www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Monumento a Cervantes en la Plaza de España, diseñado por Pedro Muguruza.
Ampliar
Monumento a Cervantes en la Plaza de España, diseñado por Pedro Muguruza. (Foto: Kike Rincón)

Muere Pedro Muguruza, mucho más que el arquitecto de cabecera del franquismo

viernes 02 de febrero de 2018, 11:13h
El 3 de febrero de 1952 fallecía en Madrid el arquitecto Pedro Muguruza, protagonista de la cultura arquitectónica de la primera mitad del siglo XX en España. El legado de su amor por el dibujo: el Palacio de la Prensa, el monumento a Cervantes en la Plaza de España o el Valle de los Caídos.

Hijo del reputado ingeniero de caminos Domingo Muguruza, Pedro se sintió también tentado por los planos y el dibujo. Adquirió las primeras nociones de esta disciplina, de la que fue un apasionado, en el estudio de Emilio Sala y de escultura con Lorenzo Coullart Varela. Tras licenciarse en 1916 en la Escuela de Arquitectura de su ciudad natal, Madrid, comenzó a trabajar como pupilo del afamado arquitecto Antonio Palacios.

Sus innegables cualidades le valieron ser nombrado arquitecto conservador del Monasterio del Paular y las Reales Academias, trabajos en los que demostró influencias neoplaterescas y neobarrocas. La obra más relevante de su prolífica carrera es el Palacio de la Prensa en la Plaza del Callao (1924), “un edificio sabio sobre un irregular perímetro, de volumen cambiante y lleno de matices”, como se describe en la web del Museo del Prado.

Fue precisamente en esta pinacoteca madrileña donde dejó patente su versatilidad. Adoptó una solución vanguardista en la bóveda de hormigón armado que construyó en 1927 para la gran galería después de haber recurrido dos años antes al clasicismo colocando cuatro columnas jónicas pareadas en ese mismo espacio. Su trabajo en el Prado se prolongó durante varias décadas y entre 1943 y 1946 proyectó y edificó la nueva escalera exterior de la fachada de Goya.

Los proyectos del Cine Coliseum y el de Callao y los de la Estación del Norte de Madrid (actual Príncipe Pío), así como la construcción del monumento a Cervantes en la Plaza de España y la restauración del Teatro Real en 1928 salieron de su escuadra y cartabón. Sus trabajos en Elgoibar, Fuenterrabía o Irún, así como en Francia, Portugal, Alemania, Uruguay o EEUU también fueron reconocidos.

Sin embargo, esta prolongada trayectoria se ha visto a veces eclipsada por los proyectos que realizó durante la etapa del franquismo. Y es que Muguruza fue elegido máximo responsable de la Dirección General de Arquitectura en 1939, adscrita al Ministerio de Gobernación. Su obra de mayor magnitud en este periodo: el monumento, basílica y monasterio-cuartel del Valle de los Caídos, en la Sierra de Guadarrama. No obstante, se vio obligado a abandonar este encargo tras ocho años al frente por el avance de una parálisis progresiva que terminó con su vida el tres de febrero de 1952.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.