www.madridiario.es
Tapiceros en Madrid: maestros de la técnica, la creatividad y el ingenio
(Foto: BDI)

Tapiceros en Madrid: maestros de la técnica, la creatividad y el ingenio

viernes 28 de febrero de 2020, 16:40h

La tapicería, arte que conjuga técnica, creatividad e ingenio, en la actualidad tiene una amplia aplicabilidad que va mucho más allá sólo de la confección y renovación de muebles, ya que incluye tapizado de asientos y el interior de los coches, así como la decoración de interiores de casas y oficinas. Indistintamente de la necesidad que se tenga, la mejor opción es contratar los servicios de un tapicero especialista, siendo muy recomendados los de Madrid, al tener much experiencia en este mercado.

Para dar un nuevo look a muebles antiguos, arreglar un sofá dañado reemplazando el material con el que fue elaborado, y así renovar el aspecto de la casa, oficina o cualquier otro espacio, sin duda, la mejor opción es contratar los servicios de un buen tapicero, quien no sólo tiene la capacidad de encargarse de la renovación de los muebles, sino que puede hacerlo con los asientos del coche y de innovar con la decoración de interiores.

El mundo de la tapicería es un arte, y como cualquier otro arte es muy amplio, y combina elementos muy importantes, pero sobre todo la experiencia, y en este aspecto la gran mayoría de las tapicerías en Madrid llevan una gran delantera, en vista de que los talleres en esta ciudad de España llevan más de 20 años ejerciendo este oficio y perfeccionando las técnicas del tapizado.

En Madrid, este oficio es ancestral, ya que fue transmitido de generación en generación. Con el paso del tiempo se han incorporado numerosas técnicas y novedosos materiales, que le aportan un valor estético a cualquier mueble, sea éste antiguo o moderno.

La regla fundamental de estos artesanos es que la belleza y la funcionalidad deben ir de la mano. Para ellos un mueble puede ser práctico, pero si no cuenta con acabados de calidad y que armonicen, no puede ser considerado como una bella pieza. Por el contrario, puede ser un mueble bello, pero si no es funcional no tiene ninguna razón de ser.

Tipos de tapicerías existentes

Por lo general, los muebles son considerados como un bien preciado, y como tal son tratados por los profesionales, quienes además de ofrecer el servicio a domicilio, de preferencia para los clientes, cuentan con varias modalidades o tipos de tapicería, entre ellas, la tradicional, la comercial y la de la industria automotriz.

En la tradicional se utilizan elementos como la espuma plástica y telas sintéticas, con las cuales se cubren sofás y sillas, y se emplea maquinaria muy sencilla, como una máquina de coser para tapizar las piezas, sin olvidar su calidad y durabilidad.

Para la tapicería de vehículos de motor, la cual es realizada en Madrid por un tapicero exclusivo o ‘trimmer’, se deben emplear diferentes técnicas, en vista de que incluye el tapizado de los asientos y de parte de la carrocería. En este tipo de trabajo se deben hacer restauraciones, reparaciones o conversiones, estas últimas a gusto y solicitud de los clientes. Por lo general, este tipo de trabajo se hace en los talleres de coches, que hacen el tapizado de todo el interior de los automóviles.

En el caso de la tapicería comercial, ésta es a gran escala. Generalmente se ofrece a empresas como restaurantes, bares y cafés, para el tapizado de sus sillas o taburetes, o para locales de venta de muebles, ya que muy pocos cuentan con un personal fijo para la ello.

Ventajas que ofrece la tapicería

El arte de tapizar no se suscribe solo al tapizado de muebles, sino que va mucho más allá. En vista de que los materiales que se utilizan para tapizar pueden emplearse como aislantes térmicos y acústicos, en ocasiones, tienen la función de aislar tanto la temperatura como el sonido. También puede utilizarse para la conservación de muros, ideal para proteger los interiores de la humedad y el desgaste.

De igual manera, ayuda con la decoración de interiores, gracias a que los materiales tienen distintas texturas y colores, por lo que cualquier diseño se puede combinar con los muebles y el resto del mobiliario, y proporcionar a cualquier espacio una vista agradable, y un ambiente confortable y único.

Una buena tapicería permite cuidar los espacios interiores, así como brinda espacios más seguros, ya que existen materiales ignífugos, los cuales rechazan la combustión, por lo tanto son ideales para evitar riesgos de incendios.