www.madridiario.es
La delincuencia crece también en la capital según el Balance de Interior.
Ampliar
La delincuencia crece también en la capital según el Balance de Interior. (Foto: Javier Bernardo)

Sube la delincuencia en la Comunidad, con ahínco en delitos contra la libertad e indemnidad sexual

domingo 17 de febrero de 2019, 12:31h
El Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior destaca el incremento de la delincuencia en la Comunidad de Madrid en un 2,3 por ciento, siendo los más importantes el tráfico de drogas, los hurtos y los delitos contra la libertad e indemnidad sexual.

La delincuencia subió en la Comunidad de un Madrid un 2,3 por ciento en 2018, según el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, en el que destaca la importante subida de delitos contra la libertad e indemnidad sexual y el tráfico de drogas y el descenso de robos con violencia e intimidación y de homicidios.

Concretamente, la Policía Nacional y la Guardia Civil de Madrid registraron un total de 389.995 infracciones el año pasado, frente a las 381.242 de 2017. Los delitos más graves disminuyeron, ya que se registraron 36 homicidios dolosos y asesinatos consumados, tres menos que el año anterior. Las tentativas de homicidios también bajaron, de 86 a 78.

Por su parte, los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumulturias descendieron un 2 por ciento, de 2.124 en 2017 a 2.167 el año pasado. En cambio, los secuestros pasaron de siete a 12, un 71,4 por ciento más.

El dato más preocupante de la estadística es el importante aumento de delitos contra la libertad e indemnidad sexual, que ya se incrementaron respecto el año precedente. Así, en el último año lo hicieron un 13,6 por ciento, hasta las 2.167 infracciones de este tipo. Entre ellas, hubo 252 violaciones registradas, un 14 por ciento más que en 2017.

Además, el tráfico de drogas, en un año caracterizado por el fenómeno de los 'narcopisos', volvió a subir, en esta ocasión un 21,5 por ciento, hasta las 1.954 infracciones penales.

En cambio, los robos con violencia e intimidación disminuyeron un 11,2 por ciento, hasta anotar los 14.493. Los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones se mantuvieron más o menos igual, al registrarse 19.328, 18 más que en 2017. De ellos, 12.793 son robos en casas.

Los robos con fuerza en domicilios subieron un 1,8 por ciento, después de la gran bajada de 2017, y se situaron en los 12.793. Sin embargo, las sustracciones de vehículos bajaron un 18,7 por ciento, de 10.715 a 8.712 infracciones.

Los hurtos, que son los delitos que más se cometen también bajaron un 2,4 por ciento, hasta llegar a los 152.602.

La criminalidad en la capital también aumenta

En la capital también aumentó la criminalidad el año pasado, concretamente un 2 por ciento, hasta alcanzar las 240.138 infracciones, según datos de la Policía Nacional del Balance del Ministerio del Interior. Los homicidios y asesinatos aumentaron de 16 a 20 y los intentos de homicidio, en cambio, pasaron de 55 a 46.

Por otro lado, se registraron 1.228 riñas tumultuarias, un 1,3 por ciento menos, y se denunciaron dos secuestros. Al igual que en el resto de la región, los delitos contra la indemnidad y libertad sexual subieron un 16,6 por ciento, hasta anotarse 1.003. De ellos, se denunciaron 162 violaciones, un 12,5 por ciento más que en 2017.

Los robos con violencia e intimidación bajaron un 12,3 por ciento (10.086), mientras que los robos con fuerza en domicilios bajaron un 9,4 por ciento, hasta los 5.462. Los hurtos bajaron un 2 por ciento, hasta alcanzar los 109.909. La sustracción de coches bajó un 12,8 por ciento (5.455) y el tráfico de drogas subió un 22,2 (1.465 delitos denunciados).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.