www.madridiario.es
Personas sin hogar durmiendo en la calle.
Personas sin hogar durmiendo en la calle. (Foto: Kike Rincón)

Casi ocho millones de euros para las personas sin hogar

El Ayuntamiento de Madrid ha llegado a un acuerdo para llevar a cabo un modelo de integración de personas sin hogar. Con una inversión cercana a los 8 millones de euros, el proyecto Construyendo Hogar, está considerado un modelo único y propio del Consistorio madrileño.

“Construyendo hogar- Housing First” es el nombre del proyecto por el que el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo apuesta como nuevo modelo de intervención con las personas sin hogar en situación de calle. La Junta de Gobierno ha aprobado hoy la licitación de un contrato para gestionar 75 viviendas de uso individual para este colectivo cuyo importe superará los 7,7 millones de euros, con vigencia desde el 1 de diciembre de 2017 al 30 de noviembre de 2020.

Desde el área ya se estaba trabajando en el modelo construyendo hogar, durante 2016 y 2017, cediendo a entidades sociales viviendas individuales mediante convenio con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS). En la actualidad hay 60 viviendas municipales gestionadas por estas entidades a las que sumarán otras 20 a finales de este año y otras veinte más en 2018.

Con este nuevo proyecto, el Ayuntamiento asume el modelo como propio y licita este contrato de gestión dónde las entidades aportarán vivienda privada además de llevar acabo acompañamiento y apoyo social individualizado.

En resumen, a partir del 1 de diciembre, el programa contará con 135 viviendas, bien por convenio con entidades sociales (60) bien por contrato de licitación (75). Con las nuevas viviendas que aportará la EMVS a finales de 2017 y en 2018 se cerrará la legislatura con 175 hogares individualizados para personas en situación de calle.

El Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, a través del programa “Construyendo hogar”, apoya la intervención dando oportunidades a las personas sin hogar para que puedan abandonar la situación de exclusión en la que se encuentran.

Tener un hogar favorece que este tipo de población pueda llegar a tener una vida autónoma al poder comenzar procesos de intervención donde poder articular desde programas de reducción de daños hasta llegar a otros cuyo objeto es la inserción laboral.

En la actualidad, según el último recuento nocturno realizado en diciembre de 2016, hay 520 personas durmiendo en la calle que, por diferentes circunstancias, no quieren acogerse a los recursos que les ofrece la Red Municipal de Personas Sin Hogar.

Las 75 viviendas con las que se va a contar a partir de diciembre suponen una oportunidad para que algunas de estas personas dejen su situación de calle y refuerzan la Red Municipal de Personas Sin Hogar que cuenta con más de 1.000 plazas de alojamiento.

Acceso y prestaciones básicas

A estas nuevas viviendas se podrá acceder directamente sin tener que estar en otros recursos de la red municipal. Están destinadas a hombres y mujeres solos, mayores de 18 años, sin hijos menores, y que lleven en la calle al menos un año.

Las viviendas son unipersonales pero excepcionalmente se puede contemplar la posibilidad de que pueda vivir una pareja o dos personas que demuestren un grado de amistad y apoyo positivo con la persona que va a acceder a un hogar.

Se contempla la intervención y acompañamiento social individualizado, además de las prestaciones básicas del sistema de servicios sociales como manutención y aseo. Todas estas actuaciones se complementarán con el apoyo de los recursos de salud, empleo, educación y servicios sociales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.