www.madridiario.es

'ARDE MADRID'

Imagen del making off de Arde Madrid, de Paco León y Anna R. Costa
Ampliar
Imagen del making off de Arde Madrid, de Paco León y Anna R. Costa (Foto: Arde Madrid)

Paco León: “Ava Gardner vino a Madrid a hacer lo que en Los Ángeles no le dejaban”

jueves 08 de noviembre de 2018, 09:00h
Este jueves se estrena en Movistar Plus Arde Madrid, la serie creada por Paco León y Anna R. Costa que indaga en la 'dolce vita' de Ava Gardner en Madrid durante la dictadura franquista, con Inma Cuesta, Debi Mazar, Anna Castillo y el propio León, entre otros, en el reparto. Hemos charlado con algunos de sus protagonistas

“I love ruido a veces, pero en España imposible dormir”. La escena es tan rocambolesca como real. Ava Gardner, en bata y picardías, recibe en el salón de su casa al general Juan Domingo Perón y a su tercera esposa, Isabelita. Ellos, recién exiliados de Argentina, y ella, en una especie de exilio voluntario, viven en el mismo edificio, en el número 11 de la calle Doctor Arce. Ellos, dispuestos a cantarle las cuarenta a su ruidosa vecina de arriba. Ella, sin ninguna intención de dejar de hacer de sus noches lo que le dé la real gana.

Esto pasaba en el Madrid de 1961. Y casi nadie lo sabe. “Cuando nos topamos con esta historia, empezamos a investigar y conocimos esa dolce vita madrileña que nadie ha contado”, explica el actor y cineasta Paco León en una charla con Madridiario. Y así, León y la guionista Anna R. Costa, pareja profesional y sentimental, parieron Arde Madrid, la serie de la que todo el mundo habla, probablemente el fenómeno de la ficción televisiva esta temporada, que podrá verse a partir de este jueves en Movistar Plus.

La dolce vita madrileña

Hollywood daba los últimos coletazos de su época dorada y, alentado por una tímida apertura, especialmente en lo económico, de la dictadura franquista, encontró en España un escenario diverso y, sobre todo, barato, para rodar sus historias. Así que por Madrid empezó a desfilar una élite de artistas extranjeros y aristócratas que, entre rodaje y rodaje, “vivieron una fiesta salvaje en plena dictadura”, cuenta León.

Entre todos ellos, Ava Gardner vino para quedarse. En concreto, trece años, en los que se convirtió en la reina de la noche madrileña, el alma del Museo Chicote o del tablao Villa Rosa, puntos de reunión de la jet set de la época, en los que se forjaban amistades improbables entre estrellas de Hollywood como Charlton Heston, Samuel Bronston o la propia Ava y los protagonistas del folklore español de la época, como Lola Flores, Carmen Sevilla o Estrellita Castro.

Los ‘Madrides’

Humo, whiskey americano, música y sexo desinhibido de un lado; del otro, represión, ignorancia y, como mucho, picaresca. Porque Madrid debería de poder escribirse en plural. Porque mientras Ava y compañía se bebían, se fumaban y se besaban, el servicio de Ava y los madrileños que la admiraban estaban atados, con las alas cortadas por una moral impuesta y un analfabetismo galopante, especialmente en el caso de las mujeres.

Esos dos ‘Madrides’. El del desayuno con diamantes, pero con churros y en San Ginés; el de Ava y el de Ana Mari, la sirvienta de la actriz interpretada por una espectacular Inma Cuesta, para la que León y Costa inventaron una trama paralela en la que es una trabajadora de la Sección Femenina enviada como espía a la casa de Gardner por la mismísima Pilar Primo de Rivera para indagar en las supuestas conexiones comunistas de la diva de Hollywood.

Una revolución femenina

"A las mujeres se las adoctrinaba para no saber, para obedecer al marido"

“Esto viene de atrás, de un trabajo que hice en teatro que se llamaba El manual de la buena esposa, donde tuve que investigar mucho sobre la sexualidad de la mujer en esa época, que era muy cerrada, muy analfabeta… a las mujeres se las adoctrinaba para no saber, para obedecer al marido y ser casi ‘objeto de’”, cuenta Costa. Así que Arde Madrid juega con ese contraste entre la mujer “libre, maestra y directora de su propia sexualidad” y Ana Mari, “que no sabe nada”. Y Arde Madrid sale de ese espacio entre el costumbrismo y la sátira en el que tan estratégicamente lo han colocado sus creadores para convertirse en un alegato del despertar femenino.

