www.madridiario.es
Los viajeros de Valdebebas sufren especialmente las inclemencias del tiempo.
Ampliar
Los viajeros de Valdebebas sufren especialmente las inclemencias del tiempo. (Foto: Javier Bernardo)

Esperar el bus a la intemperie: los nuevos barrios piden marquesinas

jueves 16 de agosto de 2018, 08:00h
La queja viene de lejos: los vecinos de Valdebebas piden que los postes en las paradas de EMT de su barrio sean sustituidos por marquesinas. Mientras no llegan, esperan el autobús bajo una ola de calor o a la intemperie del invierno. El PSOE en el Ayuntamiento de Madrid ha trasladado la demanda en reiteradas ocasiones al Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes a través del concejal Ignacio Benito, que también es consejero de la misma.

Valdebebas quiere marquesinas en todas sus paradas de autobús, y las quiere ya. Los 'gritos' reclamantes se escuchan en las redes sociales bajo la etiqueta #MarquesinasValdebebasYa. También en el Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), donde la situación ha sido "denunciada en reiteradas ocasiones" por el concejal del PSOE Ignacio Benito, consejero de la EMT.

"El problema viene de lejos", recuerda el edil, sensibilizado con "las molestias que sufren los vecinos y vecinas que utilizan el autobús porque Madrid es una ciudad con climas bastante extremos". Estos días es el calor. Hace unos meses, la lluvia y el frío, que volverán. "Tanto en invierno como en verano están demasiado expuestos a las inclemencias del tiempo", apunta Benito en conversación con Madridiario.

El problema en estas fechas se intensifica por la disminución de la frecuencia de paso: "Ahora mismo en los barrios periféricos, con líneas que ya de por sí tienen una mala frecuencia, la gente puede estar esperando 15 minutos al sol. Es una auténtica barbaridad", observa el concejal.


El asunto, sobre la mesa del Consejo de Administración de la EMT

Él mismo ha puesto el asunto encima de la mesa del Consejo de Administración de la EMT varias veces. La sensación es agridulce: "Es cierto que a raíz de nuestra petición procedieron a la instalación de alguna marquesina, pero siguen faltando muchas". Se ha rechazado su montaje porque "dicen que no procede por las dimensiones de la calle o porque hay, por ejemplo, un árbol u obstáculo que lo impide, porque no quedaría suficiente espacio de paso o porque son paradas que tienen una afluencia de viajeros tan limitada que no merece la pena", lamenta Benito.

Esa última explicación duele especialmente al concejal: "No es que no merezca la pena, es que es un derecho. No tiene menos derecho el viajero que espera el autobús en una parada que en otra", argumenta. Por ello, pide "una especial sensibilidad para no dejar a los vecinos a la merced de las inclemencias del tiempo" y avisa: "Es lo que defendemos y lo seguiremos peleando".

¿Nueva parada de autobús? Primero, el poste; después, la marquesina

A propósito de las marquesinas de autobús, lo que ocurre en Valdebebas no sucede solo allí. "No es un problema limitado a un barrio; es algo que pasa en los desarrollos urbanos en general", señala Ignacio Benito, que destaca "la movilización de los vecinos en redes sociales". Las quejas y peticiones han llegado a la EMT.

¿Por qué en Valdebebas, como en otros barrios nuevos, hay postes en vez de marquesinas en las paradas de bus? Fuentes de la Empresa Municipal de Transportes explican a Madridiario el proceso de instalación. "Los servicios van llegando a los nuevos desarrollos urbanos a medida que se van consolidando". En el caso de Valdebebas, por ejemplo, y en lo referente a los autobuses urbanos, "empezó con un Servicio Especial hasta Mar de Cristal y ahora tiene tres líneas: dos diurnas y una nocturna", recuerdan las mismas fuentes.

Eso en cuanto a las líneas; en lo que respecta a las paradas, "primero se pone siempre el poste". Con el tiempo, "de forma paulatina, y en función de las necesidades, se sustituye por marquesina": estas "se priorizan en función del número de líneas y de viajeros por parada", por ejemplo.

Es el protocolo habitual. No ocurre solo en Valdebebas, insisten desde la EMT. Se ha actuado "exactamente igual" en el Ensanche de Vallecas, en Montecarmelo... y se hará lo mismo en El Cañaveral, que estrenará línea de bus en septiembre.

Sí, también hay alguna singularidad: "Hay que estudiar cada caso. De forma extraordinaria, se puede equipar directamente con marquesinas". Pero, inciden, "es absolutamente excepcional" porque "el servicio nace consolidado".

Desde la EMT reconocen que Madrid es hoy una urbe de climas muy extremos. "Pero también una de las ciudades europeas con mayor ratio de marquesinas, presentes en 8.274 paradas de las 10.933 existentes, lo que representa el 76 por ciento del total". Valdebebas, entre otras zonas, sigue esperando por las suyas: de momento, dicho sistema cobija a los usuarios del 50 por ciento de las paradas del barrio. Está en estudio el caso de la situada junto a la estación de Cercanías.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.