www.madridiario.es

Problemas de no tener un buen cepillado de dientes diario

Por MDO
jueves 02 de junio de 2022, 11:44h

Cepillarse los dientes diariamente es muy importante, pero hacerlo de la manera adecuada y con un cepillo de calidad es lo que puede marcar la diferencia. Para tener una buena higiene bucodental es necesario cepillarnos los dientes varias veces al día, dedicándole el tiempo y la atención necesarios.

Problemas de no tener un buen cepillado de dientes diario

Los análisis de los mejores cepillos eléctricos que te mostramos en este link y en el video que podrás ver a continuación, han sido grabados en vídeo por especialistas explicando cada tipo de cepillo de dientes, con sus características, ventajas y funcionamiento, incluso su precio.

5 problemas que puedes tener si no te cepillas los dientes correctamente

El estilo de vida estresante que llevamos en nuestro día a día puede hacernos olvidar algunos de los principales puntos clave de nuestra higiene, en este caso la higiene bucodental.

Esto puede tener consecuencias graves a la larga en nuestra boca y hacer que pequeños problemas que parecen insignificantes, se agraven hasta el punto de degenerar en patologías.

El Consejo de Dentistas de España realizó una encuesta a la población acerca de su salud bucodental y concluyeron que cerca de un 12% de usuarios no se cepilla los dientes a diario y un 2,3% reconoce no hacerlo nunca. Además, la mayoría de personas que sí lo hacen, no siguen las recomendaciones para mantener una higiene óptima de su boca.

Estos son los mejores 5 cepillos eléctricos del mercado.

El camino que falta por recorrer para mantener una buena salud bucodental de la población todavía es largo. Por eso hoy queremos ayudarte a tomar conciencia explicándote las principales 4 consecuencias que podrás tener si no te cepillas los dientes diariamente y de la manera correcta.

Puede provocar Halitosis

La primera consecuencia directa de una mala higiene dental es el mal olor en el aliento. La causa directa son los restos de comida que se quedan acumulados en los dientes y que se van descomponiendo. El proceso de descomposición de cualquier materia orgánica siempre provoca mal olor y en este caso, sufrirán las consecuencias los dientes, las encías y la lengua.

Aparición de caries

Los ácidos que ayudan a descomponer los alimentos en nuestro estómago, suben a través del esófago hasta la boca. Cuando no tenemos un correcto cepillado de nuestros dientes, estos ácidos se mantienen en el interior de la cavidad bucal durante muchas horas, ayudando a corromper los dientes.

Las caries se inician en la parte externa de los dientes y si no se tratan a tiempo, pueden comenzar a corromper también las capas más internas del esmalte de nuestra boca. Incluso pueden llegar a afectar al mismo nervio y como consecuencia hacernos perder la pieza dental.

Provoca gingivitis

La gingivitis es la inflamación de las encías y es un problema difícil de solucionar cuando aparece y que provoca mucho dolor en los pacientes que la padecen. Nuestras encías se inflaman debido a la acumulación de placa y bacterias en los dientes. El primer síntoma que detectarás será el sangrado de las encías durante las comidas o los cepillados.

Es importante prevenir la gingivitis con un correcto cepillado cuidadoso con tus dientes. En caso de que aparezca, será muy valioso comenzar a tratarla lo antes posible, para evitar que esta derive en periodontitis.

Causa Periodontitis

Es la consecuencia directa de la gingivitis, como hemos dicho anteriormente. Se trata de una enfermedad que se da cuando la acumulación de placa en los dientes es superior a la que la pieza puede resistir y comienza a destruir los tejidos que soportan los dientes, es decir, la parte más superior de las encías.

Ahora ya conoces los principales problemas que pueden ocurrir cuando no mantienes un correcto cepillado de dientes diario. Echa un vistazo a los links que te hemos dejado con los mejores cepillos de dientes eléctricos del mercado y comienza a hacer la diferencia en tu higiene bucodental, para poder mantener una buena salud en tus dientes, boca, lengua y encías.