www.madridiario.es

Catedral de la Almudena, ¿"romería" franquista?

lunes 15 de octubre de 2018, 09:18h

Tengo la costumbre, cada vez que paseo por la calle de Bailén, de entrar a la catedral de la Almudena, para recrearme en la obra más larga en el tiempo y más bella en el trazo, que nunca haya tenido Madrid. Más de un siglo tardó en construirse, pero mereció la pena. Y dentro de ella, el recinto más interesante: la cripta, donde están enterrados, bien en capillas, mausoleos o tumbas bajo el suelo que pisamos, importantes personajes.

El pasado viernes, en una de esas visitas, hallé uno tumba cubierta de flores rojas y amarillas. En la lápida se podía leer que allí están enterrados Cristóbal Martínez Bordíu y su esposa, Carmen Franco, hija de Francisco Franco. Y ese será el destino donde irán a parar los restos del dictador, cuando sean exhumados del Valle de los Caídos.

Pedro Sánchez tenía la obsesión de sacar a Franco de su tumba, quizá con el ánimo de que el lugar deje de ser un sitio de “peregrinación” de los nostálgicos del franquismo. Pero tengo la impresión, de que va a conseguir el efecto contrario. Desplazarse al Valle de los Caídos implicaba acudir expresamente a visitar la tumba del dictador, y eran pocos los dispuestos a recorrer la distancia desde Madrid, pero ahora, cuando sea inhumado en la tumba familiar de la Almudena, crecerá la expectación, no sólo para los nostálgicos del régimen, sino para turistas y paseantes curiosos, lo que puede convertir a la catedral en un punto de atracción, y en consecuencia, en una visita a la tumba de Franco, infinitamente más numerosa que la que acude al Valle de los Caídos. Si se quería exhumar al dictador para acabar con un lugar de referencia para determinados visitantes, lo que se va a conseguir es que se incremente el número de éstos, al encontrarse el enterramiento en pleno centro de la ciudad, lugar de paso para miles de transeúntes a diario.

Puede que, quién más rápidamente se diera cuenta de esto, fuera el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha pedido al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que impida que Franco sea enterrado en la catedral de la Almudena. Pero el presidente no puede evitarlo. Hay deseos personales que terminan torciéndose por culpa de un error de cálculo en las consecuencias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.