido: una de 6,3 hectáreas en la avenida del Talgo, en el distrito de Moncloa-Aravaca, y otra de 9,8 en la zona de Campo de las Naciones, donde se encuentra el Bosque de los Abrazos Perdidos que recuerda a las víctimas de la pandemia. Ambos se han despejado de vallas este lunes para que los vecinos puedan pasear y pasar tiempo en ellas.

En las 16,1 hectáreas que suman ambos enclaves crecerán más de 6.600 árboles y un número superior a los 39.000 ejemplares arbustivos. No obstante, en el cómputo global de las plantaciones en el Bosque Metropolitano se han alcanzado los 10.900 nuevos árboles y 118.000 especies arbustivas. "Estamos trabajando sobre 63 hectáreas donde se han invertido 26 millones de euros y tenemos listos otros 22 millones para este año", ha trasladado Mariano Fuentes.

Especies autóctonas que cobijarán a las próximas generaciones

En este Día Mundial de los Bosques, el concejal ha visitado la parcela de la Avenida del Talgo junto a la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y los portavoces de todos los grupos municipales. Allí, la dirigente ha puesto en valor el compromiso adquirido por todos los partidos en los Acuerdos de la Villa para que esta iniciativa tenga continuidad en el futuro con independencia de quien gobierne. "Tenemos la seguridad de que este proyecto estará para siempre en Madrid", ha manifestado sobre el "legado verde" que dejará esta legislatura.

Tal como ha señalado Villacís, el Bosque Metropolitano se poblará con especies autóctonas, como encinas, pinos, madroños o enebros que se desarrollarán "lentos pero seguros" y que, ansía, "darán sombra a nuestros nietos". Cuando esta infraestructura verde se complete en la próxima década en la capital se habrán censado 450.000 nuevos árboles, proporcionando 5.900 hectáreas netas arboladas que absorberán hasta 170.000 toneladas de dióxido de carbono. Unirán El Pardo con los humedales del Sureste formando un gran anillo periférico y conectando a su paso espacios verdes ya existentes con áreas ahora degradadas que serán restauradas ecológicamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios