www.madridiario.es
González, durante su intervención.
Ampliar
González, durante su intervención. (Foto: BBVA)

Francisco González llama a "sumar esfuerzos" para mejorar en educación financiera

miércoles 24 de mayo de 2017, 11:44h
El presidente de BBVA, Francisco González, junto a la reina Máxima de Holanda y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha presentado en París el Informe PISA 2015 sobre Competencia Financiera. Según las conclusiones del estudio, España ha descendido 20 puntos y se mantiene por debajo de la media de la OCDE. El presidente de BBVA ha llamado a “sumar esfuerzos y, entre todos, avanzar en una cuestión tan relevante para el bienestar de las personas” como es la educación financiera.

Los jóvenes españoles suspenden en finanzas por segunda vez consecutiva, según las conclusiones del Informe PISA (Programme for International Student Assessment), elaborado por la OCDE y patrocinado por BBVA. El objetivo es conocer el nivel de conocimiento y habilidades de los jóvenespara enfrentarse a la toma de decisiones financieras. En el estudio han participado 48.000 alumnos de 15 años en 15 países, una muestra que representa a doce millones de jóvenes.

Aunque España ha pasado del puesto 13º en PISA 2012 al décimo en 2015, ha caído casi 20 puntos. Se sitúa en 469, frente a los 489 de media de la OCDE.

Este resultado, “nos tiene que servir para sumar esfuerzos y entre todos avanzar en una cuestión tan relevante para el bienestar de las personas”, ha señalado Francisco González, presidente de BBVA, en la presentación del Informe PISA 2015 en París.

Francisco González ha subrayado que “todas las instituciones públicas y privadas son relevantes en esta cuestión. Por eso, en BBVA continuamos invirtiendo en programas de educación financiera”. “Sólo en 2016 se formaron más de dos millones de niños y jóvenes y 400.000 adultos en los países en los que BBVA opera”, ha añadido.

China, Rusia y Bélgica encabezan la clasificación de la OCDE sobre educación financiera. Y algunos países que se han incorporado en esta segunda edición del Informe, como Canadá o Países Bajos, ascienden también a los primeros puestos. Es llamativo el avance de países como Italia y Rusia, que han mejorado sus resultados de manera significativa y se sitúan por encima de la media de los países participantes.

El Informe PISA en Competencia Financiera clasifica a los estudiantes encinco niveles, del más básico a más avanzado. Según se desprende del estudio, en 2015, el 22 por ciento de los estudiantes encuestados no era capaz de tomar decisiones simples sobre sus gastos diarios (nivel 1). Y solo un 12 por ciento podía entender productos financieros complejos, como calcular un interés compuesto (nivel 5).

En el caso de España, en este último nivel se sitúa el 5,6 por ciento de los estudiantes encuestados, lo que supone una mejora de 3,2 puntos con respecto a 2012. Aunque este dato es positivo, la contraparte es que ha aumentado el número de estudiantes situado en el nivel 1 o por debajo, que ha pasado del 16,5 por ciento al 24,7 por ciento.

El estudio destaca tres elementos clave para obtener un mejor conocimiento financiero: el nivel socioeconómico del estudiante, su evolución académica y la participación de los padres en la educación financiera de los hijos. Los estudiantes en cuyas casas se habla de economía doméstica adquieren mejor puntuación.

El Informe PISA señala, asimismo, que la experiencia directa en el uso del dinero proporciona a los estudiantes un mayor conocimiento y mejores habilidades financieras. En este sentido, concluye que hay una relación positiva entre tener una cuenta corriente y obtener un buen resultado en el test de educación financiera. Así, en los países con mejor nota, el 70 por ciento de los estudiantes encuestados es titular de una cuenta-corriente. En España, los estudiantes con cuenta bancaria (52%) son también los que mejores resultados han obtenido, hasta 28 puntos por encima de la media.

La OCDE recomienda reforzar las iniciativas en educación financiera en las escuelas. Pero, sobre todo, pone el acento en la necesidad de proporcionar vías formativas complementarias a las aulas para que los jóvenes obtengan un aprendizaje práctico a través de formatos innovadores, como canales de vídeo, videojuegos o simuladores.

El estudio destaca también la importancia de un conocimiento aplicado y seguro frente a la simple difusión de información. Y promueve, al tiempo, la formación de los padres, que son los principales transmisores de conocimiento financiero a sus hijos.

Para BBVA, la educación financiera es una de las prioridades estratégicas de negocio responsable, y trabaja en línea con las recomendaciones sugeridas por la OCDE. En 2016, a través del Programa Global de Educación Financiera, se formaron más de dos millones de niños y jóvenes y 400.000 adultos dentro y fuera del perímetro escolar en todos los países en los que BBVA tiene presencia. En los últimos nueve años, BBVA ha invertido más de 67 millones de euros en el desarrollo de programas que han dado la oportunidad de formarse en educación financiera a más de nueve millones de personas de todos lo niveles sociales en todos los países donde el banco está presente.

Francisco González llama a 'sumar esfuerzos' para mejorar en educación financiera
(Foto: BBVA)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.