www.madridiario.es
La solicitud de créditos rápidos se disparó el pasado 2016
Ampliar
(Foto: BDI)

La solicitud de créditos rápidos se disparó el pasado 2016

viernes 24 de febrero de 2017, 14:17h

La financiación es imprescindible para que las distintas organizaciones que lo hayan visualizado organizativamente, puedan afrontar con garantías de éxito los planes de crecimiento que se propongan; como por ejemplo, la expansión a mercados del exterior, fuera de las fronteras de España, o la creación de nuevos productos que añadir al abanico de cada empresa determinada.

Cuando comenzó la Crisis Económica por el año 2008, los créditos empezaron a escasear, y hasta el pasado año, muchas de las pymes no han podido remontar, al restablecerse el flujo de crédito que les ha facilitado poder volver a potenciar las fortalezas de sus respectivos negocios o actividades. Pero no pasemos por alto que, si a alguien está afectando de forma tan severa el periodo de recesión económica, ha sido a multitud de familias que, se han visto en importantes dificultades para salir adelante.

Si bien esta tendencia tan nociva en la parcela económica global, parece haberse suavizado un tanto estas fechas más recientes, no puede afirmarse que los problemas hayan cesado. En absoluto. Es ahí cuando muchas familias siguen ejecutando maniobras para poder tener cierta liquidez a corto y medio plazo, que les permita vivir de forma más holgada, o resolver algún gasto no previsto previamente. Por eso, frecuentemente se recurre en el ámbito familiar a los microcréditos como los Préstamos Online YA, a fin de acometer alguna inversión próxima, o simplemente para afrontar el futuro con mejores perspectivas. Eso sí, harían mal en solicitar un crédito rápidoaquellos que no dispongan de solvencia necesaria para cumplir las condiciones que se exigen en lo referente a su contratación. Sería algo así como “pan para hoy y hambre para mañana”, y únicamente conseguiríamos retrasar el problema. Precisamente por ello, cada persona que tenga pensado solicitar un producto financiero de este tipo, debería informarse a rajatabla sobre todas y cada una de las condiciones que demandan, así como el tipo de préstamo que va a contratar, y algunas referencias de la empresa a la que va a solicitar la cantidad monetaria, a fin de comprobar si de verdad se trata de un ente solvente, fiable y con buena reputación en sus operaciones.

El desempleo sigue siendo uno de los principales quebraderos de cabeza para amplios espectros poblacionales de nuestro país, y no es para menos. Aunque en los últimos meses (como se comentó con anterioridad) la tendencia es algo favorable y esperanzadora, queda muchísimo que hacer al respecto. Nuestra capital, Madrid, no supone en absoluto una excepción. Si bien sus cifras de personal en paro no alcanzan por habitante las de otras zonas más deprimidas de nuestra geografía como Cádiz o Sevilla, en absoluto presentan índices para alardear de lo contrario. Un considerable desempleo sigue afectando a Madrid en la actualidad, según los datos relacionados que se pueden extraer del sector.

Viendo cómo evoluciona Internet, y el uso que le damos, que no para de ensanchar límites, no resulta extraño intuir que estos préstamos online se han convertido en uno de los métodos de financiación más eficaces (si no el que más) para aquellos particulares que pretenden obtener crédito al momento. Es irrefutable ya hoy día el afianzamiento de este producto de índole financiera como alternativa al tradicional crédito bancario para conseguir liquidez.