www.madridiario.es
La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid durante la entrevista.
Ampliar
La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid durante la entrevista. (Foto: Javier Bernardo)

Causapié (PSOE): "Hay machismo en todos los partidos políticos"

jueves 08 de marzo de 2018, 07:46h
Purificación Causapié (Mondéjar, Guadalajara, 1964) es la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid. Firme y orgullosa feminista, llegó al Consistorio tras haber sido secretaria de Igualdad del PSOE, directora general del Imserso, secretaria general de Atención a la Dependencia y directora general de Servicios Sociales e Inclusión de la Junta de Andalucía. Con el deseo de que este 8-M sea histórico y se convierta en el punto de inflexión definitivo en aras de la igualdad, recibe a Madridiario poco antes de comenzar 24 horas de huelga. Una conversación en la que se muestra cercana y comprometida. Y convencida de que el futuro pasa por que mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades.

¿Portavoz o portavoza?

Creo que aquí siempre hay un falso debate. Muchas veces las mujeres hacemos referencia al femenino para que sea evidente que estamos ahí y que formamos parte de la gente que hace política, de los hombres y mujeres que hacemos política. Por lo tanto, yo no pretendo que se diga habitualmente portavoza; simplemente cuando reivindico expresiones de ese tipo lo hago para poner en evidencia que las mujeres estamos, aportamos y hacemos grandes cosas. Y no queremos que se nos invisibilice detrás de un lenguaje que pretende ser genérico, pero que habitualmente solo nombra a los varones en determinados puestos.

¿Qué significa ser feminista hoy?

Para mí, que he sido feminista desde que empecé a pensar que el mundo en el que vivía no me gustaba y quería cambiarlo, sigue significando lo mismo que cuando tenía 14 o 15 años. Sigue significando que el mundo en el que vivimos penaliza a las mujeres por el hecho de ser mujeres. El feminismo quiere transformar esa realidad y hacer que esta sociedad sea justa porque tenga en cuenta a más de la mitad de la población. Significa luchar por tener los mismos derechos que los hombres. No por ser ni más ni menos, sino iguales. Significa que queremos acabar con prácticas como las agresiones sexuales, la violencia de género, la desigualdad laboral o la brecha salarial. Y pensamos que tenemos derecho a la mitad de todo.

"Hay hombres que tienen miedo al feminismo"

¿Es difícil ser feminista?

Sí. Pero antes era difícil, incluso, decir que eras feminista. Y en algún momento estuvo mal visto serlo. Ahora parece que está de moda, pero el problema es ser feminista de verdad. Para muchas mujeres es difícil decir que están sufriendo acoso o reivindicar igualdad salarial, y a veces eso lo tienen que hacer en presencia de gente que dice que es feminista. Sigue siendo difícil reivindicar el derecho a la igualdad y que los demás reconozcan que hay determinadas situaciones que son injustas. A veces se da por hecho que la igualdad ya está conseguida y no es verdad. La igualdad todavía es un horizonte que tiene que llegar a ser realidad.

¿Tienen los hombres miedo al feminismo?

Creo que sí. Pienso que hay una parte de los hombres que empiezan a ser conscientes de que en una sociedad en igualdad ellos ganarán. Pero también hay muchas resistencias porque ser feminista significa reconocer que el poder, el empleo y la economía tienen que repartirse. Y también han de repartirse cuestiones que dan mucho trabajo, como el cuidado. Por ello hay hombres que se ponen a la defensiva respecto al feminismo. Sin embargo, insisto, hay hombres que empiezan a ver que el feminismo y las posibilidades de la igualdad les pueden permitir tener otras maneras de vivir y, por lo tanto, más posibilidades de ser feliz en un espacio en igualdad.

¿Es machista la política?

