www.madridiario.es

Cómo calentar una furgoneta en invierno

Por MDO
viernes 19 de noviembre de 2021, 11:28h

Ahora mismo las furgonetas camper están más de moda que nunca y es que no es para menos, pues son una de las formas de viajar más cómodas y que más libertad nos aporta, en especial en estos tiempos de distanciamiento social.

Cómo calentar una furgoneta en invierno
Ampliar

El problema es que por muy bien aisladas que estén, cuando llega el frío dentro se nota y mucho, de manera que hace falta colocar un sistema de calefacción como el que podemos ver en esta comparativa.

¿Qué es una calefacción estacionaria?

Todas las furgonetas llevan su climatización que funciona si el vehículo está en marcha, ya que toma el calor del propio motor.

En una camper esto nos sirve cuando estamos circulando o para un momento en el que nos detenemos a tomar un café, pero no se puede tener arrancada la furgoneta toda la noche por el ruido que hace y el desgaste que sufriría.

Para eso existen las calefacciones estacionarias, en mascoches.net podemos ver una explicación más detallada y algún video, que se encargan de calentar el interior de la furgoneta sin necesidad de arrancarla.

Funcionan con diésel y siempre deben tener un escape (similar al de la furgoneta) para que los gases vayan al exterior y no nos intoxiquen.

Existen calefacciones estacionarias portátiles

Las calefacciones estacionarias suelen ir instaladas de forma fija en el interior de las furgonetas, con su salida de humos colocada en un lateral de la carrocería, pero hay otra solución que nos puede ser muy útil como son las calefacciones estacionarias portátiles.

Estas nos van a ayudar en aquellos casos en los que la furgoneta no trae una fija o nos vamos a mover por lugares en los que apenas hace frío, de manera que se puede cargar con una portátil por si acaso.

También será útil en furgonetas camper de pequeño tamaño, en las que solo hay espacio para dormir, puesto que se deja en el exterior y mediante un tubo mete aire caliente al interior a la temperatura que programemos.

Necesitan diésel para funcionar, suelen venir con un depósito, y energía eléctrica que puede sacar de la propia batería de la furgoneta, o mejor de una auxiliar para no descargar la del vehículo.

Un truco para que la calefacción gaste menos batería

Estas calefacciones estacionarias consumen electricidad y dependiendo del frío que haga fuera, la temperatura a la que la programemos, el estado de nuestras baterías, etc., el gasto puede ser muy elevado, tanto como para agotar una batería durante la noche.

El gasto mayor se produce al encender la calefacción, ya que se tiene que calentar y el vehículo está muy frío. De este modo, un truco que usan los dueños de las camper es mantener la furgoneta en marcha durante los 10-15 primeros minutos a la vez que la calefacción estacionaria, parando el vehículo una vez que ha pasado ese periodo de tiempo y el interior ya está caliente.

Si queremos salir con la camper en invierno hay que instalar una calefacción estacionaria, aunque también es posible llevar una portátil si pensamos que la vamos a utilizar poco. En Internet tenemos comparativas que nos ayudarán a decidirnos por la mejor para nosotros.