www.madridiario.es
Coche eléctrico enchufado a un punto de recarga.
Ampliar
Coche eléctrico enchufado a un punto de recarga. (Foto: Chema Barroso)

Los vecinos de Arroyo Culebro advierten del colapso de tráfico por la futura electrolinera

jueves 04 de agosto de 2022, 07:32h

El barrio de Arroyo Culebro, en Leganés, está configurado como una isla rodeada de carreteras. Más de 13.000 personas viven encajonadas entre la M-50, la M-406, la M-407 y la M-409 y en este enclave ha proyectado la Comunidad de Madrid la instalación de la mayor electrolinera de España, con 50 surtidores. El vecindario celebra la apuesta por la movilidad sostenible, pero rechaza que la infraestructura se ubique en una zona residencial. "Aumentará el tráfico y la calle que daría acceso ya se colapsa a diario a la hora de entrada y salida de los colegios", expone la Asociación de Vecinos Arroyo Culebro.

El consejero de Administración Local y Administración Pública, Carlos Izquierdo, anunció el pasado 23 de julio que el Gobierno madrileño había dado luz verde a la construcción de la electrolinera, un proyecto enfocado en "descarbonizar" la región. Este nuevo servicio ofrecerá 50 plazas de aparcamiento para el llenado simultáneo, todas ellas techadas con paneles solares "para conseguir la máxima eficiencia energética". La dotación se compondrá de 16 puestos de carga ultrarrápida, que recargan el 80 por ciento de la batería en menos de 15 minutos, y los otros 34 serán de tipo semirrápido.

Por su localización, apuntó el consejero, la electrolinera podrá dar servicio a 750.000 personas de los municipios de Leganés, Getafe, Fuenlabrada y Alcorcón, citó. "Está claro que todos esos coches a la vez no van a venir, pero es un reclamo para miles de vehículos de la zona sur de Madrid y otros miles de paso", apuntan los vecinos. Las calles del barrio, denuncian, no podrán absorber tal volumen de circulación sin que se generen atascos. Como alternativa, proponen que esta instalación se abra en la cercana Ciudad del Automóvil, a 400 metros del barrio, en un entorno industrial y no residencial.

Según explica la junta directiva de la asociación vecinal en un comunicado, las calles Móstoles y Parla, por las que se entraría a la electrolinera, presentan una habitual congestión de tráfico que se vería agravada. "El atasco se produce fundamentalmente por la doble fila de los vehículos de padres y madres que dejan a sus hijos en el colegio Antanes. Hasta vehículos de emergencia se han visto afectados", relatan.

Asimismo, los vecinos cuentan que esas mismas vías son utilizadas por miles de conductores como atajo para evitar las carreteras M-406, M-407 y M-409. "Aumentan el tráfico en diferentes momentos del día y además lo suelen hacer a una velocidad exagerada, poniendo en peligro a las personas", se quejan. Reconocen que la situación mejoró hace unos meses con la colocación por parte del Ayuntamiento de Leganés de badenes en la calle Móstoles, pero siguen reclamando al Consistorio que rige Santiago Llorente otras actuaciones como la creación de un carril bici para que los escolares pueden ir pedaleando al colegio.

La Consejería descarta molestias

Ante estas circunstancias, la portavoz de la AV Arroyo Culebro, Felisa González, incide en que la electrolinera "no es una necesidad del barrio", pues "muchas comunidades" de vecinos ya cuentan con puntos de recarga eléctrica en sus plazas de garaje. Desde el Consistorio de Leganés precisan que "es el Gobierno regional el que ha decidido la ubicación" de esta infraestructura. La parcela es propiedad de la Comunidad de Madrid, indican, y el Ayuntamiento "no tiene ninguna competencia sobre la instalación". "Únicamente debemos otorgar la licencia, que aún no ha sido solicitada" por parte del Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso, agregan fuentes municipales.

Desde la Consejería de Administración Local y Digitalización justifican la elección de este emplazamiento en que "la parcela está colindante con la estación de Cercanías -la de Parque Polvoranca- para facilitar el transporte multimodal". De esta forma, quienes lo deseen podrían dejar su vehículo recargando la batería mientras se mueven en transporte público.

Al mismo tiempo, desde el departamento que lidera Carlos Izquierdo señalan que este servicio "es para los vecinos de ese área de influencia, que ya circulan por ahí porque la recarga requiere cierto tiempo". Recuerdan, además, que una de las principales ventajas de los vehículos eléctricos "es que no generan ruido, según reconoce la Organización Mundial de la Salud, y, por lo tanto, no generarán molestias". "El objetivo es impulsar el vehículo eléctrico y, con ello, la reducción de emisiones, para lo que es necesaria la creación de puntos de recarga accesibles a todos", remarcan desde la Comunidad de Madrid.

Foto: Chema Barroso

Priorizar equipamientos públicos

La Asociación de Vecinos de Arroyo Culebro lamenta que representantes del Gobierno regional los visiten para anunciar este proyecto y no para avanzarles el desbloqueo de dotaciones públicas que demandan desde hace décadas. En concreto, inciden en la necesidad de ampliar el instituto público Rafael Frübheck de Burgos, donde "cientos y cientos de chavales sufren la falta de espacio". Tal como manifiesta Felisa González, en el centro se hace "encaje de bolillos" para sentar al alumnado. "Quitan la biblioteca o los laboratorios para que funcionen como aulas", cuenta.

También reclaman la construcción de un centro de salud, que sería el primero de la zona y evitaría largos paseos hasta el más próximo. Los terrenos donde se levantaría ya fueron cedidos a la Comunidad, pero las obras nunca comenzaron. "Estos servicios públicos sí afectan directamente a la mayoría de los 13.000 vecinos, no como la electrolinera", subrayan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios