www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Grabado del 16 de julio de 1890, cuando Isaac Peral visitó los Jardines del Retiro.
Ampliar
Grabado del 16 de julio de 1890, cuando Isaac Peral visitó los Jardines del Retiro. (Foto: Narciso Méndez Bringa/Bernardo Rico)

Madrid recibe a Isaac Peral con todos los honores

lunes 15 de julio de 2019, 08:21h

Científico, marino y militar español, Isaac Peral fue todo un pionero en su área. Durante su carrera en la Armada Española, realizó varias investigaciones científicas como el ‘Tratado teórico práctico sobre huracanes’, trabajó en el levantamiento de los planos del canal de Simanalés, en Filipinas, y se hizo cargo de la cátedra de Física-Matemática de la Escuela de Ampliación de Estudios de la Marina de San Fernando.

Pero sin duda, su trabajo más conocido fue el submarino torpedero o submarino Peral. Un arma invencible en aquella época, capaz de disparar torpedos sin tener que salir a la superficie, pero que ni la Armada ni el Gobierno quisieron.

Fue en 1884 cuando Peral esboza este invento tras haber llevado a cabo previamente diferentes estudios. En 1885 lo dio a conocer a raíz de la posible contienda con Alemania por la invasión de los alemanes a las Islas Carolinas.

Apoyado por el ministro de Marina, Isaac Peral procedió a la construcción de su gran arma, cuya botadura se produjo en 1888 ante una gran expectación. Todo el mundo se hizo eco de la noticia y ese fue el momento en el que la fama de Isaac Peral comenzó a crecer.

Un recibimiento a lo grande

El 15 de julio de 1890, Madrid recibió al inventor con grandes reconocimientos. Peral fue acogido en la capital con convites aristocráticos y populares, funciones de teatro, conciertos, sesiones literarias, conferencias, visitas privadas a personas que le apoyaron en su decisión de construir el submarino…

Y en la calle, los madrileños se volcaron con él, mostrándole su cariño y fervor con grandes aglomeraciones que se formaban a su paso. Una enorme comitiva por el Paseo del Prado fue otro de los grandes actos de recibimiento del inventor.

Entre el 15 y el 22 de julio de 1980, el día a día de Peral fue saludar a todos los madrileños que se acercaban a felicitarle y acudir a diferentes actos. La capital se volcó por completo con el inventor del submarino.

“No recordamos ovación ninguna tan extraordinaria, desinteresada y patriótica. Para recordar otra semejante habría que buscar la de los héroes revolucionarios en momentos de triunfo y delirio. En éstos, había vencidos que cerraban sus balcones y temblaban en el fondo de las casas, mientras el pueblo vitoreaba en las calles: en la de Isaac Peral no había sino vencedores”, señala la crónica de La Ilustración Española y Americana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.