www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Falllida exhumación del Valle de los Caídos
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Falllida exhumación del Valle de los Caídos

lunes 23 de julio de 2018, 10:37h
Una cripta adyacente a la capilla del Valle de los Caídos podría albergar los restos de los hermanos Lapeña, fusilados en Calatayud y trasladados al mausoleo sin consentimiento familiar. Tras una larga batalla judicial, la nieta de uno de ellos consiguió en 2016 la orden de Patrimonio Nacional para exhumar los cuerpos, tarea que después de dos años de retraso parece inminente.

Seis décadas después de que sus cuerpos fueran trasladados de una fosa en Calatayud al Valle de los Caídos, los hermanos Lapeña están muy cerca de descansar en su tierra natal. Patrimonio Nacional ha adjudicado las obras para acceder a sus restos tras un retraso de dos años en el cumplimiento de la sentencia de exhumación, emitida el 26 de julio de 2016.

Expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han examinado en los últimos meses las condiciones del lugar donde se cree que fueron inhumados Antonio y Manuel, entre los columbarios 2061 y 2069. La investigación concluye que es posible acceder a los mismos, ubicados en el nivel tres de la cripta adyacente a la Capilla del Santo Sepulcro del mausoleo.

Los trabajos de desenterramiento comenzarán "con la mayor brevedad posible" para dar paso a la realización de las pruebas de ADN. Así, no es extraño que el proceso se viva en paralelo a la exhumación de Francisco Franco. El anuncio ha suscitado una oleada de visitas al valle de Cuelgamuros, donde están enterradas más de 33.800 personas, tanto del bando nacional como del republicano. A este último pertenecían los hermanos Lapeña, naturales de Villarroya de la Peña, en Zaragoza.

Manuel, fundador de CNT en Calatayud, desapareció el 27 de julio de 1936. Murió fusilado en el barranco de la Bartolina el 14 de agosto de ese año y su primer destino fue una fosa común. El mismo trágico final esperaba para Antonio Ramiro, quien se entregó a las autoridades en el mes de octubre, tras permanecer oculto. Los cadáveres de ambos llegaron a Guadarrama años después sin autorización por parte de la familia, que desde 2012 ha luchado porque cese "el insulto de estar enterrados junto al asesino".

La oposición del prior

El principal escollo al que se ha enfrentado Purificación Lapeña -nieta y sobrina de las víctimas- ha sido el ánimo de torpedear la operación del prior de Valle de los Caídos. El abad se propuso impedir las exhumaciones e incluso llevó el caso a los tribunales, alegando en un recurso contencioso administrativo que sacar los huesos podría dañar otros cuerpos.

Sin embargo, el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, lo desacreditó: "Tiene unas competencias que están en relación con el culto". Poco más tarde el prior retiró el recurso judicial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios