www.madridiario.es
El portal del nº12 de la calle Pedro Martínez (Archivo)
El portal del nº12 de la calle Pedro Martínez (Archivo) (Foto: MDO)

El presunto parricida de Carabanchel reconoce que cometió el crimen

martes 29 de marzo de 2016, 13:48h
Jorge Diego C., conocido como el 'Parricida de Carabanchel', ha admitido en el juicio que le quitó la vida a su hijo menor, un bebé de 19 meses, y que hirió al otro, de 5 años, aunque ha manifestado que nunca se le pasó por la cabeza hacerles daño.

"Soy culpable. Le quité la vida a mi hijo (menor) y agredí a mi otro hijo. Mis manos fueron las que cometieron esos delitos", ha aseverado con semblante tranquilo y frío al inicio de la vista, donde ha insistido en que iba bebido. Se enfrenta a una petición fiscal de 21 años de prisión por asesinato y otro en grado de tentativa. Y ha querido dejar claro lo siguiente: "En ningún momento se me pasó por la cabeza hacerles daño, yo jamás he querido lastimar a mis hijos premeditadamente porque los amo, porque con mis facultades mentales normales no seria capaz de hacerlo".

El acusado se ha considerado culpable y ha asumido la responsabilidad de los delitos pero ha dicho que "en su mente" no recuerda haber matado a su hijo. "Acepto el asesinato de mi hijo pero no recuerdo cómo", ha subrayado. "Fui yo quien quite la vida a mi hijo, eso lo asumo, aunque no lo recuerde", ha señalado el acusado, que ha admitido tener un lapsus en su mente por su "tratamiento psiquiátrico".

En este sentido, ha explicado que se bebió "entre 6 y ocho litronas de cerveza antes" y ese consumo de alcohol se juntó con que salió de fiesta la noche antes en la que también bebió mucho. Además ha reconocido que administró medicamentos a sus hijos. Por ello, ha mencionado no recordar nada de lo que sucedió. "Lo único que recuerdo es estar en la comisaría esposado de pies y manos", ha agregado.

El procesado, de 33 años y nacionalidad uruguaya, se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 21 años de prisión por un delito de asesinato y otro de asesinato en grado de tentativa, si bien la acusación particular reclama la pena máxima de 43 años de cárcel. El abogado defensor solicitará la libre absolución de su cliente, mientras que el fiscal quiere que cumpla la pena en un centro psiquiátrico. La abogada de la familia luchará en el juicio por que se le condene y cumpla la pena en un centro penitenciario.

Jorge Diego dejó una nota en la que justificaba los hechos "por el bien de los niños", detallaba que él no quería ser una carga para nadie y expresaba su deseo de dejar los ahorros que tenía en una cuenta bancaria a sus padres, por lo que daba a entender que quería suicidarse, lo que llegó a intentar en un par de ocasiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.