www.madridiario.es

DE LA UAX A SILICON VALLEY

La semilla de Fundeen está en el programa de emprendimiento Santander Yuzz de la UAX.
Ampliar
La semilla de Fundeen está en el programa de emprendimiento Santander Yuzz de la UAX. (Foto: Fundeen)

Fundeen, un 'crowdfunding' de energías renovables

lunes 22 de enero de 2018, 13:55h

Naturales de Ávila, los hermanos Bautista Sánchez son, además, socios y emprendedores. Ingenieros civiles por la Universidad Alfonso X el Sabio, Juan Ignacio y Adrián (24 y 23 años, respectivamente) han puesto en marcha Fundeen, un proyecto que se define como un 'crowdfunding' de energías renovables: a través de la financiación participativa, la plataforma permite a los particulares invertir en proyectos de energías renovables desde 500 euros.

Fundeen comenzó a tomar forma hace casi un año, en febrero de 2017. Empezó siendo un sueño, pero la determinación de Juan Ignacio y Adrián conforma los mejores cimientos de una realidad con fecha de lanzamiento: abril de 2018. Durante esta etapa previa trabajan para obtener la autorización de la CNMV, en la plataforma que materializará su proyecto y en la captación de inversores.

El camino está plagado de aprendizaje, retos y reconocimientos. No obstante, la semilla de Fundeen hay que buscarla en el galardón del programa de emprendimiento Santander Yuzz de la UAX, que les dio la oportunidad de viajar a Silicon Valley. Mientras seguían trabajando, el siguiente 'escaparate' surgió en el Startup Programme, organizado por Junior Achievement.

Corría el último cuatrimestre de 2017. En noviembre dieron el gran salto, el que confirmaba que aquello era mucho más que un sueño, el que suponía apostarlo todo a Fundeen. "Decidimos dejar nuestros trabajos, montar la sociedad y lanzarnos a comercializar el producto. Creemos que tenemos poco que perder; como mucho, quizás, unos años de trabajo por cuenta ajena", cuenta el mayor de los hermanos, Juan Ignacio, a Madridiario. Él ejerce de director general o CEO; Adrián, de director de Operaciones o COO.

Un sector rentable y para construir un mundo mejor

Con sede en su ciudad natal, Ávila, con Fundeen buscan "que todos los particulares puedan, si quieren, participar en el sector de las energías renovables, que, además de ser rentable, tiene un carácter muy bonito, pues ayuda a construir un mundo mejor".

El salto que ofrecen es cualitativo: "En España, tradicionalmente, estas inversiones las hacían los fondos de inversión y las compañías eléctricas, ya que son proyectos muy grandes y necesitan una inversión muy potente. A día de hoy, con la tecnología, es factible crear sociedades que tengan muchos partícipes que pueden hacer pequeñas aportaciones", explica el CEO.

Inversiones desde 500 euros

A través de Fundeen se podrán invertir a partir de 500 euros de dos maneras: o haciendo un préstamo promotor o adquiriendo participaciones de una sociedad. El objetivo de Juan Ignacio y Adrián es doble: por un lado, "aportar a los inversores una rentabilidad anual de en torno al 7 por ciento"; por otro, "que lo hagan apostando por un activo que genera un impacto muy positivo en la sociedad, al ayudar a hacer una transición energética hacia un modelo mucho más sostenible".

Esa es la teoría. Madridiario pide a Juan Ignacio un ejemplo práctico: "Si tiene 500 euros disponibles para hacer una inversión, y además quiere obtener un beneficio, en vez de tenerlos parados en el banco, puede invertir en uno de nuestros proyectos fotovoltaicos. Obtendrá unos 35 euros al año y, además, va a participar en un proyecto de energías renovables".

De Ávila a Estados Unidos; de la Universidad Alfonso X el Sabio a Silicon Valley. Fundeen despega; el mundo cambia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.