Porque, al final, “esta historia no va de Ava Gardner”, sino “de la gente de Madrid”. La que lo dice es la nueva Ava. La actriz americana Debi Mazar, encargada de dar vida al ‘animal más bello del mundo’ en Arde Madrid, prefiere no referirse a su personaje como una “diva”. “Era una chica del sur, muy pobre y con los pies en el suelo”, cuenta a este digital. Mazar parte de un parecido físico subrayado por el propio Frank Sinatra, pero asegura que su mayor preocupación era la de recuperar “su espíritu, su gusto por la vida” y “humanizarla”, contar su historia en ese momento en Madrid, donde vino a reivindicarse como actriz, en papeles más allá de “una cara bonita”.

Los escenarios

Arde Madrid, la primera serie rodada en blanco y negro, tiene ese regusto de las ficciones históricas, en las que resulta agradable recrearse en los personajes reales que pueblan sus historias –con interesantes cameos en el casting- y, sobre todo, en sus escenarios. El Madrid de los sesenta brilla, sus calles, sus gentes y esa esencia de pueblo, de bar, de vecinos que se conocen, que chismorrean.

“Por muy grande que se vea Madrid, también es muy pueblo"

“Esa cosa de la calle, de la importancia de la comunicación oral, de reunirse en el bar, creo que está muy viva en la serie”, cuenta Costa, quien cita a Berlanga y sus gentes ruidosas y jaleosas como referentes.

“Yo creo que aún hoy Madrid también tiene eso”, añade León, que pone el acento en una parte casi intacta de esa ciudad que vivió Ava Gardner: Chicote, el Villa Rosa, La Mallorquina, San Ginés… “Por muy grande que se vea, también es muy pueblo, tiene algo de villa, y también es un centro en el que todo el mundo viene de las provincias a hacer lo que en sus pueblos no hacía; le pasa incluso a Ava, que vino a Madrid a hacer lo que en Los Ángeles no le dejaban hacer”, lanza.

A Mazar, que visitó Madrid por primera vez cuando empezó a grabar la serie, la ciudad la atrapó. Como a Ava, que encontró su libertad en medio de una dictadura. “Cuando llegué a Madrid me pareció que la gente era más abierta, más libre que en EEUU”, afirma. “Es una ciudad magnífica, grandiosa, una ciudad tan elegante… pero a la vez llena de vida, libre, feliz; Madrid es mi nuevo lugar favorito en el mundo”.

Expectación total ante el estreno de Arde Madrid. Y sus creadores, ¿qué esperan? “Que sorprenda que aporte algo nuevo y que, aunque es una serie que transcurre en el 61, el espectador la sienta como muy desde ahora”, señala Costa.

“Hay una cosa que les pasa a todos los personajes, que está presente en toda la serie y que se ve sobre todo en el arco de Ana Mari, que creo que es el más pronunciado: darse cuenta de que la libertad no es algo que te tienen que dar, sino que te la tienes que buscar tú”, añade León , y termina: “Ojalá que la gente se sienta espoleada, que la serie le diera permiso para hacer cosas que quiere”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Paco León: “Ava Gardner vino a Madrid a hacer lo que en Los Ángeles no le dejaban”

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    11771 | Angela - 08/11/2018 @ 14:53:14 (GMT+1)
    Seguramente será una de esas series que enganchan. La señora que interpreta a Ava no me gusta demasiado, pero reconozco tiene un gran parecido. A ver que tal...
    11770 | Juan Manuel - 08/11/2018 @ 13:43:13 (GMT+1)
    Esta señora, aparte de pivon, era un ser libre y buscaba esa libertad fuera de su país, donde no era juzgada. Iré, seguro a ver la película y espero no me defraude en las expectativas.
    11768 | Jessi - 08/11/2018 @ 13:34:45 (GMT+1)
    Que buena película., hay que ir a verla. Me gustan mucho este tipo de películas. Gracias por Hacer reportajes con este.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.