www.madridiario.es
El director de orquesta, profesor de la UAX y jurado de 'Prodigios', Andrés Salado.
Ampliar
El director de orquesta, profesor de la UAX y jurado de 'Prodigios', Andrés Salado. (Foto: andressalado.com)

Andrés Salado, jurado de 'Prodigios': "Yo también bailo 'Despacito', pero hay que dejar espacio para la música clásica"

sábado 06 de abril de 2019, 09:00h
El joven director de orquesta madrileño, profesor en la Universidad Alfonso X el Sabio y jurado del programa de RTVE Prodigios, aplaude que, "por fin", la música clásica tenga un espacio en la televisión pública y, además, "con gran éxito". Andrés Salado (Madrid, 1983) aboga por desmitificar los estereotipos que rodean a su profesión y por modificar el "lamentable" sistema educativo para que no desaparezcan las Artes.

Hay tiempo para todo y, además, se puede disfrutar de todo. Esa es una de las "lecciones de vida" -junto a la de la "sana competición"- que los adultos aprenden de los concursantes de Prodigios, según uno de los jurados de este talent show que TVE emite los sábados por la noche. Andrés Salado (Madrid, 1983) es director de orquesta y profesor de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX), una de la pioneras -dice- que incluyen la Música como titulación superior.

En su misión por promocionar la música clásica, Salado se muestra agradecido del gran éxito que está teniendo el programa. "El estreno batió todos los récords: obtuvo más de 1,5 millones de espectadores. Hacía más de cinco años que TVE no alcanzaba esos datos un sábado por la noche", cuenta orgulloso con los datos de Shine Iberia -la productora del programa- en su memoria.

¿El secreto del éxito? Que los protagonistas del espectáculo son los participantes y no sus presentadores -Boris Izaguirre y Paula Prendes- ni los miembros del jurado -Ainhoa Arteta (en la categoría de canto), Nacho Duato (en danza) y Salado (en instrumental)-. Un jurado, apostilla este último, que -a diferencia de otros de programas similiares- está formado por "profesionales que saben de lo que hablan" y que, pese a ser críticos, no tratan a los concursantes "a gritos, sino con delicadeza, amor, pasión, cariño y cuidado". "Eso lo agradece mucho la gente que nos escribe por redes sociales", apunta.

Pero los que realmente hacen que el espectador elija la pública y no los 'Sálvames' de turno son los verdaderos 'prodigios': niños y niñas de entre 12 y 16 años que muestran sus impresionantes habilidades musicales y que encandilan no solo a sus familiares -que los observan emocionados desde el patio de butacas-, sino al resto de los españoles.

Los presentadores y el jurado de 'Prodigios' (de izqda a dcha): Boris Izaguirre, Paula Prendes, Ainhoa Arteta, Nacho Duato y Andrés Salado. (Foto cedida por RTVE)

Rompiendo estereotipos

Más allá de ofrecer un espectáculo tocando el piano, el violín o la trompeta -entre otros instrumentos-, bailando o cantando, los concursantes contribuyen a romper los estereotipos que, a menudo, rodean a quienes se dedican a este tipo de actividades. "Tenemos que quitarnos ese cliché de que los músicos clásicos somos aburridos. Somos gente normal y corriente y, quizás, hasta con mayor locura que los demás", bromea Salado en una conversación telefónica con este diario.

La biografía de los adolescentes participantes incide en esa idea: son músicos, sí, pero también pertenecen a equipos de fútbol o baloncesto, juegan a videojuegos, chatean con sus amigos o tienen como hobby la papiroflexia, por poner solo algunos ejemplos. "Yo tengo 35 años y sigo leyendo, jugando a la 'Play' y saliendo de cervezas con amigos", afirma el joven director de orquesta que, además de ser pianista, violinista y percusionista, ha dirigido las Orquestas Sinfónicas de prácticamente todas las Comunidades Autónomas, la de RTVE o la Joven Orquesta Nacional de España.

"Es verdad que cuando te dedicas a la música, tú aprendes a hacer escalas mientras tus compañeros de clase juegan a la pelota, pero hay tiempo para todo", incide Salado. "Somos una especie de deportistas de élite, pero poco a poco vas descubriendo que no se trata de tener mucho tiempo, sino de optimizarlo, como en cualquier otra profesión", argumenta.

"¿Qué sería de las grandes películas sin su banda sonora? Jamás funcionarían"

Apasionado, lanza un mensaje a los escépticos que creen que la música clásica no va con ellos porque es aburrida: "Lo pusimos de manifiesto en el programa: la música clásica está en nuestras vidas, en el dentista, en el supermercado, en las películas... ¿Qué sería de las grandes películas sin su banda sonora? Jamás funcionarían", zanja.

Por si acaso eso no es suficiente, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León que ameniza el programa -se graba en el auditorio Miguel Delibes de Valladolid- y acompaña a los concursantes intenta atraer a los espectadores interpretando melodías tan conocidas como la banda sonora de Superman o Star Wars. "El programa es un maridaje entre cultura y entretenimiento. Los productores saben hacer llegar la música clásica al público", valora Andrés Salado.

De hecho, en las dos primeras galas -habrá cinco en total: tres de preselección, semifinal y final-, ha habido invitados que poco o nada tienen que ver con la música clásica como Raphael o Blas Cantó. "El éxito está en conjugar todos los géneros musicales para hacer el programa atractivo a todos los públicos. Los concursantes no solo interpretan a Vivaldi, también Bohemian Rhapsody, de Queen", relata el entrevistado.

El "lamentable" sistema educativo en España

Él mismo se pone como ejemplo: "Yo también bailo Despacito (el hit de Luis Fonsi) cuando me tomo un gintonic, y mola mucho, pero todo tiene su espacio". Por ello, Salado aboga por mejorar el "lamentable" sistema educativo para crear, al menos, a largo plazo, una sociedad como, por ejemplo, la de Viena, donde él ha vivido varios años. "Allí la gente se desvive por la música, pero por todo tipo de música: les da igual Paco de Lucía que Shakira que ir a la ópera", ejemplifica. "Se trata de hacer una dieta equilibrada, pero con la cultura y la sensibilidad", continúa.

Uno de los niños concursantes de 'Prodigios' en la categoría de 'Instrumental'. (Foto cedida por RTVE)

Un equilibrio que no se da en las escuelas de España, que relegan la música a una asignatura secundaria en la que, para hacer carrera, hay que acudir a "caros" conservatorios privados. Por ello, Salado agradece a la Universidad Alfonso X el Sabio -universidad donde dirige, junto a Miguel Romea, el Máster UAX en Dirección de Orquesta- que haya sido "pionera en crear una entidad como la Facultad de Música que incluye nuevas corrientes pedagógicas y profesores especialistas que siguen 'vivos' en su profesión". "Es la única facultad de España que tiene Música. Existen otros estudios superiores reglados, pero en los conservatorios", explica.

"Los políticos son de todo, menos sensibles a la Cultura"

De hecho, uno de los premios que se llevará el ganador de Prodigios -además de 20.000 euros- es una beca para formar parte del Centro de Alto Rendimiento de la UAX. "Se tratará de un curso especializado creado ad hoc para esa persona en función de la especialidad en la que participe", detalla el director de orquesta.

Esta noche se descubrirá qué tres participantes (uno de cada área) llegan a la semifinal. Ya a finales de abril, previsiblemente, se conocerá el 'Prodigio del año'. Hasta entonces el jurado seguirá pasando un mal trago cada vez que tiene que elegir solo a uno de sus niños. Eso sí, siempre les quedará el placer de poder, también, lanzar pullas a los políticos que no apuestan por la música en la Educación y la tratan como si fuera "un ente separado" del resto de las materias. "Lloro cada vez que escucho que están desapareciendo las Artes Plásticas de los institutos. Y eso pasa porque los políticos son de todo menos sensibles a la Cultura", concluye Salado.

Biografía de Andrés Salado

Nacido en Madrid en 1983, Andrés Salado inició su formación estudiando piano, violín y flauta barroca. A los 10 años comenzó a especializarse en percusión y se tituló en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

A día de hoy es Director Artístico y Titular de la Joven Orquesta de Extremadura y de la Orquesta Opus 23. También dirige la Orquesta de la UAX, universidad en la que es responsable, junto a Miguel Romea, del Máster UAX de Dirección de Orquesta.

En España, ha trabajado como colaborador o titular de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, la Orquesta Nacional de España, la Orquesta Sinfónica de RTVE así como las correspondientes sinfónicas de la práctica totalidad de las regiones españolas.

A nivel internacional, ha dirigido la Sinfónica Nacional de México, la de Yucatán, la de Oporto, Salzburg Chamber Soloist y la Lucerne Festival Academy Orchestra.

Entre sus mentores se encuentran los maestros Miguel Romea, Peter Rundell, Jorma Panula, Sandro Gorli, Peter Gülke, Peter Eötvös y Antoni Ros Marbà.

Andrés Salado ha recorrido buena parte de los mejores auditorios del mundo: el Auditorio Nacional de Música de Madrid, L’Auditori de Barcelona, el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, el Teatre Principal de Palma de Mallorca, el Teatro Dal Verme de Milán o el KKL Luzern de Suiza, entre otros muchos .

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • "Yo también bailo 'Despacito', pero hay que dejar espacio para la música clásica"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    13686 | MARIACARMEN BRIAS DIEZ - 06/04/2019 @ 17:44:15 (GMT+1)
    EL MEJOR PROGRAMA DE LA TVE PARA MI

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.