Sí. Yo siempre digo que todo es machista. Que los partidos políticos son machistas, que las organizaciones políticas son machistas. Básicamente porque el poder es machista... y no hay nada más cercano al poder que la política, aparte de las grandes decisiones económicas. Bueno, también los medios de comunicación. Todo eso tiene que ver con el poder. Y el poder es machista. Por lo tanto, las mujeres políticas y las mujeres que estamos en política hemos avanzado mucho en los partidos. Pero todavía sigue habiendo dificultades. Por ejemplo, las alcaldesas son el 22 por ciento; las concejalas, el 35 por ciento. En el Congreso de los Diputados todavía no hay el 40 por ciento de diputadas a pesar de que lo dice la Ley de Igualdad. Esa es la realidad: las políticas tenemos un techo de cristal, al igual que las mujeres en las empresas o en los medios de comunicación. En los niveles altos la presencia femenina aún no es equilibrada. ¡Claro que es machista la política!

"Las mujeres socialistas llevamos mucho tiempo trabajando para que el PSOE no sea tan machista"

¿Y hay machismo en el PSOE?

Hay machismo en todos los partidos políticos. Creo que el PSOE es el partido menos machista, pero sobre todo porque las mujeres socialistas llevamos mucho tiempo trabajando para que no sea tan machista. Pero hay machismo en todos los partidos. Hay machismo en el acceso, por ejemplo, a los puestos de responsabilidad. Hay machismo en cosas como que, por ejemplo, las mujeres en política tenemos niveles más altos de rotación. Hay menos estabilidad en la presencia de las mujeres. En todos los partidos y en todas las organizaciones políticas. Hay machismo en cómo a veces se cuestiona la capacidad de las mujeres para estar en políticas que no son las de igualdad o las sociales. Hay machismo en cómo muchas veces se trata a las mujeres políticas. Por cierto, también en los medios de comunicación, cuando se cuestiona a las mujeres políticas en relación con su situación o su vida personal. O por cómo visten o cómo actúan. Y no se hace lo mismo con los hombres. Las mujeres que estamos en política vivimos situaciones que son machistas. En nuestras organizaciones y fuera de ellas. En la sociedad, en cómo nos tratan los medios a veces o en lo que la sociedad espera de nosotras. Por eso, tenemos algo que decir ante esta huelga y se nos está interpelando como mujeres que estamos en un entorno que también es machista.


¿Qué está fallando para que la violencia machista siga matando hoy en día?

Sobre todo nos falta mucha educación. Es un desastre que no se haya apostado, por ejemplo, por la educación en ciudadanía, donde debía incorporarse la educación en igualdad. El Gobierno se lo debería replantear. Y falla, también de manera muy importante, la sensibilización social sobre cómo deben ser las relaciones entre hombres y mujeres. Hay familias que están intentando hacer un esfuerzo con sus hijos y con sus hijas para trasladarles un mensaje igualitario. Un mensaje que se ve contrapuesto con los modelos que aparecen en las películas o en la música, por ejemplo, que muchas veces son de absoluta desigualdad y machismo. También tenemos que hacer políticas que mejoren la formación de todos los profesionales y las profesionales que actúan en el ámbito de la violencia de género. La Policía, los profesores, los jueces... no porque ellos fallen, sino porque hay que invertir más en formación para detectar la violencia y saber afrontarla. Hay que cambiar el modelo de sociedad.

El objetivo es erradicar la violencia machista, pero también que las mujeres no aguanten en silencio...

Claro, el objetivo es acabar con la violencia machista, pero también apoyar a las mujeres que la están sufriendo. No podemos olvidar que hay quienes no quieren denunciar, por lo que hay muchísima violencia que no aparece en las estadísticas. Hay que apoyar a esas mujeres, y también, por supuesto, a quienes denuncian. Ese apoyo tiene que venir desde la Justicia, pero también con recursos sociales, vivienda y alternativas de empleo para que puedan construir una vida sin violencia e independiente.

¿Qué razones existen para hacer huelga o acudir a la manifestación de este 8-M?

