www.madridiario.es

La dificultad del Centro

lunes 11 de noviembre de 2019, 13:15h

La historia política de la democracia, en España, nos dice que mantener a un partido de centro no es fácil. Ni UCD, ni CDS, ni el Partido Liberal que intentó ocupar ese centro necesario, en los años 80, de la mano de José Luis Roca; tampoco Rosa Diez supo implantar su UPyD y ahora nos encontramos con el batacazo de Ciudadanos.

Está claro que la creación de un partido capaz de representar la ideología liberal y mantener una serie de características que identifican al centro político tiene muchas dificultades. Quizá porque nunca se ha explicado con claridad la necesidad de un grupo político que ofrezca estos planteamientos y los beneficios que puede aportar a un país como el nuestro.

Un partido de centro está situado, como su propia identificación define, en el centro. Eso significa, quizá, no disfrutar nunca de mayoría absoluta, pero si tener una representación capaz de dar estabilidad a España. Facilitar el gobierno que manden los españoles a través de las urnas en cada momento, pactar a un lado y a otro del escenario político. No porque sea veleta o sus intereses le hagan cambiar de opinión, sino porque su misión es incorporar su programa, que siempre es el mismo, a un acuerdo respetable y de estabilidad, según marquen las urnas, que una vez puede ser hacia el PSOE y otras hacia el PP. El que gane las elecciones tiene el derecho de llevar su programa a un gobierno, pero siempre matizado por el apoyo centrista.

Cuando hablamos de ideología liberal, de centro, no nos referimos a personas concretas, sino a una forma de organización del estado, un estilo de país en el que cabemos todos de forma organizada y libre, con respeto absoluto a la ley, sin exclusiones ni imposiciones.

Se trata de hacer una España en la que todos respeten la legalidad y se genere la lealtad institucional necesaria para dar confianza a las inversiones del exterior y del interior.

Pero hay muchas dificultades para extender la idea liberal y de centro político, a pesar de que un porcentaje alto de la población se identifica con ella. De ahí que la derecha y la izquierda se esfuerzan por apropiarse del centro. Los dos, el PP y el PSOE se definen como de centro derecha y centro izquierda, en un intento de expulsar al auténtico protagonista de su espacio político, tal y como ha ocurrido en esta convocatoria.

Pero esto se puede recomponer y debemos hacerlo. Quienes estamos convencidos de que esta ideología es necesaria estamos obligados a esforzarnos y utilizar nuestras herramientas para explicar, poco a poco, en qué consiste esto del liberalismo y el centro político. Explicar que el Congreso de los Diputados es una cámara nacional y no la suma de partidos regionales e, incluso, provinciales con intereses muy locales que desfiguran enormemente la labor de esa institución.

Creo que el momento de la explicación y el relanzamiento ha empezado. No perdamos tiempo.

Pedro Fernández Vicente

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.