www.madridiario.es
Beatriz L.D., auxiliar de enfermería acusada de asesinar a una paciente
Beatriz L.D., auxiliar de enfermería acusada de asesinar a una paciente (Foto: MDO)

La auxiliar de enfermería investigada, ¿asesina múltiple?

domingo 13 de agosto de 2017, 14:53h
Se investiga su relación con el fallecimiento de una anciana el pasado 3 de agosto, de otra en 2015 y tratan de averiguar de cuántos pacientes más.

Beatriz L.D., de 37 años, se ha dedicado a su trabajo como auxiliar de enfermería más de diez años. Madre de una niña y mujer separada, es descrita por sus familiares, amigos y compañeros como una persona “muy dicharachera”, tal y como ha podido averiguar el diario ABC.

Nadie se creía que fuera Beatriz a quien la Policía se llevaba presa como presunta autora de asesinato a una paciente que se hallaba a punto de obtener el alta médica. El Español adelantaba también que los más allegados quedaron sorprendidos ante la noticia: “No pensábamos que era Bea, es impensable, es una chica bastante maja que no daba problemas, ni daba de qué hablar”, aseguraron los vecinos al diario.

Una persona tildada de “social, súper agradable y muy simpática”, según informa El Español, y que sin embargo podía tener un móvil para cometer el presunto delito: “La sanitaria presenta un perfil psicosomático que la llevó, supuestamente, a actuar así para, de alguna manera, vengarse de los médicos sin demostrar empatía alguna con su o sus víctimas”, ha afirmado la magistrada que lleva el caso según ABC.

Además, la Policía Nacional también investiga al menos otra muerte sospechosa ocurrida en 2015 en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Asimismo, las autoridades estudian todas las muertes que han tenido lugar durante los turnos de trabajo de esta auxiliar con el fin de averiguar si podría haber presuntamente cometido más crímenes.

Los agentes de la Unidad de Homicidios han reabierto el caso, ocurrido hace dos años en el mismo hospital y en circunstancias similares. La paciente falleció de manera inexplicable cuando le iban a dar el alta, por lo que le hicieron un TAC y también descubrieron una burbuja de aire en su corazón, lo que hizo saltar las alarmas y poner en marcha una investigación pero no encontraron pruebas suficientes para inculpar a Beatriz.

Sin embargo, la Policía no dio carpetazo completo al caso y, según ha podido saber Madridiario, la juez autorizó la instalación de una cámara oculta en el pasillo de acceso a las habitaciones de los pacientes con el fin de obtener pruebas en el caso de que sus sospechas se confirmaran.

Según ha revelado ABC, “la juez deja abierta la puerta a otro intento de asesinato en 2013".

La auxiliar de enfermería trabajaba en Medicina Interna, situada en la quinta planta del Hospital Príncipe de Asturias, puesto que cubría desde hace más de una década. En su declaración judicial, la auxiliar negó haber cometido tal crimen alegando que ella no toca ni agujas, ni jeringuillas, que ella sólo utiliza las que tiene en casa para suministrarle medicación a su hija. Sin embargo, la cámara de vigilancia instalada por la Policía la había captado llevándose jeringas a su casa, algo prohibido, explica la información de ABC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.