www.madridiario.es

San Cayetano, el santo que protagoniza las fiestas más populares de la capital

miércoles 07 de agosto de 2019, 07:40h

San Cayetano, en un óleo de Francesco Solimena (Dominio público)Aunque el inicio de las fiestas madrileñas de San Cayetano se de en el día 6, es el 7 de agosto el día en el que se conmemora al santo.

Estas fiestas que monopolizan las calles de Lavapiés y La Latina hasta el 9 de agosto, repletas de actividades para ciudadanos de todas las edades, se inauguran un año más vistiendo las calles de la zona. Pero, ¿quién fue el santo que ahora llena de color y de limonada Madrid a principios de agosto?

Este santo italiano, quien pertenecía a la familia de los condes de Thiene, a los 25 años de edad y ya como protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, fijó sus aportaciones en reconciliar la republica de Venecia con la Santa Sede. En los comienzos del año 1500, Martín Lutero se encontraba luchando contra el comercio de indulgencias en Alemania, primer germen de lo que sería posteriormente La Reforma. Así, Cayetano, junto a otros altos cargos de la Iglesia, emprendió la Contrarreforma en defensa de la Santa Sede.

Otra de sus convicciones sería la de servir a los más necesitados, a aquellos sin recursos. En 1524 crearía La Fundación de los Clérigos Regulares, bajo el objetivo de reforzar el espíritu misionero de los sacerdotes de la época, en la lucha contra el protestantismo. De esta orden, también conocida como la de los teatinos, por estar situada en la ciudad de Chieti, Theate en latín, proviene el nombre del santo. Como curiosidad, una de las reglas a las que obedecían los miembros de esta orden era el no poder poseer ningún objeto material o inmaterial, ni pedir nada a nadie. Debería de subsistir de aquellas limosnas que los fieles les aportaran.

Más adelante, San Cayetano fundaría Monte de Pietà, una organización de beneficencia, que posteriormente pasaría a ser el Banco de Nápoles.

San Cayetano en Madrid

En Madrid se crearía el Convento de la Orden de los Teatinos de San Cayetano, también conocido como de Nuestra Señora del Favor. En esta sede se acogía a los religiosos que subsistían a base de la limosna, imitando el ejemplo del santo. Así, tras comer de aquello que podían reunir, los religiosos repartían el sobrante entre las personas hambrientas de alrededor.

Como curiosidad, en el año 1949 aparecieron dos volúmenes firmados por José Alba Abad que narraban la Historia Sintética de Madrid. En esta publicación, el autor narraba el origen de la verbena de San Cayetano, situándolo en un 7 de agosto de 1644. Según cuenta el escrito, aquel día los religiosos no consiguieron nada para comer, dejando a sus hermanos y a aquellos sin recursos sin comer. Al parecer, los hermanos García y Rodrigo Abad se enteraron de aquello y ordenaron que se enviase comida para el convento y para los pobres.

Hoy en día, las celebraciones de San Cayetano se alejan mucho de los costumbres de aquel entonces. Ahora las calles de uno de los barrios más castizos y entrañables de Madrid se llenan de gente, creyente o no, que se congrega para pasar un buen rato, acudir a los diferentes conciertos planeados, y tomar algo en alguna terraza mientras disfrutan de los pasacalles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.