www.madridiario.es
Furgonetas del Servicio Posventa de Ros Roca en Pinto
Ampliar
Furgonetas del Servicio Posventa de Ros Roca en Pinto (Foto: Ros Roca)

Ros Roca se afianza en la región con su centro de Servicio Posventa en Pinto

Por Fernando Rodríguez
lunes 22 de noviembre de 2021, 13:50h

Desde que Ros Roca abriese sus puertas en 1953 como una pequeña empresa familiar dedicada a la compraventa de madera para el sector agrícola, la compañía ha experimentado un crecimiento exponencial. Tanto es así que, en la actualidad, Ros Roca ha pasado a ser considerada una filial clave del Grupo Terberg RosRoca por su especialización en la fabricación de soluciones para la gestión de residuos.

Labores clave para el cuidado de nuestras ciudades y, por ende, para el bienestar de la sociedad, tales como la recogida de basuras, el lavado de los contenedores de residuos o la limpieza de las calles, son posibles gracias a la actividad de una empresa que, en todos sus centros, cuenta ya con más de 350 empleados. Un salto cualitativo y cuantitativo que ha permitido su expansión por todo el mundo.

Apoyada en valores como la innovación y la sostenibilidad, Ros Roca se ha convertido en una sociedad de referencia en el sector, también a nivel regional. Desde principios del año 2000, ha alcanzado acuerdos con talleres de la zona centro del país para dar servicio a sus clientes. Además, en abril de 2018, Ros Roca incorporó a su plantilla a dos técnicos con furgoneta-taller para atender y mejorar las necesidades de los clientes. El punto de inflexión, no obstante, llegaría el 17 de septiembre de 2018, cuando la compañía inauguró su centro de Servicio Posventa en Pinto, ubicado en la calle Arroyo Culebro número 1.

Con una plantilla de hasta 11 trabajadores fijos, apoyados en épocas de gran volumen de trabajo por técnicos procedentes de otros Centros de Servicio Posventa de Ros Roca, seis furgonetas en permanente circulación y unas instalaciones de más de 2.000 metros cuadrados con dos puentes grúa (giratorio y fijo), columnas elevadoras, consolas de diagnosis, zona taller, almacén de recambios y oficinas, en Pinto se llevan a cabo todos los trabajos de reparación y mantenimiento que las unidades de sus clientes requieren.

“La palabra que nos definiría es servicio”, explica a Madridiario el director de Posventa de la sociedad, Jaume Boldú. “Nuestra prioridad es brindar a los clientes una prestación que es básica. Nos comprometemos con que obtengan el servicio que esperan y se merecen después de adquirir nuestros productos y durante toda la vida útil del mismo. Todo ello con la garantía que da la marca Ros Roca en todos los sentidos”, añade.

"Nos define la palabra servicio"

La actividad de la empresa incluye las labores de mantenimiento de las unidades y todo tipo de reparaciones, desde calderería (replanchado de cajas y tolvas y trabajos de soldadura), hasta mecánicas (cambio de componentes y ajustes), pasando por hidráulicas (bombas oleo hidráulicas, bloques hidráulicos y cilindros) y electrónicas (instalaciones eléctricas y verificación del funcionamiento de los componentes electrónicos). También las revisiones, la puesta a punto y la entrega de las unidades y el servicio de venta y suministro de recambios.

Entre las principales demandas que recibe el centro destacan especialmente el diagnóstico y la reparación de averías en las propias instalaciones de los clientes. “Aunque atendemos todo tipo de solicitudes por parte de nuestros compradores, la detección, el diagnóstico y la posterior reparación de las averías son las más habituales. La mayoría de nuestros clientes, además, prefieren y agradecen que nuestros técnicos se desplacen a sus instalaciones para realizar los mantenimientos y las reparaciones, lo que implica una gran capacidad de adaptación y movilidad por nuestra parte”, reconoce Boldú a este digital.

"Nuestra prioridad es el cliente"

El gran desarrollo tecnológico que ha experimentado el sector en los últimos años provoca que en la actualidad sea más importante que nunca apostar por la formación continua de los empleados. “Puesto que los productos son cada día más complejos técnicamente, es necesaria una buena formación y conocimiento técnico para reparar las averías que puedan darse. La formación continuada que reciben nuestros técnicos nos permite actuar de una manera eficaz en cada situación”, concluye.

Con el objetivo de adaptarse a las nuevas circunstancias provocadas por la pandemia del coronavirus, Ros Roca ha desarrollado un minucioso protocolo de seguridad que incluye múltiples procesos de higienización y desinfección, así como controles de temperatura diarios, uso de equipos de protección y medidas de distanciamiento social.

Para obtener más información acerca de la labor que realiza Ros Roca, ya sea en su centro de Servicio Posventa en Pinto o en cualquiera de sus instalaciones, es posible consultar su web. La empresa también pone a total disposición del público su teléfono de contacto (+34 919 914 588) y su correo electrónico ([email protected]) a nivel regional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios