www.madridiario.es
Diego Sanchidrián y Fael García, socios de El Esconditeatro
Ampliar
Diego Sanchidrián y Fael García, socios de El Esconditeatro (Foto: MDO)

El Esconditeatro reaviva la escena alternativa de La Latina

viernes 30 de septiembre de 2016, 07:41h
Tras acometer una reforma del espacio, el Esconditeatro reabre sus puertas con una programación más amplia y con la idea de convertirse, de nuevo, en referente del teatro de pequeño formato en el barrio de la Latina. Como su propio nombre indica, esta sala se esconde en un pequeño rincón mágico y diferente en el que las historias dejan un profundo poso entre los espectadores.

En pleno centro de la ciudad, en el barrio de La Latina, en un primer piso, encima de una salón de recreativos, encontramos a Fael García y Diego Sanchidrián ultimando los detalles antes de la reapertura de la sala. Este espacio, convertido en el hogar de los microteatros, ha sabido sobrevivir en los últimos años a pesar de las dificultades de una situación de crisis insoportable para otras pequeñas salas que se quedaron a medio camino. Era necesario "adaptarse y ganar espacio", cuenta Fael. Hace unos meses decidieron acometer unas reformas en el local para poder ofrecer "algo más" al público fiel a su programación.

La manera tan singular de acceder a las dos salas, con capacidad para 21 personas sentadas cada una, y un espacio común donde tomar algo en la barra del bar, convierten a Esconditeatro es un lugar mágico donde se cuentan solo historias "que enamoran". "Buscamos historias que quieran contar algo y que no sean un mero chiste". Con este ideal surgió hace cuatro años esta sala, cuando el teatro alternativo se convertía en un tipo de escena exitosa a la que recurrieron muchos espacios, algunos ya desaparecidos a día de hoy. "Nos dejaron un espacio para ensayar un proyecto teatral y un actor nos dijo si seríamos capaces de crear una sala donde poder desarrollar nuestros proyectos. A los dos meses y medio abríamos la sala", recuerda Diego."Unos inicios duros", no lo niega, pero que supuso el comienzo de un proyecto creado con mucha pasión.

"Esto es algo más familiar, con esto no te haces rico, pero tienes que tratarlo con amor para que siga existiendo", confiesa Fael García, actor y director, que entra en escena en la nueva temporada de El Esconditeatro. Ya se había subido al escenario de esta pequeña sala hace unos años y ahora, que se convierte en socio, la apuesta se centra, en conseguir "calidad en la programación". "Cuando me preguntan qué prefiero, si que la sala vaya bien de público o que la programación sea buena, prefiero lo segundo", confiesa. Así de contundente se muestra Fael cuando pone su mirada en los próximos meses. "Es un trabajo a la larga, hay que ganar prestigio y luego viene lo demás".

Convencidos del éxito que continuará cosechando cada producción que puede verse en este espacio, ambos protagonistas se consideran fieles defensores del microteatro. "A mucha gente que ha venido a ver teatro en pequeño formato les ha encantado y después es cuando se animan a ver obras de larga duración". Este género teatral "hay que mimarlo y cuidarlo", asegura Diego. "Cualquiera que tiene un bar, pone unas mesitas y a eso le llama microteatro. Eso no es", denuncia Fael. El microteatro es mucho más. Tiene mucho de cinematográfico, explican los socios, por la combinación entre el teatro y el primer plano del cine. "Es increíble como lo vive el espectador: está viendo de cerca la emoción de los personajes".

Sin ayudas de ningún tipo, comienzan la nueva temporada este mes de octubre con una cartelera que contará con rostros desconocidos o ya consolidados, textos de autores veteranos y noveles. Con ilusión y pensando en proyectos de formación y alquiler de la sala para ensayos, El Esconditeatro reabre sus puertas con un lavado de cara y una nueva decoración que dará la bienvenida a las compañías y espectadores. Una nueva etapa que inaugurará 'El fin del mundo maya', una comedia romántica y apocalíptica en la que Fael da vida a uno de los protagonistas. Dos personajes se quedan encerrados cuando uno de ellos despide al otro de su trabajo. Un meteorito cae sobre la tierra y les quedan 15 minutos de vida. ¿Qué les pasará? La respuesta solo podrá encontrarla en esta pequeña sala de La Latina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.