www.madridiario.es

PROHIBIDO ALIMENTAR A LOS GATOS EN EL AEROPUERTO

Gatos del aeropuerto de Barajas que cuida y gestiona la GFAM
Ampliar
Gatos del aeropuerto de Barajas que cuida y gestiona la GFAM (Foto: GFAM)

Cuatro meses después de la normativa: ni sanciones a los empleados, ni felinos muertos de hambre

domingo 20 de mayo de 2018, 07:37h

Tras cuatro meses desde la polémica normativa que Aena impuso a los trabajadores del aeropuerto, que contenía la prohibición de alimentar a los gatos dentro del recinto, ningún felino ha muerto y ningún empleado ha sido sancionado. Por su parte, la empresa ha emprendido negociaciones con la Gestión Aeroportuaria Felina de Madrid (GFAM) para controlar las colonias.

El 9 de enero entraba en vigor una nueva enmienda en la Normativa de Seguridad en Plataforma en la que Aena especificaba que está prohibido -bajo sanción- “alimentar animales dentro del recinto aeroportuario”. Esta regla pretendía solventar el problema que existe en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez que acoge multitud de animales que se cuelan o son abandonados en el mismo aeropuerto, tanto en la zona que ellos denominan ‘lado aire’ -de la valla hacia dentro, donde se encuentran la plataforma y las pistas-, como en el ‘lado tierra’ -hacia el exterior de la delimitación, que corresponde a las terminales de facturación, carreteras que llevan al aeropuerto y el terreno circundante-.

La medida tomada por la empresa fue muy mal recibida por el sindicato CSIF-AENA y la Gestión Felina Aeroportuaria de Madrid (GFAM), que la condenaron calificándola de maltrato animal: “Esto es un problema, y en vez de buscar una solución digna, Aena hace circular la orden de no alimentarlos”, señalaban desde la central sindical.

Aena se hará cargo de los gatos, según el Gobierno

Carles Mulet, senador por Compromís y miembro de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales, planteó al Senado el pasado mes de enero la siguiente pregunta: “¿Piensa el Gobierno instar o promover una Normativa de Seguridad en Plataforma más flexible y respetuosa con los animales?”.

La respuesta del Gobierno explicaba que según la Reglamentación Europea, la Organización de Aviación Internacional (OACI) y la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), “la fauna es identificada como uno de los mayores riesgos para la aviación, por ello requieren que los aeropuertos dispongan de los procedimientos adecuados para gestionarla, debido al peligro que constituye”. Con esto, justificaba la prohibición de alimentar a los animales con "el objetivo de evitar focos de atracción de fauna que puedan provocar graves incidentes".

Sin embargo, el Gobierno acota que con esta normativa se pretende “evitar que el personal no especializado interfiera en la labor de los expertos de control de fauna, un servicio constituido para compatibilizar la seguridad operacional y la protección de la biodiversidad del entorno”.

Han pasado ya cuatro meses desde esta polémica y a día de hoy, Aena no ha puesto ninguna sanción y tampoco se conoce que haya muerto ningún animal de hambre. En concreto, ninguno de los gatos que la GFAM cuida desde hace décadas, tal y como han confirmado la empresa aeroportuaria y la protectora.

Los abandonos, principal foco de aparición de gatos

Aena pretende que solo Control de Fauna sea quien se encargue de la gestión de los animales del recinto aeroportuario, ya que este cuerpo -perteneciente a la empresa- es el encargado de ello por ley-. Sin embargo, esta intención ha chocado con la labor de Helena Andrés Rubio, sindicalista del CSIF-AENA y miembro de la protectora GFAM, que ante la falta de actividad de este departamento, lleva un año -de forma oficial- dedicada al cuidado de los gatos que los pasajeros abandonan en la terminal y de las colonias que se han formado en las zonas colindantes al aeropuerto.

Aena no quiere ningún animal” afirma Andrés Rubio a Madridiario, que ha añadido que “los animales son abandonados por los vecinos de Barajas, algunos trabajadores e incluso por los pasajeros, que los sueltan en el parking antes de viajar”.

La sindicalista explica que el problema no tiene una solución tan fácil como la de dejar de alimentarlos para que se vayan, ya que “los gatos se refugian dentro de la zona vallada porque fuera saben que corren peligro y necesitan refugio, no sólo es por el alimento. Además, si la gente los abandona igual, se juntarán con los gatos que ya viven aquí y la colonia volverá a crecer o se crearán nuevas”, ha relatado.

“Aena no quiere ningún animal”

No obstante, no le parece mala idea que los trabajadores no puedan alimentar a los gatos, ya que “darle un poco de bocadillo" no es bueno para los animales, y "hacerlo de forma descontrolada repercute en la labor que hacemos en GFAM de gestionar la colonia”, ha explicado Andrés.

La animalista ha contado a Madridiario que la protectora se ha encargado de reducir las colonias y de intentar aplicar en la mayor medida posible el protocolo CES (capturar – esterilizar – soltar), que es, a ojos de Andrés “lo que se debe hacer”.

“El dinero necesario para el cuidado de estos gatos ha salido siempre de nuestros bolsillos, hemos dedicado mucho tiempo a intentar tener controladas las colonias, aunque es muy difícil hablar de números con exactitud. Aún así, hay terrenos donde sabemos exactamente cuántos individuos habitan, porque nos encargamos de sacar a los enfermos y proporcionarles los cuidados veterinarios necesarios, también salvamos a los bebés para ponerlos en adopción… Incluso hemos hecho reubicaciones”, ha contado la trabajadora de la protectora.

¿Qué hacer con los gatos?

Andrés Rubio lleva años -a partir de 2016 de forma oficial, cuando se funda la GFAM- tratando de minimizar el impacto de estas colonia dentro del recinto, realizando desplazamiento de individuos y colonias hacia zonas de menos riesgo, cada vez más hacia las vallas.

"Ellos quieren que seamos los que gestionemos todos"

“En algún caso se han hecho reubicaciones fuera de la propiedad de AENA, pero esto debería ser la última opción a llevar a cabo por el ‘efecto vacío’. Si se desaloja una zona o colonia por completo se volverá a llenar con todas aquellas especies que estaban por debajo de la cadena alimenticia del gato, e incluso otros individuos de colonias adyacentes volverán a esa zona al no tener machos alfa ni rivales que se lo impidan”, ha detallado la coordinadora de GFAM.

“Aena pretende coger a todos los gatos y sacarlos del recinto, pero no pueden hacer eso. Lo primero, porque son muchos y se esconden; y segundo, porque van a seguir entrando al continuar los abandonos”, ha explicado Andrés. Además, según ha contado a Madridiario la animalista, los gatos también cumplen una función en el aeropuerto: controlan la plaga de roedores, cucarachas e incluso conejos.

Desde finales de enero la GFAM y Aena debaten qué hacer con los gatos. Las últimas reuniones que han tenido, en el pasado mes de abril, apuntan a que se reubicará a la mayoría de los felinos, mientras que a los que se queden, se les aplicará el protocolo CES, para tener la colonia controlada y así evitar la plaga de ratas; una propuesta que viene de la mano de la protectora y que fuentes de la empresa aeroportuaria han confirmado.

Aunque esas parecen ser las intenciones de Aena, todavía no hay nada firmado. La GFAM tiene que entregar un informe, que incluya un censo, así como encargarse de encontrar unos terrenos adecuados para reubicar a los gatos: “Ellos van a trabajar con nosotros, quieren que seamos los que gestionemos todo, la elección del territorio, la reubicación, etc.”, ha contado Andrés Rubio.

Andrés Rubio cree que la única manera de reubicar a tantos gatos es crear un núcleo zoológico, lo que conlleva una infraestructura con una serie de edificaciones para los animales y la disposición de un veterinario. En principio, Aena va a colaborar con GFAM para que se realice así, aunque todavía no se sabe ni dónde, ni cuánto dinero costará.

Intentaremos cerrar este acuerdo para que sea lo más favorable para todos”, ha concluido Andrés Rubio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Ni sanciones, ni menos felinos tras prohibir su alimentación

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10097 | Ana Sánchez - 20/05/2018 @ 14:03:15 (GMT+1)
    Deberían pasarle la factura a las personas y entidades que les dan alimento a unos animales que bien saben buscarse el sustento.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.