www.madridiario.es
El éxito de la mensajería instantánea
Ampliar

El éxito de la mensajería instantánea

miércoles 14 de septiembre de 2016, 11:08h

Si echamos un vistazo atrás, nos vamos a encontrar con que el mundo de la tecnología ha cambiado de una manera radical. Un mundo que ha evolucionado mucho pero que tiene en el sector de la telefonía móvil un pequeño universo en el que el avance ha sido espectacular.

De hecho, a continuación, y a lo largo de estas líneas, vamos a ver cómo ha sido el progreso de este campo. Un progreso constante, y muy rápido que nos ha llevado a tener en nuestras manos pequeños ordenadores mucho más potentes que los grandes ordenadores que teníamos hace tan solo unas décadas.

Pero aún hay más. Y es que no solamente ha mejorado la telefonía móvil en sí misma sino que la manera que tenemos de comunicarnos ha cambiado. ¿Quieres ver cómo ha ido evolucionando este campo en los últimos 25 años?

El SMS. La avanzadilla del cambio

Seguramente a más de uno se le llenen los ojos de nostalgia cuando ve estas siglas. Pues bien, a pesar de que a día de hoy nos puede parecer un sistema rudimentario, lo cierto es que fue el precursor de todo lo que conocemos a día de hoy. Un sistema que, en esencia, nos permitía comunicarnos con otro terminal móvil a través de un mensaje de texto. Un mensaje que podía ser el que nosotros quisiéramos pero que tenían algunas limitaciones.

La primera de ellas era que en muchos casos dicho mensaje tenía que tener un determinado número de palabras. Algo que se fue solucionando con el paso del tiempo ya que había terminales que aceptaban un mensaje de tamaño indefinido ya que era capaz de fragmentarlo en varios. El problema, y eso todavía a día de hoy no se ha solucionado, es que es un servicio de pago. Cierto es que los precios han disminuido mucho pero sigue siendo totalmente de pago y eso, sobre todo en la actualidad, hace que no sea el más utilizado.

Llega Facebook y sus aplicaciones

Poco a poco, las personas que enviaban cientos de mensajes al mes sentían que necesitaban otra manera de comunicarse. Una manera que fuera mucho más dinámica y que no solamente fuesen palabras. Por eso llegaron las redes sociales. Unas redes sociales, entre las que destaca, como no podía ser de otro modo, Facebook, y que nos permitió dar un paso más allá.

Ahora ya no teníamos que echar mano de nuestros mensajes de texto ni teníamos que gastarnos dinero en ellos. Podíamos escribir cualquier cosa para que nuestros allegados lo viesen. Y lo mejor de todo es que podía estar aderezado con todo tipo de contenido multimedia por lo que todo era mucho más dinámico en todos los sentidos.

Sin embargo, todavía permanecía la necesidad de comunicarnos de una manera un poco más privada e individual. Es por ello por lo que surgió el nuevo Facebook messenger. Un Facebook messenger que nos permitía establecer una sesión de chat libre y gratuita con aquella o con aquellas personas que nosotros queríamos. Pero, ¿por qué teníamos que estar conectados a nuestro ordenador?

Problema y solución. Y es que desde las altas esferas de esta red social se pensó que tanto la red en sí misma como todas las aplicaciones que implicaba tenían que estar disponibles en su versión móvil. De este modo podíamos tener una versión mucho más mejorada de lo que eran los SMS. Algo gratis, sin límites de espacio y muy dinámico. El problema es que solo podías hablar con amigos tuyos y que contaban con, limitaciones a la hora de compartir contenido multimedia.

La revolución se llama Whatsapp

Así es. Estamos plenamente convencidos de que en el momento en el que estás leyendo estas líneas tienes tu whatsapp a mano. Y es que, esta es la mayor aplicación de mensajería online que existe en estos momentos. Es cierto que otras muchas empresas y aplicaciones han pretendido hacerle sombra de un modo u otro. Sin embargo no solo no lo han logrado sino que a día de hoy esta sigue aumentando en número de usuarios registrados.

Son muchas las ventajas que tiene y por las que nos tenemos que congratular. No solamente es totalmente gratuita sino que al mismo tiempo, y como consecuencia de las últimas mejoras que se han hecho, mantiene un cifrado muy bueno en las comunicaciones punto a punto. A esto hay que sumarle que se pueden crear grupos de modo que una buena cantidad de usuarios van a estar perfectamente conectados durante todo el día. Pero esto no es lo mejor ya que la cantidad de contenido multimedia que vamos a poder enviar es ilimitada. Ahora vamos a poder enviar todas las imágenes y vídeos que queramos. Y todo ello con la ventaja añadida de que incluso se pueden hacer llamadas de voz.

Algo que además ha roto las barreras móviles ya que de un tiempo a esta parte el web whatsapp está en muchos de los ordenadores del mundo. Una manera sencilla de tener a mano todos los contactos de nuestro teléfono sin tener que recurrir a él. Quizá por ello actualmente son muy pocas las personas las que piensan que van a poder desbancar a Whatsapp al menos dentro del corto plazo.

¿Qué nos depara el futuro?

Esta sí que es una de esas preguntas que parece estar destinada solo a aquellas personas que tienen muy buenos contactos. Y es que solo ellas serían las personas que podrían contar con lo que podemos denominar como información privilegiada. Sin embargo, nosotros, como usuarios lo que sí podemos hacer con total libertad es hacer conjeturas.

Es por ello por lo que desde nuestro humilde punto de vista pensamos que Whatsapp, al menos durante un buen número de años, va a ser el rey dentro de este tipo de aplicaciones. Y es que tiene una ventaja sobre el resto y es que no se han quedado quietos y siempre han seguido innovando. A nivel de mensajes, de contenido y de posibilidades. Y eso va a ser el factor diferencial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.