www.madridiario.es
    27 de noviembre de 2021

Ayuntamiento de Griñón

Los 220.000 musulmanes que, según el Centro Cultural Islámico de Madrid (Mezquita de la M-30), residen en la Comunidad se han quedado sin lugar donde enterrar a sus muertos. El único cementerio musulmán de la región, situado en el municipio de Griñón, fue cerrado la semana pasada porque "no cumplía con la normativa mortuoria". Los musulmanes reclaman su reapertura urgente y denuncian que ya hay siete cadáveres en cámaras frigoríficas esperando a ser enterrados.
  • 1