www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Fachada del Teatro Nuevo Apolo.
Ampliar
Fachada del Teatro Nuevo Apolo. (Foto: Antonio Castro)

El Apolo, teatro de los atrevidos y jaraneros

jueves 23 de noviembre de 2017, 08:02h
El 23 de noviembre de 1873 se inauguraba el teatro Apolo.

El Teatro Apolo, inaugurado el 23 de noviembre de 1873 en el número 45 de la calle Alcalá, ocupó un lugar destacado en la época dorada del teatro por horas, hasta el punto de ser conocido como la "catedral del género chico".

El teatro por horas fue un modelo de programación teatral que consistía en la puesta en escena de una serie de pequeñas piezas teatrales de corta duración. La conocida como "la cuarta hora" se correspondía con la última sesión que comenzaba a partir de las doce y media de la noche.

"La cuarta de Apolo" era conocida por ser una sesión de obras más atrevidas a la que acudía un público más despreocupado y jaranero. La "catedral del género chico", acogió estrenos de obras como La salsa de Aniceta (1879), La verbena de la Paloma (1894), La Revoltosa (1897) o Agua, azucarillos y aguardiente (1897).

El teatro, pese a estar alejado del centro de la ciudad de entonces, y de su alto precio (18 reales), se convirtió en uno de los teatros más populares del Madrid de la Restauración, gracias al género de la zarzuela.

Tras varios fracasos empresariales el Apolo cerró sus puertas el 30 de junio de 1929. El edificio fue adquirido por el Banco de Vizcaya que derribó el edificio para constuir su sede. A finales del siglo XX el edificio fue traspasdo al Ayuntamiento de Madrid que instaló el Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública.

Los empresarios decidieron años después construir uno nuevo en la plaza del Progreso (en la actualidad plaza de Tirso de Molina). El 10 de diciembre de 1932 se estrenó el Teatro Progreso con la zarzuela La verbena de la Paloma. Como Nuevo Apolo se abrió el 17 de diciembre de 1987, representándose una Antología de la Zarzuela. El promotor de esta etapa fue el director granadino José Tamayo. En la actualidad su propietario y empresario es Ramón Madurga, nieto del promotor del teatro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios