www.madridiario.es
Tebas Land, de Sergio Blanco
Ampliar
Tebas Land, de Sergio Blanco (Foto: Vanessa Rabade)

Tebas land: Matar al padre

viernes 24 de noviembre de 2017, 09:17h

El teatro Pavón nos ofrece la oportunidad de descubrir al autor uruguayo Sergio Blanco con su obra Tebas land que dirige Natalia Menéndez.

La ventaja de llegar al Pavón sin referencias ni antecedentes sobre lo que vamos a ver nos permite, en esta ocasión, llevarnos una grata sorpresa. O dos. En primer lugar, descubrir a un autor, residente actualmente en Francia, poderoso y brillante. En segundo, ver actuar a Pablo Espinosa, otro descubrimiento. Vayamos por partes.

Tebas land es un texto denso, emocionante y duro sobre la relación de los hombres con sus padres. Elaborado a modo de teatro-documento, parte del deseo de un actor/dramaturgo de llevar a escena el drama de un joven parricida. ¿Por qué mató a su padre con un tenedor? Obviamente, la sombra de Edipo aparece casi inmediatamente. De ahí, de la Tebas griega escenario de la tragedia, surge el título. El autor se entrevista en la cárcel con el asesino para conocer de primera mano su versión y entre los dos se establece una corriente de afectos profunda, contradictoria y emocionante. De sus conversaciones surge la cuestión de si todos, de una manera u otra, buscamos en algún momento de nuestras vidas matar al padre. Uno de los aciertos de esta obra, estrenada en 2013, es convertir al mismo actor en el parricida y en el intérprete que le dará vida sobre los escenarios. El desdoblamiento es de una dramaturgia modélica y requiere de un gran intérprete.

A estas alturas de la historia, la calidad y solvencia de Israel Elejalde están fuera de toda duda. Por eso su trabajo como el dramaturgo es impecable. Pero tiene enfrente al joven Pablo Espinosa, que solo había trabajado hasta el momento en series de televisión. Aquí se descubre como un gran actor de teatro. Su interpretación es deslumbrante y atrapa al espectador en un carrusel de sentimientos encontrados. Absolutamente estremecedor en la recreación de su crimen y emocionante en las escenas finales, en el cara a cara definitivo frente a Elejalde. Ambos dan una lección de contención en la que no es difícil ver la mano de Natalia Menéndez.

Absorbida en los últimos años por la dirección del festival de Almagro, Natalia vuelve a la dirección escénica con un trabajo minucioso y plagado de detalles. En este caso la utilización de cámaras sobre el escenario resulta un elemento dramático más de primer orden. Es difícil mover a dos personajes encerrados permanentemente entre barrotes, pero la directora consigue una acción ágil en todo momento, eficazmente ayudada por la iluminación de Gómez Cornejo, que da una lección de sobriedad cuando la acción transcurre en la corbata y la luz teje un dramático fondo de sombras de las rejas.

Tebas land, que estará en cartel en Madrid hasta el 7 de enero, es una de las mejores opciones teatrales de esta primera parte de la temporada. Además, nos hace esperar nuevos trabajos de este gran equipo artístico, colectiva o individualmente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.