www.madridiario.es
El vicepresidente regional, Ignacio Aguado
Ampliar
El vicepresidente regional, Ignacio Aguado (Foto: Comunidad de Madrid)

Aguado asegura que el preacuerdo con el Gobierno emanó de Sanidad

miércoles 30 de septiembre de 2020, 13:57h

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se ha referido este mimércoles en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno al preacuerdo con el Gobierno central sobre las restricciones que han de aplicarse en la región -y que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso quiere que se conviertan en un protocolo homogéneo para todas las autonomías- indicando que este emanó de la Consejería de Sanidad y ha señalando que espera que se logre cerrar esta tarde en el Consejo Interterritorial.

"Es Sanidad la que manda, aquí nadie interfiere en las decisiones que toma la Consejería de Sanidad porque son ellos los que mejor saben lo que procede en cada momento y, además, tiene encomendada la función de garantizar la salud de todos los madrileños”, ha indicado el vicepresidente después de ser preguntado en reiteradas ocasiones sobre el tema. “Todas las decisiones en materia sanitaria nacen en Sanidad y todas se proponen en Sanidad y nosotros lo que hacemos es validarla", ha señalado.

Estas han sido las declaraciones del vicepresidente y portavoz del Gobierno regional al ser cuestionado por si había unanimidad en el Ejecutivo madrileño a la hora de trasladar la propuesta de ayer al Ministerio de Sanidad, pues fuentes del entorno de Presidencia negaron ayer que se hubiese llegado a un preacuerdo e indicaron que ambas administraciones solo se habían comprometido a seguir negociando.

Sin embargo, posteriormente se ha conocido que entre ambos gobiernos se habría acordado que los municipios de más de 100.000 habitantes de toda España deberán “imponer medidas de limitación de la movilidad, contactos sociales y aforos” en eventos cuando cumplan tres criterios, tal y como detallaba el minsitro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en la tarde de ayer. El primer criterio sería que los municipios presentasen una incidencia acumulada a 14 días mayor a los 500 casos por cada 100.000 habitantes; por otro lado, que la “positividad” de las pruebas PCR en la ciudad supere el 10 por ciento; finalmente, que “el 35 por ciento de las camas UCI” de la comunidad estén ocupadas por pacientes covid.

En esta línea, Aguado ha indicado al comienzo de la rueda de prensa de hoy que se ha dado “un paso hacia delante en cuanto a unidad y coordinación” entra ambas administraciones, lo que responde “a lo que nos están pidiendo los ciudadanos”, evitando entrar en detalles sobre el acuerdo. De hecho, ha hecho hincapié en que “ayer dimos un paso adelante con este preacuerdo que tendrá que concretarse con los criterios estipulados por los técnicos de la Comunidad y que tendrá que aprobarse en el Consejo Interterritorial que se celebrará esta tarde”.

Más allá de eso, han sido pocas las cuestiones al respecto del tema que el vicepresidente ha resuelto a los periodistas, alegando en varias ocasiones que “lo más prudente es esperar a la reunión de esta tarde del Consejo Interritorial, todo lo demás será hacer especulaciones y yo no voy a hacerlas”.

Asimismo, ha señalado que “no es mi función valorar borradores” y ha insistido en que “nuestra voluntad va a seguir tratando de llegar a acuerdos”, sin indicar nada sobre el contenido del acordado en la tarde de ayer. Sobre este mismo, tampoco ha indicado si se llevó a cabo una firma de manera oficial ni cuándo entrarían en vigor las posibles restricciones acordadas, aplazando de nuevo a los medios de comunicación a la reunión de esta tarde.

Cambio de criterios en PCR

Por otro lado, el vicepresidente ha señalado que la decisión de cambiar de criterio a la hora de hacer PCR a contactos de positivos la tomaron los médicos. "No soy médico, soy vicepresidente y mí función, y más en esta situación excepcional, es tratar de tejer alianzas, de buscar consensos y de favorecer la coordinación entre administraciones", ha declarado. Según ha defendido, en ello es en lo que está a través del Grupo Covid-19, que integran los ejecutivos central y autonómico.

Así, ha subrayado que son los médicos los que deciden cuando se aplican las PCR "y cuando se dejan de aplicar". En este sentido, Aguado ha declarado que es el Ministerio de Sanidad el que se pone de acuerdo con las autonomías y juntos modifican los criterios en función de "criterios científicos. Por ello, ha respaldado de la decisión.

Aguado ha indicado, por otro lado, que “esto es un juego de suma cero, aquí no hay ganadores ni perdedores como adminsitración. Tenemos un enemigo común, que se llama Covid, para el que todavía no hay vacuna ni medicamentos efectivos y contra el que tenemos que luchar juntos. El que quiera apuntarse tantos, enredar, azuzar en la calle, se equivoca”. Así, ha solicitado a “todos esos 'azuzadores' profesionales que están llamando a las movilizaciones en la calle y quieren sacar rédito político que se aparten, porque no están siendo útiles para la sociedad en un momento tan excepcional como el que estamos viviendo. Que nos dejen trabajar. No hay elecciones a la vista y no podemos permitir otra cosa que no sea luchas contra este virus”, ha sentenciado.

Compra de test

En otro orden de cosas, Aguado ha indicado que la Comunidad de Madrid ha aprobado en su reunión de Consejo de Gobierno más de 10 millones de euros para adquirir 2.070.000 millones de test rápidos para la detección de la infección por SARS COV-2. Se trata del mismo modelo que el Gobierno regional utilizará en su estrategia serológica para hacer pruebas a los vecinos de las zonas con mayor número de contagios, según ha informado el vicepresidente.

Además, el Consejo de Gobierno ha sido informado de la tramitación de distintos contratos para la adquisición de material para hacer frente a la situación creada por el coronavirus. Así, se ha dado cuenta de la compra de estos primeros test rápidos que ya se están aplicando en las urgencias de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y en otros centros sanitarios y que en los próximos días se generalizarán en la Atención Primaria. En total, la Comunidad cuenta ya con 5 millones de test rápidos.

La Consejería de Sanidad adquirió por vía de urgencia dos tipos de tests, uno de ellos de antígenos (dos millones de unidades) y un segundo de detección de anticuerpos IgM/IgG (70.000 unidades). El coste total de estas pruebas es de 10.015.000 euros. El Consejo de Gobierno ha sido igualmente informado de la adquisición de material de protección individual y de pruebas nasofaríngeas para los centros del Servicio Madrileño de Salud por un total de 26.881.735 euros; así como de 1.300.000 unidades de material de transporte de muestras biológicas relacionadas con el Covid-19 por un valor de 1.447.160 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios