www.madridiario.es

Las desventajas del ácido hialurónico: ¿usarlo o no?

viernes 13 de diciembre de 2019, 13:29h

El ácido hialurónico es una de las materias primas en los tratamientos antiedad. ¿Cómo se usa? Básicamente, se inyecta en el rostro logrando rellenar aquellas zonas que presentan flacidez o arrugas. Se considera un tratamiento muy efectivo, aunque al parecer tiene ciertas contraindicaciones.

Las desventajas del ácido hialurónico: ¿usarlo o no?
Ampliar

Ocurre que el ácido hialurónico está presente de manera natural en el cuerpo. Se trata de un polisacárido del tipo de glucosaminoglucano que tenemos todos los seres vivos de manera natural en nuestros tejidos.

Dado lo comentado anteriormente, se supone que el ácido hialurónico no debe generar rechazo, ni tampoco efectos secundarios. Las estadísticas demuestran que solo un 3% o 5% de las personas presentan alergias ante esta sustancia.

¿Efectos secundarios? ¿Cuáles son los problemas del ácido hialurónico?

Insistimos en algo: ten en cuenta que este ácido hialurónico es muy sano. ¡Pero nada es perfecto! Siempre pueden aparecer imprevistos. Por ello, te mostramos una lista con algunos efectos secundarios de las inyecciones que contienen esta sustancia:

  • A algunos pacientes le salen hematomas alrededor de las zonas donde se inyecta el ácido hialurónico, los cuales tardan en desaparecer.
  • La sensibilidad de la piel cambia donde se coloca este ácido. A veces, dicha sensibilidad se incrementa, pero también en algunas ocasiones ésta disminuye.
  • Dolor e incomodidades al dormir. En otras ocasiones es muy común que cueste o resulte molesto apoyar el rostro en la almohada.
  • Irritación y dureza de la piel, la cual tarda en acostumbrarse a la sustancia inyectada.

Todos estos efectos son predecibles. Por ello, los médicos indican que debería desaparecer a las 48 horas posteriores a la inyección. Siempre se advierte que este tratamiento antiedad desencadena molestias iniciales; pero el cuerpo se acostumbra al ácido inyectado en cuestión de pocos días.

Cuidados posteriores al tratamiento e inyecciones

Para que el ácido hialurónico tenga excelentes resultados, es necesario que el paciente siga algunas pautas. Solo de esa manera la absorción del ácido ocurre de forma correcta en la piel. Además, hay que tener en cuenta que las inyecciones generan infiltraciones que hay que dejar sanar.

Los médicos siempre indican al paciente algunas recomendaciones posteriores a la aplicación de las inyecciones. Hay que seguirlas al pie de la letra, siendo algunos consejos bastante útiles al respecto:

  • Se necesita hacer uso habitual de cremas hidratantes para añadirlas sobre las zonas inyectadas.
  • No se debe usar jabones agresivos para lavarse el rostro después de hacer uso de este ácido.
  • Cuidar la zona de la punción, pues es susceptible a posibles infecciones.
  • Evitar la excesiva exposición al sol durante un par de semanas.
  • No usar maquillaje por algunas semanas. ¡Esto es importante! La piel necesita acostumbrarse al ácido inyectado.
  • Se necesita reposo, evitar la excesiva sudoración en el rostro por algunas semanas. Es decir, evitar hacer deporte en ese periodo de tiempo.

Si no se sigue esta clase de indicaciones, entonces puede haber efectos secundarios. Hay que tener en cuenta que tales secuelas no son todo causa directa del ácido hialurónico; sino debidas a que el paciente no se cuida de manera correcta.

Consideraciones finales sobre este tratamiento antiedad

El uso de este ácido es muy recomendado. En general, los médicos lo suelen usar de manera reiterada. Hay que tener en cuenta que no es un tratamiento definitivo: el cuerpo absorbe esta sustancia y por eso luego hay que inyectarla de nuevo. La reinyección suele ser, por lo general, anual.

En cuanto a sus contraindicaciones y efectos secundarios, sucede que hay poco margen de alergias o daños en los pacientes. En dado caso, hay mayores peligros desencadenados por el hecho de que las personas no siguen los cuidados necesarios después de haberse sometido a esta clase de tratamientos estéticos con ácido hialurónico.