www.madridiario.es
    19 de enero de 2021

presos

Sesenta personas, entre el colectivo de presos taiwaneses y el resto de reclusos del módulo joven de la cárcel de Aranjuez, han sido partícipes de una pelea en la que han resultado heridos varios presos.

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, junto con el Grupo de Información de la Comandancia de Palencia, han detenido a un interno del Centro Penitenciario de Valdemoro, que había comunicado en reiteradas ocasiones la existencia de una trama terrorista en curso para la comisión de un atentado de gran magnitud en España.

Son varios los presos que ayudan a los funcionarios de la prisión de Soto del Real a controlar y servir de apoyo al presunto pederasta Antonio Ortiz, sometido a un seguimiento especial desde que ingresó en el centro. Son los conocidos en prisión como ordenanzas, un destino dentro de los muchos en los que pueden trabajar los internos pero al que sólo acceden los que son de la entera confianza de los funcionarios.

El colectivo de presos de EPPK (Colectivo de Presos Políticos de Euskadi) reconoce en un comunicado el "sufrimiento y daño multilateral generados" como consecuencia del conflicto y se muestran dispuestos a estudiar la posibilidad de que el proceso de "vuelta a casa se efectúe de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en un tiempo prudencial". El Gobierno vasco considera positivo este pronunciamiento pero cree que se debe traducir en hechos.

Inés del Río Prada, la etarra que ha llevado hasta el Tribunal de Estrasburgo la 'doctrina Parot', es una sanguinaria etarra del 'comando Madrid' que fue condenada en España a 3.828 años de prisión por un total de 24 asesinatos cometidos durante su participación en atentados tan cruentos como el de la plaza de República Dominicana de Madrid en el que fallecieron 12 guardias civiles. Con esta sentencia afectará también a otros etarras, miembros del GRAPO, violadores y asesinos.
  • 1