www.madridiario.es
Repartidor de Glovo.
Ampliar
Repartidor de Glovo. (Foto: Europa Press)

Un juez reconoce por primera vez a los 'riders' de Glovo como falso autónomos

miércoles 13 de febrero de 2019, 20:25h
Un juzgado madrileño ha declarado nulo el despido sufrido por un 'rider' de Glovo tras secundar una huelga espontánea el pasado mes de septiembre. El magistrado entiende que el trabajador operaba como falso autónomo para la plataforma, siendo la primera vez que dicha relación contractual se ha reconocido. La empresa ha defendido la legalidad de su negocio y ha anunciado que recurrirá la sentencia.

El Juzgado de lo Social número 33 de Madrid ha decretado que un repartidor de Glovo despedido operaba como falso autónomo para la plataforma y que en realidad existía una "relación contractual" con esta empresa.

En la sentencia también se declara nulo el despido que sufrió este 'rider' durante una huelga espontánea que tuvo lugar en septiembre de 2018 y ordena la readmisión "de forma inmediata" a su puesto de trabajo, con el abono de los salarios que dejó de percibir.

El fallo judicial establece que este despido "resulta atentatorio a sus derechos fundamentales de libertad de expresión y huelga". Por tanto, condena a Glovo a volver a incorporar al repartidor. Contra el fallo cabe recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El juzgado ve probado que existe una relación laboral entre el repartidor y Glovo, dado que sin el soporte que aporta la plataforma por medio de las tecnologías de información y comunicación (TIC), su actividad sería imposible.

"El repartidor nunca podría realizar su tarea desvinculado de la plataforma digital en la que se integra: es impensable que con su vehículo y su móvil pudiera transportar mercancías entre proveedores y clientes", indica el fallo.

Es más, "si decidiera emprender por sí mismo este tipo de actividad como auténtico autónomo, estaría condenado al fracaso y sus posibilidades de crecimiento como emprendedor serían nulas, ya que el éxito de este tipo de plataformas se debe al soporte técnico proporcionado por las TIC que emplean para su desarrollo y a la explotación de una marca, en este caso Glovo, que se publicita en redes sociales a través de los buscadores tipo Google, sitio al que acuden los clientes cuando necesitan la compra y entrega de los productos que la demandada suministra", añade.

En concreto, los servicios jurídicos de UGT instaron la demanda de un repartidor que había sido despedido por participar en una huelga espontánea realizada en septiembre de 2018 por parte de los repartidores de Glovo para reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo.

La sentencia conocida este miércoles, "favorable para los trabajadores", según UGT, llega tras dos sentencias contrarias dictadas por los Juzgados de lo Social número 37 y 17 de Madrid, que habían considerado que la relación de estos repartidores de Glovo era propia de trabajadores autónomos económicamente dependientes (Trade).

El texto de la sentencia recoge las circunstancias y condiciones en las que se presta el servicio de reparto en Glovo, analiza la nueva realidad de la actividad productiva a través de las nuevas tecnologías y plataformas digitales y concluye aceptando la argumentación de UGT de que la relación de trabajo de los repartidores es laboral, aplicándose en toda su extensión a la misma las normas laborales y de Seguridad Social propias del trabajo asalariado.

Tras reconocer la relación laboral, la sentencia califica el despido como nulo por haber sido consecuencia del ejercicio por parte del repartidor de sus derechos fundamentales de huelga y libertad de expresión.

El sindicato ha precisado que tras esta sentencia se centrará en el conflicto colectivo planteado en la Audiencia Nacional, que está en fase preparatoria, así como en los procedimientos de oficio iniciados por la Tesorería de la Seguridad Social contra Deliveroo y Glovo para hacer valer los criterios expuestos en esta sentencia. Por último, UGT ha recordado que esta sentencia se une a otras dos más ganadas por el sindicato FNV de Bélgica contra Deliveroo.

La empresa defiende la legalidad de su negocio

Glovo ha vuelto a defender que la relación que une a los repartidores con la plataforma "se ajusta plenamente a la legalidad", después de la sentencia comentada. "Superamos una inspección de trabajo en Barcelona que validó, mediante un extenso informe, nuestro modelo de negocio. Es más, dicho informe fue confirmado como hecho probado por un Juez de Madrid en una Sentencia en enero de 2019", ha manifestado la compañía en un comunicado.

Glovo se remite así a las otras dos sentencias que dictaminaron que los repartidores que colaboran con Glovo no tienen una relación laboral encubierta. Para la compañía, ambas sentencias "fueron extraordinariamente elaboradas en cuanto a hechos probados y fundamentos jurídicos". De hecho, Glovo incide en que en las mismas "quedó plenamente acreditado que el repartidor no está sujeto a su ámbito de organización y dirección, probándose asimismo a través de peritos independientes que el repartidor decide libremente cómo, cuándo y cómo colaborar, pudiendo incluso desistir de un servicio previamente aceptado a mitad de ejecución sin sufrir por ello penalización alguna".

En cuanto a la sentencia notificada este miércoles, Glovo ha querido trasladar que ha verificado que el contenido de la misma "no desvirtúa los hechos probados ni los fundamentos jurídicos de las dos sentencias anteriores que sí validaron el modelo de negocio".

De esta forma, la compañía ha anunciado que recurrirá esta última sentencia, por lo que esperará para ver cómo resuelve la siguiente instancia cuando se valide toda la carga probatoria aportada por la compañía. "Confiamos en la justicia y en nuestro modelo de negocio, por lo que estamos convencidos que en la siguiente instancia se valide el mismo de nuevo", ha declarado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios