www.madridiario.es
García Yuste junto a Cristina Cifuentes, este verano.
García Yuste junto a Cristina Cifuentes, este verano. (Foto: Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra)

El alcalde de Guadalix tendrá que declarar en la reapertura de una segunda causa judicial

viernes 20 de octubre de 2017, 15:00h
El alcalde de Guadalix de la Sierra, Ángel Luis García Yuste, deberá declarar ante la Justicia, tal y como figura en el auto por el que se reabre la causa para investigar un presunto delito de falsedad documental y otro de infidelidad de custodia derivado del juicio a dos arquitectos municipales en 2013. Este es el segundo frente judicial que amenaza al regidor popular en una semana.
La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado la reapertura de la causa contra el alcalde de Guadalix de la Sierra, Ángel Luis García Yuste (PP), para investigar un supuesto delito de falsedad documental y otro de infidelidad de custodia y ordena que se le llame a declarar.

En un auto fechado el pasado 29 de septiembre al que ha tenido acceso Madridiario, la magistrada revoca el sobreseimiento provisional y archivo de esta causa declarado por el juzgado de primera instancia e instrucción 5 de Colmenar Viejo y da la razón a los dos recurrentes, miembros de IU.

Esta es la segunda causa a la que se enfrenta el regidor. Esta misma semana, la Fiscalía ha solicitado para él un año de cárcel por un delito de falso testimonio en causa criminal.

El juicio de los arquitectos

Ambas causas parten de un juicio en la Audiencia Provincial en 2013. Entonces, la Justicia condenó a dos arquitectos municipales por haber realizado informes para aprobar unos proyectos de urbanización en cuya actuación intervinieron ellos mismos después desde una empresa privada a su nombre. Una incompatibilidad legal que les costó 20 meses de multa y la inhabilitación especial para empleo o cargo público durante tres años.

En aquel juicio, la Fiscalía dedujo testimonio por la presunta comisión de un delito de falsedad documental al haberse remitido desde el Ayuntamiento "determinados informes técnicos" con un contenido "idéntico" al de los emitidos por los acusados pero "firmados por un técnico distinto".

Ni el secretario municipal, ni el arquitecto cuya firma aparecía en el documento remitido por el Consistorio ni la administrativa encargada de su custodia ofrecieron pistas, por lo que se decidió dar carpetazo al caso.

Llamados a declarar

Ahora, la magistrada entiende que "no es posible cerrar la investigación" ya que la prueba realizada es "a todas luces insuficiente". Así, requiere que el secretario aporte el expediente completo del proyecto urbanístico.

También, pide que se llame a declarar a los concejales de Urbanismo de los años 2006, 2007 y 2013, al alcalde de Guadalix y a la persona que estuvo presente cuando se personó la Guardia Civil en el Consistorio.

La magistrada quiere saber si la diferencia de firmas es en realidad una manipulación y si el documento se presentó ante los tribunales con el objetivo, presuntamente, de favorecer a los arquitectos enjuiciados y para ocultar su participación en los hechos por los que fueron condenados.

Dos delitos

Además del delito de falsedad en documento -extensivo, recuerda el auto, a quien se aprovecha de la acción-, la magistrada considera que podría haber otro de infidelidad en la custodia de documentos.

Según el Código Penal, la falsedad está castigada con penas de tres a seis años de cárcel, multa de seis a veinticuatro meses e inhabilitación especial por tiempo de dos a seis años utilizar documentos falsos en juicios, aunque también se contempla la opción de que no haya prisión y solo sanción económica y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a un año.

Mientras, la infidelidad de custodia comporta penas de prisión de uno a cuatro años, multa de siete a veinticuatro meses, e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de tres a seis años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.