www.madridiario.es

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el Debate sobre el Estado de la Ciudad.
Ampliar
El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el Debate sobre el Estado de la Ciudad. (Foto: Ayuntamiento de Madrid )

Anuncios modestos de Almeida ante una izquierda que le afea "desconexión con la realidad"

miércoles 30 de junio de 2021, 17:28h

Perfil bajo en los anuncios con los que encauza el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el tercer año de legislatura. El regidor ha vendido "gestión, gestión y gestión" en su radiografía de los dos años de mandato transcurridos, en los que calcula que el Ayuntamiento ha ahorrado a los madrileños 200 millones de euros en impuestos. No ha desperdiciado el foco del Debate sobre el Estado de la Ciudad para exigir al Gobierno central que asuma la factura de los daños causados por Filomena, a la par que ha advertido a Pedro Sánchez de que el "pago al chantaje del independentismo no lo tiene que sufrir Madrid".

De vuelta al plano local, el primer edil ha avanzado que la EMVS construirá en los próximos meses 1.186 viviendas protegidas en alquiler y que el paso elevado de Pacífico comenzará a demolerse antes de que termine el año. También ha anunciado Almeida la gratuidad en los viajes de los autobuses de la EMT durante la primera quincena de septiembre en hora punta, la puesta en marcha de un bus lanzadera que unirá Islazul con Plaza Elíptica y la creción del 'transbús', un nuevo título que permitirá hacer trasbordos entre líneas por 1,80 euros. Proyectos modestos los presentados por el equipo de Gobierno, que contrastan con la tradición más megalómana del Debate sobre el Estado de la Ciudad.

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha diagnosticado al alcalde "síndrome de Cibeles", el cual ha definido como la "completa desconexión con la realidad y el triunfalismo incomprensible". La "constante" crítica de Almeida al Ejecutivo nacional ha motivado a la concejala a invitarle a presentar candidatura a gobernar España "aunque hay mucha competencia en su partido ahora mismo".

Además, Maestre ha reprochado al regidor matritense que se apropie de proyectos ya iniciados en la etapa de Manuela Carmena, entre los que ha citado las 4.500 viviendas en marcha, el centro social de la calle Fúcar o la escuela de música de Moratalaz. "Usted no ha parado las obras, pero nada más", ha recalcado antes de espetarle que "se pone medallas -ajenas- por no tener una sola medida".

La compañera de siglas de Íñigo Errejón ha vuelto a pedir la retirada de la modificación de la ordenanza de movilidad sostenible, la cual cree que se resume en "vender humo" acabando con Madrid Central, "la zona de bajas emisiones más eficaz de Europa". En su listín de críticas también ha incluido el dar cabida al "urbanismo anárquico", representado en 14.000 viviendas de uso turístico ilegal en dos años, 407 locales de apuestas que han florecido, 33 cocinas fantasmas y seis plataformas logísticas en Villaverde". "Es una ciudad con barra libre para el que puede", ha apostillado.

El PSOE censura los "peajes" a Vox

Por su parte, Pepu Hernández ha afeado a Martínez-Almeida "ser un alcalde más pendiente de Génova que de Cibeles". El portavoz socialista ha exigido en el Pleno la "plena" aplicación de los Acuerdos de la Villa, a punto de cumplirse un año desde su firma. Eso sí, para ello ha reclamado antes al máximo mandatario consistorial que se quite la chaqueta "de aguerrido militante" del PP "cuyo único objetivo en desgastar y hacer caer al Gobierno" de Pedro Sánchez.

El líder del PSOE ve un Madrid más "gris" por los "peajes a Vox" de Partido Popular y Ciudadanos. Ser socios de Javier Ortega Smith y los suyos, ha dicho, se traduce en que "ya no hay declaraciones institucionales, se ataca la memoria histórica a martillazos, se acaba con los Foros Locales y con las ayudas a entidades sociales, y no hay bandera LGTBI por dos años consecutivos". Mayor indignación aún ha transmitido con el hecho de que los pupilos de Santiago Abascal se coloquen a metros de la pancarta contra la violencia de género "mientras el alcalde calla esta vergüenza". Antes de concluir, Hernández ha censurado que se liquide el Presupuesto municipal de 2020 con un superávit de 200 millones: "Eso no es una buena gestión y menos con las colas del hambre".

Vox y Cs chocan por la apropiación de proyectos

Las recurrentes alusiones a la división interna en el seno del Gobierno bicolor solo las ha llevado al atril Vox. Con un "más que uña y carne son una uña clavada en la carne" ha ejemplificado Ortega Smith la relación entre Villacís y Almeida. Lejos de parar ahí, ha seguido insistiendo en la supuesta brecha aportando más casos en los que ambos discrepan: "Una mitad del gobierno dice que no se pone la bandera (LGTBI), la otra que sí. Una dice que se prolongará la extensión de las terrazas a más allá de diciembre, la otra que no". Para zanjar el tema, ha cuestionado a ambas bancadas, la de PP y la de Cs, si "pasará como en la Comunidad, con esa puñalada trapera por detrás".

Vox se ha autoproclamado en el Debate sobre el Estado de la Ciudad como el "muro de contención de las políticas de la izquierda" y se ha atribuido buena parte de los logros que presume como propios Ciudadanos, como el Bosque Metropolitano o la ampliación de las terrazas, a la cual "se apuntaron al carro poniéndose delante", ha expuesto Javier Ortega Smith ante una estupefacta Begoña Villacís.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, (Foto: Europa Press)

La vicealcaldesa no ha sido solo el blanco principal de sus críticas, sino también de sus ironías. La dirigente municipal ha arrancado casi cada frase de su discurso proclamándose liberal y Ortega Smith la ha retado a ver "cuánto le dura ese ataque de fiebre liberal porque hasta hace nada en sus estatutos su partido era socialdemócrata". Mientras Villacís hacía gestos de negativa desde su escaño, el representante de Vox bromeaba con que "en unos años será facha y tendremos que admitirla en Vox".

Por su parte, la interpelada se ha agenciado el turno de réplica de Almeida y ha ejercido de escudera de este ante los ataques de la oposición. "Cuando le nombraron portavoz popular le dije 'Madrid siempre antes que el PP' y no me ha fallado", ha aseverado Begoña Villacís. También lo ha defendido de las críticas por dedicar buena parte de su discurso a atizar al presidente del Gobierno. "No ha sido una intervención contra Sánchez, sino una enumeración de hechos. No presentamos proclamas, pancartas, sino hechos", ha incidido.

La líder 'naranja' ha aprovechado, asimismo, para reivindicar su papel en Gobierno en coalición, poniendo en valor que su partido ha resultado clave para "tener una ciudad más libre". "Que Ciudadanos esté en el Gobierno ha supuesto que los madrileños paguen menos impuestos o las terrazas Covid, acciones que pueden sonar repetitivas, pero que le hacen la vida más fácil a los madrileños", ha precisado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios