www.madridiario.es
    23 de noviembre de 2019

Casado

Casado arropa en Madrid Río a sus candidatos Ayuso y Almeida, "los mejores" para que la Comunidad y el Ayuntamiento vuelvan a ser "el rompeolas" de la "fórmula letal de la izquierda". Ayuso reivindica a todos sus antecesores (Aguirre, Cifuentes y Ruiz-Gallardón) menos a Garrido, y Almeida promete al resto de candidatos de los otros 178 municipios de la región no convertir la capital en "una aldea gala" en un mitin que solo levantó al público con la intervención del presidente y su aplauso a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

La celebración del Dos de Mayo en la Comunidad de Madrid ha transcurrido de manera festiva, pero también ha habido tiempo para la reivindicaciones políticas. Unas, en forma de ausencia, como la de Isa Serra (Unidas Podemos) que eludió la posible foto con Carmena y Errejón (Más Madrid). Otras, en forma de gestos, como el que tuvo Casado con Garrido al no saludarle. Y las terceras, dando comienzo a la campaña del 26-M posicionándose en el centro o "en la derecha radical", imponiendo vetos o lanzando propuestas.

Tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Pablo Casado ha vuelto a referirse a los pésimos resultados de las elecciones generales, y ha anunciado un cambio de estrategia que pasa por dar la batalla contra Vox y Ciudadanos, así como por recuperar el espacio y discurso de centro derecha, aunque asegura que el PP nunca se ha movido de ahí. Casado se ha referido a Vox por primera vez como "extrema derecha" mientras que ha situado a Cs en el "centro izquierda, un partido socialdemócrata, disfrazado de liberal", y les ha afeado "que celebren su derrota y que Sánchez siga como presidente de España".

Pedro Sánchez repetirá como presidente del Gobierno, a tenor de los resultados de las elecciones generales de este 28 de abril que, con el 99% de los votos escrutados, deja al PSOE con una clara mayoría de 123 escaños. Aun así, no es suficiente para poder gobernar en solitario y el líder socialista tendrá que pactar. Su líder natural es Pablo Iglesias, que mantiene la cuarta posición con 42 escaños (la suma de los 35 de Podemos-IU-Equo los 7 de Guanyem). Ambos necesitarían sumar a otras formaciones como los independentistas de ERC (15), Junts (7), PNV (6), Bildu (4) o Compromís (1). La otra opción es que Albert Rivera levante su veto: PSOE y Ciudadanos, con 57 escaños, sí alcanzarían la mayoría absoluta marcada en 176 diputados. Vox, que no ha llegado a su techo esperado, irrumpe en el Congreso como quinta fuerza con 24 escaños. El gran perdedor de estos comicios es el nuevo PP de Pablo Casado que, tras "rearmar ideológicamente" el partido, ha perdido casi la mitad de los escaños de 2016 (pasa de 137 a solo 66) y obtiene el peor resultado de su historia.

  • 1