www.madridiario.es
    13 de noviembre de 2019

Mancomunidad del Noroeste

La Mancomunidad del Noroeste aprobó el lunes la ampliación del vertedero de Colmenar Viejo en una ajustada votación. El alcalde de la localidad llevará a la Fiscalía esta decisión y denunciará a la propia Mancomunidad por plantear un quinto vaso en las instalaciones en lugar instalar una planta de tratamiento de residuos.

La Asamblea de la Mancomunidad del Noroeste de Madrid aprobó este viernes la paralización de la ampliación del vertedero de Colmenar Viejo para diseñar una nueva estrategia que permita la gestión sostenible de los RSU que recibe.

La nueva Estrategia de Residuos de la Comunidad contempla el cierre de tres vertederos, que serán sustituidos por plantas de tratamiento de residuos. Las mismas serán financiadas hasta en un 50 por ciento por el Gobierno autonómico, que defiende optar por "alternativas diferentes a la incineración" en la eliminación de los residuos.

Trece municipios de la sierra están en alerta y han plasmado negro sobre blanco su postura ante la nueva estrategia de tratamiento de residuos que debe elaborar el Ejecutivo de Cristina Cifuentes para los próximos siete años. Frente al "retraso" del que a su juicio adolece la región en materia de reciclaje, con un vertedero que se colmatará en dos años y Europa presionando, el Noroeste se niega a que los terrenos que tiene la Mancomunidad en Colmenar Viejo acojan una incineradora y proponen alternativas 'verdes'.
  • 1