www.madridiario.es
El concejal de Salud, Seguridad, y Emergencias, Javier Barbero.
Ampliar
El concejal de Salud, Seguridad, y Emergencias, Javier Barbero. (Foto: Salva Pons)

Para Ahora Madrid “cagarse en las fuerzas de seguridad del Estado” forma parte de la expresión artística

Tanto el delegado del área de Salud y Seguridad, Javier Barbero, como la concejal presidente del distrito de Arganzuela, Rommy Arce, se amparan en la libertad de expresión para justificar los insultos en los que un grupo de rap catalán se “cagaban en la puta madre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Municipal” están dentro de la libertad de expresión porque son parte de una forma de expresión artística.

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha servido como plataforma, este martes, para que Rommy Arce, concejala presidente de Arganzuela y Usera, y el delegado del área de Salud y Seguridad, José Javier Barbero, hayan justificado que la expresión “me cago en la puta madre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Municipal”-preferida por un grupo de hip hop durante las fiestas de San Isidro-, forma parte de la propia representación artística de la actuación. Para Arce, de hecho, esta expresión únicamente fue “una representación en el marco de un espíritu provocador amparado por la libertad de expresión y de creación”.

Barbero, por su parte, sí ha querido dejar constancia durante su intervención de su repulsa a las manifestaciones del grupo de música catalán, Émbolo : “Mi opinión sobre esas expresiones, es que son una barbaridad, obscenas y completamente infumables por lo que comparto y entiendo el enfado de la policía”. El delegado ha acusado al Partido Popular de instrumentalizar a la Policía Municipal y Arce, por su parte, les ha recriminado dar “credibilidad” a “ciertos sindicatos” policiales. Inmaculada Sanz Otero, la concejal popular que ha solicitado la comparecencia de Ahora Madrid, ha transmitido el malestar policial después de que el informe realizado por los agentes tras los hechos “haya terminado en el cajón del señor Barbero,la señora alcaldesa y de la Unidad de Diversidad que se ocupa de los delitos de odio”. Para Sanz, Arce es la máxima responsable de esta situación y solo tiene dos opciones: Irse a su casa o desmentir los hechos". Tanto Ana María Domínguez, del Grupo Municipal Ciudadanos, como Ramón Silva, concejal del PSOE en el Ayuntamiento, han mostrado su apoyo a la Policía Municipal

Arce impidió la denuncia

El pasado 13 de mayo durante las actuaciones organizadas por la revista El Salto, tuvo lugar la actuación del grupo de rap Émbolo, en mitad de las fiestas de San Isidro. Durante un momento de la "performance", uno de sus integrantes manifestó su opinión sobre las fuerzas de seguridad del Estado al grito de ““me cago en la puta madre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Municipal”. Acto seguido, los agentes de la Policía Municipal tomaron los datos al cantante y procedieron a realizar el informe ppara proceder a denunciarle. Según los mismos agentes, Rommy Arce acudió hasta el escenario de Madrid Río donde se desarrollaron los hechos e impidió que se formalizase el requerimiento.

El delegado de Seguridad ha asegurado que la asesoría jurídica municipal no ha encontrado motivos que justifiquen como delito estas expresiones. “No se puede detener a nadie por ejercer su libertad de expresión durante unas fiestas. Y los límites de la libertad de expresión, no los marca nuestro malestar sino el marco normativo” ha concluido Barbero.

“La venganza se sirve en plato frío”

Durante la misma sesión plenaria, Begoña Villacís, portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, ha aprovechado las palabras de Barbero para afearle que haya reabierto los expedientes disciplinarios a 6 de los polícias que se manifestaron en febrero del año pasado para mostrar su inconformidad tras la decisión del Consistorio de disolver una de las dos Unidades Centrales de Seguridad. Barbero ha vuelto a recordar que los insultos que recibió –como “perrofaluta” o “hijo de puta”- venían de unos agentes que estaban en la manifestación “en calidad de policías, frente a su superior y como tal tienen un ordenamiento concreto”. Para la edil naranja el proceder de Barbero, un año después de haber sido descartados por asuntos internos, es “una venganza que se sirve en plato frío”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.