www.madridiario.es
Bandeja de torrijas una vez fritas
Ampliar
Bandeja de torrijas una vez fritas (Foto: Kike Rincón)

¿Dónde comer las mejores torrijas en Madrid?

viernes 07 de abril de 2017, 13:23h

La Semana Santa acerca uno de los dulces más esperados por muchos: las torrijas. Este plato, sencillo de cocinar, se convierte en protagonista a lo largo de estos días. ¿Dónde comer algunas de las mejores torrijas? Consulte aquí algunas de las pastelerías donde las elaboran, fieles al estilo tradicional o con versional más novedosas.

PASTELERÍA NUNOS

Variedad y mucha originalidad es lo que aplican en esta pastelería a la hora de elaborar las torrijas. José Fernández elabora variedades tan originales como una torrija rellena de mermelada de tomate y crema de vainilla hasta otra creada con pan de hamburguesa rellena de chocolate con leche y cubierta de chocolate blanco. Morcilla, jamón o huevo frito son otros ingredientes que también forman parte del dulce que elaboran aquí. La pastelería cuenta con el Premio a las mejores torrijas de la Comunidad de Madrid 2011.

LA ANTIGUA PASTELERÍA DEL POZO

Tiene una larga historia pastelería a lo largo de tres generaciones. Fundada en 1830, son famosos sus hojaldres - con crema o cabello de ángel- bartolillos y torrijas, elaboradas de manera totalmente artesanal. Este dulce de Semana Santa está elaborado con soletilla, que endulzan con almíbar, leche y un poco de anís. Situada muy cerca de Sol, esta pastelería, que conserva el mobiliario de 1830, debe su nombre a la creencia de un pozo milagroso en el que se arrojaron las reliquias de unos santos.

LA DUQUESITA

Tradicionales de anís y con crema pastelera tostada, a partir de un de briox elaborado artesanalmente y empapado en crema inglesa y azúcar. Así es la propuesta de torrijas de Oriol Balaguer, maestro pastelero de este emblemático espacio ubicado en Alonso Martínez. Además, ofrecen una colección de monas de Pascua de chocoalte blanco y negro, con motivos animales e infantiles.

CONFITERÍA EL RIOJANO


Otra pastelería con historia y solera es la que encontramos en el centro de Madrid. Quienes han probado sus torrijas, repiten año tras año. Fundada en 1865 por Dámaso de la Maza, pastelero de la Casa Real, este local parece que no ha sido alterado en este siglo y medio. Se conserva el horno de leña, la caja registradora y la báscula antigua. Una tradición que también se guarda en el sabor de los dulces típicos como la torrija. Saben como las de toda la vida, elaboradas con leche y vino. Y si no, que se lo pregunten a las muchas figuras ilustres que han pasado por este lugar, desde la reina María Cristina hasta Jacinto Bevavente.

LA MALLORQUINA


Otra pastelería con historia es La Mallorquina. Situada en Sol, no pasa desapercibida para nadie con un escaparate que estos días protagonizan las torrijas. Empapadas en leche y rebozadas por azúcar, este dulce despertará pasión entre sus comensales.

HORNO LA SANTIAGUESA

Otro lugar donde las torrijas son el 'best seller' de estos días, es el Horno La Santiaguesa. De la misma familia que el Horno de San Onofre, esta pastelería, una de las más antiguas de madrid, ofrece una gran variedad de torrijas. Elaboradas con vino blanco y otras con chocolate, su éxito es el pan, al que aderezan con mantequilla y azúcar. La leche, canela y limón son ingredientes que no faltan en este manjar de Semana Santa.

INGREDIENTES (para 12 torrijas):

1 barra de pan de un día (un poco dura) y de miga densa (estilo francés o italiano)
2 huevos
1 litro de leche
1/4 taza de azúcar
2 ramitas de canela
1 cáscara de limón
Aceite de oliva

Para el Almíbar:

1/2 taza de agua
1/2 taza de azúcar
3/4 cucharadita de canela en polvo

Elaboración:

Para empezar, hay que hervir y aromatizar la leche. Ponerla en un cazo, a fuego medio, y cuando empiece a hervir hay que echar la canela o la vainilla y tres cuartas partes del azúcar. Cuando la leche coja el sabor de los ingredientes, la mezcla debe enfriarse 10 minutos.

A continuación, se baten los huevos. Mientras tanto, se añade la mezcla de la canela molida y el resto de azúcar, y se remueve. Lo siguiente es cortar el pan de las torrijas en rebanadas, mojándolas en la leche aromatizada y en el huevo batido. El último paso es freirlas en la sartén hasta que se doren. Una vez frita, absorber todo el aceite sobrante colocándolas sobre un trozo de papel de cocina. A continuación, espolvorear con azúcar y canela.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios