www.madridiario.es
Casa de apuestas Sportium.
Ampliar
Casa de apuestas Sportium. (Foto: Rosa Lorenzo )

El imparable crecimiento de las casas de apuestas: un 300% en cinco años

miércoles 10 de octubre de 2018, 07:45h
Hace cinco años, en la región había 47 casas de apuestas y, en la actualidad, el número ha ascendido hasta alcanzar las 190. Un crecimiento del 300 por ciento que ha ido en sintonía al producido en los salones de juego: en 2013 había 257 y ahora, 385. Eso sí, pese a las cifras, la Comunidad niega que vaya a limitar por ley la apertura de nuevas salas y se centra en mejorar el control de accesos para que no se cuelen menores.

Madrid se ha convertido en un hervidero de locales donde apostar. En el tramo de la calle Bravo Murillo que conecta la rotonda de Cuatro Caminos con Plaza Castilla hay hasta 14 negocios de este tipo, cifra que se repite en otra gran avenida como es la calle Marcelo Usera. En otros barrios como, por ejemplo, Quintana, se dan otro tipo de imágenes que son igual de clarificadoras: una casa de apuestas a quinientos metros de un colegio o de un local donde se trata a ludópatas.

A día de hoy, es difícil caminar por una gran avenida sin ver algún local de apuestas, ya sean salones de juego -donde, además, hay máquinas tragaperras- o locales específicos, expolotados directamente por casas como Codere, que cuentan con autorización para ofrecer cuatro máquinas para apostar y servicio de bar o cafetería.

Así, esta sensación empírica se convierte en científica cuando se echa un ojo a las cifras. Según los números trasladados a Madridiario por parte de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda, el número de locales específicos ha aumentado un 300 por ciento en cinco años: en 2013 había 47 en toda la región y el año pasado ya se registraron 190.

En cuanto a los salones de juego, el crecimiento ha sido menor pero, sin embargo, no desdeñable: hace cinco años había 257 y en la actualidad, 385, lo que se ha traducido en un aumento del cincuenta por ciento.

Estadísticas que muestran el crecimiento de las casas de apuestas y de los salones de juegos en los últimos años. (Fuente: Comunidad de Madrid)

La Comunidad rechaza limitar la creación de nuevos locales

Pese el considerable aumento de ambas especies de locales, la Comunidad rechaza frontalmente limitar o condicionar su existencia. Tal y como confirmó ayer en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, el Ejecutivo de Ángel Garrido no ve necesario "poner ningún tipo de contingentación" ni de coto a este sector que es, dicen, como uno más.

En este sentido, la Comunidad se escuda en un dato revelador que, eso sí, solo habla de los salones de juego: Madrid, con 5,92, se sitúa por debajo de la media nacional (6,73) en el número de salones de juego por cada 100.000 habitantes, muy lejos de comunidades como Murcia (22,10), Baleares (13,35) o Melilla (10,45), regiones que sí han condicionado la creación de estos negocios. En cuanto a las casas de apuestas -donde se ha producido el mayor aumento-, la Consejería reconoce que no hay datos sobre la media nacional.

Estadísticas de salones de juegos por cada 100.000 habitantes en todas las regiones del país. (Fuente: Comunidad de Madrid)Podemos pedirá la dimisión del Director general de Ordenación de juego

El anuncio de la mejora en los controles de acceso a los salones de juego y casas de apuestas llega días antes de la comparecencia del director general de Ordenación del Juego, Fernando Prats, en comisión -ha sido llamado dos veces y no ha acudido en ninguna ocasión- y de la consejera Hidalgo en Pleno, ambas a petición de Podemos.

Según Emilio Delgado, diputado morado, Prats es un servidor más de este sector, por lo que van a pedir su dimisión este miércoles. Si, como es precedible, no la acepta, pedirán su cese a la consejera Engracia Hidalgo y, en último caso, elevarán el caso al Defensor del Pueblo.

"Es como la heroína"

En la posición de regular el negocio de las apuestas, junto a podemos se encuentran también varias asociaciones. "Yo vivo en Puente de Vallecas y, en mi calle, tenemos cuatro locales en una vía de 80 números", explica en una conversación con este digital Vicente Arroyo, vicepresidente de la Asociación para la prevención y ayuda al ludópata (APAL).

Arroyo intenta trasladar así una sensación que refleja en cifras y que ha visto con sus propios ojos a través del número de asociados de la entidad a la que pertenece. Hace cuatro años, cuenta, eran "poco más" de 110 y ahora son 200.

De este modo, además de que se ponga coto a los salones de juego para que no se abran "uno frente a otro" o "cerca de colegios", también pide que el Estado regule su publicidad y que las instituciones aúnen fuerzas para que las apuestas no logren el mismo efecto que las drogas provocaron en Madrid en la década de los ochenta: "Es como la heroína: una generación perdida que llegaba a robar a sus familiares para conseguir dinero".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.