www.madridiario.es
Pastelero haciendo torrijas
Ampliar
Pastelero haciendo torrijas (Foto: Comunidad de Madrid)

Las pastelerías venderán más de seis millones de dulces típicos de Semana Santa

sábado 24 de marzo de 2018, 13:09h

Los datos de la Asociación de Empresarios Artesanos del sector de la Pastelería de Madrid (ASEMPAS) han estimado que durante la Semana Santa se venderán más de seis millones de torrijas, pestiños y monas de Pascua, dulces típicos de esta festividad.

Las pastelerías de la región ya han comenzado la preparación de los dulces típicos de Semana Santa. El sector estima que en esta campaña los madrileños consumirán 6,43 millones de torrijas, pestiños y monas de Pascua, lo que supone un incremento del 2 % respecto al año anterior, según los datos de la Asociación de Empresarios Artesanos del sector de la Pastelería de Madrid (ASEMPAS).

Estos productos serán los protagonistas de los escaparates de los más de 3.000 establecimientos que, según los últimos datos del Colectivo Empresarial del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, se dedican al comercio al por menor de confites y pastelerías. Actualmente, el sector da empleo a más de 7.500 personas en la región.

Así lo ha destacado el viceconsejero de Economía y Competitividad, Javier Ruiz, durante la visita a la pastelería Cármine, ganadora del primer premio a la torrija tradicional del II Concurso ‘Las mejores torrijas de Madrid’, organizado por ASEMPAS y la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid (ACYRE MADRID). Las otras dos torrijas ganadoras en el certamen han sido las presentadas por Vait (en la categoría de torrija innovadora) y Viena Capellanes (en la categoría de torrija sin gluten).

La torrija, un dulce que se remonta al siglo XV

Aunque en los últimos años están cobrando protagonismo otros dulces propios de estas fechas como los pestiños (estos también de gran tradición) o las monas de Pascua, el dulce por excelencia de la Semana Santa madrileña es la torrija, que salió de los exclusivos fogones de conventos y palacios del siglo XV para introducirse en los hogares de todos los madrileños. Se aprovechaban y se reconvertían así los restos de pan que había por casa en un delicioso postre casero.

Actualmente, a las tradicionales humedecidas en leche o vino se han sumado otras variedades que convierten a la torrija en un postre con muchas posibilidades. De esta forma se pueden encontrar ya torrijas rellenas o cubiertas de diversas mermeladas, cremas o chocolates.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.