www.madridiario.es
Desperfectos en el Arco de la Victoria de Moncloa (archivo).
Ampliar
Desperfectos en el Arco de la Victoria de Moncloa (archivo). (Foto: Kjell Salters)

El Consorcio de Transportes reparará la escalinata del franquista Arco de la Victoria

domingo 12 de marzo de 2017, 12:00h
El Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid (CRTM) ha decidido reparar los escalones que dan acceso al Arco de la Victoria. El monumento, erigido para gloria del franquismo, presenta cierto deterioro en ese tramo.
El Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid destinará una partida presupuestaria para reparar la docena de escalones que dan acceso al Arco de la Victoria, en el distrito de Moncloa-Aravaca, en mal estado debido a actos vandálicos y la falta de conservación.

Según han informado fuentes del organismo regional, miembros del Consorcio han llevado a cabo una inspección ocular del Arco y han constatado la necesidad de una reparación de los escalones, algunos de los cuales tienen piezas arrancadas.

Respecto a la cuantía que supondrán estas mejoras, desde el Consorcio de Transportes han señalado que "no será excesiva" ya que los desperfectos no suponen obras de gran envergadura.

Será el Consorcio quien repare estos desperfectos ya que es dicho organismo quien ostenta la titularidad sobre el monumento. Ni la Junta de Moncloa ni la Universidad Complutense, con la que tiene un convenio el Consorcio, tienen competencia sobre ello.

A raíz de las obras de ampliación del intercambiador de transportes de Moncloa, la UCM firmó en 2006 un convenio con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, mediante el que las tareas de conservación del monumento recaían en la entidad dependiente de la Consejería de Transportes o, en su defecto, en la sociedad adjudicataria del concurso de gestión del intercambiador.

Un vestigio franquista

El Arco de la Victoria es obra de los arquitectos Modesto López Otero y Pascual Bravo Sanfeliú, en conmemoración de la victoria del ejército nacional sublevado en la Guerra Civil, durante la batalla de Madrid.

Los 40 metros de altura y sus ocho plantas fueron inaugurados en 1956. Está formado por muros de hormigón en masa con cuerpo central de hormigón, revestidos de granito.

Sus esculturas representan unas victorias aladas, obra de José Ortells López, en la clave del arco, y unas cuádrigas en la parte superior, obra de Ramón Arregui. Hay bajorrelieves neoclásicos en el friso que evocan las virtudes académicas, y militares. Tanto los frontispicios como los medallones llevan inscripciones relacionadas con los sucesos de la batalla de Madrid.

En 1987 se realizaron los últimos trabajos integrales de limpieza y restauración del arco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.