www.madridiario.es
Carmena mantiene una multa por estacionamiento a una barcelonesa cuyo vehículo no estaba en Madrid
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Carmena mantiene una multa por estacionamiento a una barcelonesa cuyo vehículo no estaba en Madrid

Por MDO
domingo 25 de junio de 2017, 13:52h

Silvia Marín, residente en Barcelona, denuncia que ha tenido que pagar una "infracción grave" que el Ayuntamiento de Madrid le envió por "estacionar en un carril de circulación" a pesar de demostrar que se encontraba en su puesto de trabajo a las afueras de la ciudad condal y que el vehículo sancionado estaba ubicado en el aparcamiento de la empresa, situado a más de 600 kilómetros de donde se cometió la presunta falta. El Consistorio asegura que este tipo de controversias se terminarán a partir del segundo semestre de este año, momento en el que los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado comenzarán a adjuntar imágenes a las denuncias.

Cuando Silvia Marín recibió una multa por haber "estacionado en un carril de circulación" en Madrid no daba crédito. La presunta infractora no solo reside en la provincia de Barcelona, sino que además, el día de la presunta infracción, el vehículo se encontraba aparcado en las instalaciones de la empresa multinacional para la que trabaja. A partir de ahí comenzó un tira y afloja con el Ayuntamiento de Madrid que ha tenido como resultado el desembolso por parte de la catalana de 200 euros cargados de indignación.

La conductora asegura que en el recurso que interpuso aportó como prueba un certificado de Servicio de Seguridad de la empresa en el que se atestiguaba que el vehículo permaneció estacionado en el parking de las instalaciones durante toda la jornada laboral. Además adjuntó un informe en el que aparecían de los datos recuperados del sistema de control de accesos con su ficha de empleada y una relación de las entradas y salidas al aparcamiento del vehículo infractor en cuestión, en las que se refleja la imposibilidad de que ese día hubiese estacionado mal su automóvil en la capital.

La respuesta del Consistorio fue clara. Para Manuela Carmena "prevalecen las manifestaciones del Agente denunciante" puesto que "tampoco consta que el interesado haya aportado pruebas suficientes que desvirtúen las existentes". El Ayuntamiento de Madrid se escuda en que el instructor que ha llevado el recurso no considera probados los argumentos de Marín. A preguntas sobre esta multa, el área de Medio Ambiente y Movilidad, concejalía desde la que se ha cursado la denuncia, ha asegurado a Madridiario que "a partir del segundo semestre de este año comenzarán a adjuntarse fotografías a las denuncias para evitar este tipo de controversias". Además han emplazado a la denunciada a hacer uso de las vías legales y presentar un recurso contencioso-administrativo, algo que Silvia Marín descarta porque al residir en otra provincia no solo tendría que costearse un abogado, sino que además le se vería obligada pagar un procurador en Madrid. "Me encuentro ante una posición de fuerza en la que el Departamento de Recursos del Ayuntamiento dice que aunque yo tenga razón, lo demande ante un juez", declara .

La afectada asegura: "No hemos visto ninguna copia de la denuncia original y por tanto no sabemos si el error consiste en un baile de cifras de la matrícula, o en la mala letra del Agente si la denuncia es manuscrita". Este caso no es un hecho aislado. La polémica por estas sanciones ha vivido un apogeo en los últimos meses tras conocerse varias sentencias en las que se anularon los importes que suponen las multas del SER porque no se adjuntaron fotografías al expediente y, por lo tanto, no podía asegurarse que el vehículo indicado había cometido una infracción.

Una fuente de ingresos para las arcas municipales

Marín se queja del afán recaudatorio de las instituciones municipales: "Seguramente no es un problema exclusivo de Madrid. Sin embargo, en este caso concreto sí es su Ayuntamiento el que se equivoca. No puede dedicarse a sablear a ciudadanos". Y no anda muy desencaminada, según un informe de la Asociación Europea de Automovilistas, en el año 2016 las denuncias por estacionar en un carril de circulación se incrementaron un 19 por ciento respecto al ejercicio anterior. Durante los 12 meses del año pasado este tipo de sanciones supusieron 10.482.400 de euros en las arcas municipales mientras que en 2015 se ingresaron 8.769.200€.

Esta "Radiografía de las multas en Madrid en 2016" destaca que el Consistorio capitalino formuló durante el pasado año 2.705.893 requerimientos por un valor económico de 279.459.510€ sobre las infracciones de tráfico formuladas en 2016 en la capital. Ello significa un incremento del 28% de las denuncias respecto de las formuladas durante 2015 y un incremento del 35% respecto del valor teórico de la recaudación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

7 comentarios