Ha habido una amplia repercusión de la convocatoria del movimiento feminista. Es una huelga mundial. No va contra el Gobierno, sino contra un modelo de sociedad que trata de manera injusta a las mujeres. Las razones son el fin de un modelo de relación en el que se justifica y se produce el acoso sexual hacia las mujeres, las desigualdades salariales, las violaciones, la violencia de género... Hay mujeres en los países africanos que harán huelga porque no quieren que se siga haciendo la mutilación genital femenina. Hay mujeres en países musulmanes que han denunciado agresiones sexuales mientras peregrinaban a La Meca. Hay mujeres en Occidente que estamos denunciando el acoso sexual en el empleo, las agresiones sexuales o la brecha salarial. Hay muchísimas razones. Y sobre todo una fundamental: decirle al mundo que no podemos seguir viviendo en un sistema que es injusto. La primera causa de muerte de las mujeres en el mundo es la violencia de género. Ese dato debería ser lo suficientemente alarmante como para movilizar a todas las mujeres del mundo, que aportamos, no solo el trabajo productivo, sino también el cuidado. A cambio recibimos violencia, agresiones y discriminación. Es una situación injusta y dramática. Hasta aquí hemos llegado.

"PP y Cs se han equivocado en la descalificación"

¿Qué le diría a quien siente que no puede hacer huelga?

Estamos ante una huelga solidaria con las mujeres que no pueden hacerla, por ejemplo, porque tienen salarios muy bajos. O que piensan que pueden poner en riesgo su situación laboral. Soy absolutamente solidaria con ellas. También hay muchas mujeres que no tienen trabajo pero quieren colaborar. Por eso, el movimiento feminista ha planteado actividades que van más allá de los paros de los sindicatos. Es una huelga y un día de movilización. Espero que este jueves se vea la presencia de las mujeres y sus ganas, junto a las de los hombres que quieren ser solidarios, para decirle al mundo que esta realidad tenemos que cambiarla.

Decía Javier Maroto (PP) estos días que la huelga feminista es "ruido para un día"...

El Partido Popular se ha equivocado, igual que Ciudadanos. Y se han equivocado porque en su discurso ha salido su alma de verdad, que es la de una ideología que justifica la desigualdad. El problema que tienen el PP y Cs es explicar las posiciones que de estos días intentando descalificar una huelga y una manifestación que ha recogido el apoyo de la inmensa mayoría de la población. Estamos viendo una deriva lamentable en su discurso. En política hay que ser coherente y decir lo que se piensa. Pero ellos mismos son conscientes de que están haciendo un discurso que va en contra de valores que son fundamentales. Mira, la igualdad es un valor que tiene que ver con la democracia. Todos y todas debemos coincidir en que un sistema que no garantiza la igualdad entre los hombres y las mujeres tiene déficits democráticos importantes. En ese escenario se han equivocado el Partido Popular y Ciudadanos: en descalificar esta huelga y esta manifestación. Respeto mucho a quien no comparte que esta sea la estrategia adecuada, pero las descalificaciones sobran. Y ellos se han equivocado en la descalificación.

"Este 8-M tiene que ser un gran revulsivo"

¿Y a partir del viernes qué?

Este 8 de marzo tiene que ser un gran revulsivo para poner como prioridad las políticas de igualdad y las luchas contra la violencia de género, la desigualdad salarial y laboral. Espero que a partir del viernes todas las instituciones públicas, todas las organizaciones políticas y sindicales y todas las organizaciones sociales sean conscientes de que la igualdad debe ser una prioridad en la agenda política, social y sindical. Y que, desde ahí, impulsemos actuaciones y políticas para mejorar en esta materia.

A pesar del machismo del sistema, la política madrileña tiene nombre de mujer. ¿Tendrá Madrid cuatro años más de alcaldesa?

No lo sé, eso no puedo saberlo. Pero espero que sí, porque me parece positivo que haya mujeres en puestos de responsabilidad. Ante el déficit general, es positivo que haya tantas mujeres en el Ayuntamiento de Madrid. Y tantas mujeres en puestos de responsabilidad. Pero no debemos olvidar que esa no es la situación general. Aunque no solo es importante que haya mujeres en puestos de responsabilidad, sino también que haya políticas que avancen hacia la igualdad y que trabajen a favor del conjunto de las mujeres. Espero que siga habiendo muchas mujeres en el Ayuntamiento de Madrid, en la Comunidad de Madrid, en la vida política y social de Madrid. Pero también que estén comprometidas con el feminismo y con la igualdad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.